Coronavirus  ●  Estados Unidos  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Estamos listos para trabajar con Biden’: embajador Santos

Estamos listos para trabajar con Biden’: embajador Santos

Francisco Santos dice que el narcotráfico y el caso de Venezuela seguirán en la agenda.

Aunque habrá nuevo énfasis en algunos frentes, el Gobierno colombiano no ve grandes cambios en la relación bilateral entre Estados Unidos y Colombia ahora que ha llegado la era del demócrata Joe Biden en la Casa Blanca.

En entrevista con EL TIEMPO, el embajador en Washington, Francisco Santos, dice que Biden, entre otras cosas, seguirá apoyando la lucha contra el narcotráfico y la resolución de la crisis en Venezuela.

Espera, eso sí, que se resalte la agenda de derechos humanos, pero sin que eso sea un obstáculo para una sociedad que lleva 30 años bien afinada y que ha atravesado por gobiernos demócratas y republicanos.

Santos, además, sostiene que son los políticos colombianos que tildaron a Biden de ser un castrochavista los que tendrán que responder ante los demócratas, y no el gobierno del presidente Iván Duque, que nunca abandonó el enfoque bipartidista.

¿Qué lectura le dio usted al resultado de las elecciones presidenciales de Estados Unidos en las que se impuso el demócrata Joe Biden?
Los estadounidenses tomaron una decisión, y para el Gobierno colombiano es una decisión independiente que nosotros respetamos. Y así como hemos trabajado con administraciones demócratas, y luego con republicanos, ahora estamos listos para trabajar con una demócrata. Para Colombia no hay un gran cambio con un partido o con otro porque desde hace 30 años hemos manejado la relación de una manera bipartidista.

Pero ¿qué cree que puede esperar Colombia de una administración demócrata de Joe Biden?
Ellos son conscientes del tema del narcotráfico y tienen claro los problemas. También el de Venezuela. Hay que esperar a ver a quiénes nombran en el gabinete para poder comenzar a trabajar con ellos. Pero en el Congreso, que es donde hemos preservado esa relación bipartidista en la que hacemos énfasis, los intereses de EE. UU. y de Colombia son afines. No creo que eso vaya a cambiar. Puede haber algo de sensibilidad frente a temas laborales, pero nosotros en eso llevamos años trabajando con ellos, desde que se aprobó el tratado de libre comercio.

También en temas de derechos humanos, pero el Gobierno no esconde absolutamente nada y responderemos a los cuestionamientos que puedan darse o a las preguntas que surjan. Puede que cambie el acento, pero es algo con lo que ya hemos trabajado antes y es nuestra vocación como gobierno democrático.

Pero sobre el narcotráfico, que es prioridad para su gobierno, podría haber ajustes. Hay voces en este partido, por ejemplo, que se oponen a la fumigación. ¿Qué se puede esperar?
Hay voces, claro. Como las hay en Colombia. Pero yo no creo que cambien las políticas. De hecho, lo que hemos pensado con el plan Colombia Crece (que se hizo con la administración de Trump) se adapta más a lo que los demócratas quieren, que es transformar esas zonas de narcotráfico en zonas agrícolas productivas de comercio internacional. Esperamos que eso se mantenga. Pero usted sabe que esta relación con el Plan Colombia vale y va a tener su dimensión en el gobierno Biden.

¿Cree que ellos harán más énfasis en la implementación de los acuerdos de paz? Como usted sabe, Biden respaldó las negociaciones cuando era vicepresidente de Barack Obama y este es un tema que probablemente seguirán más de cerca...
Independientemente de si hay o no más énfasis, es un tema en el que tenemos muchas cosas que mostrar. Acá eso dio para críticas, pero no estaban basadas en la realidad.

A mí no me preocupa que nos hagan preguntas en las políticas de paz, pues se ha hecho mucho en ese frente. Al contrario, una administración demócrata probablemente entenderá muy bien las complejidades que esto tiene, apreciará los logros y probablemente podremos trabajar juntos en resolver las dificultades, que son muchas, y que nacen todas de las 200.000 hectáreas de coca que nos dejó el gobierno de Juan Manuel Santos. Ese sí es el peor enemigo del proceso de paz.

Es claro que hubo malestar de los demócratas por los ataques que le lanzaron durante la campaña miembros de su partido, el Centro Democrático, al presidente electo Biden. ¿Cree que eso afectará la relación con su administración?
Lo único que le puedo decir es que les pregunte a los miembros del Centro Democrático. Ellos son parlamentarios y tienen sus maneras de hacer las cosas. Y ellos tienen que responder. El Gobierno en eso ha sido clarísimo y lo manejamos de manera impecable.

El Presidente ha sido totalmente bipartidista desde el 7 de agosto hasta hoy. Y eso no ha cambiado. Ellos no han oído de nosotros absolutamente nada que no sea la importancia de hacer todo de una manera bipartidista y bicameral.

Pero el ambiente sí es tenso. En estas elecciones, los demócratas perdieron dos curules ante el Congreso en el sur de la Florida y ellos le atribuyen eso al voto de esos colombianos. ¿No cree que les pasarán la factura? ¿Qué piensa decir cuando le pregunten?
Me van a preguntar de todo, pero lo que les voy a contestar es que les pregunten a los parlamentarios. Eso es algo que deben trabajar entre ellos, que son congresistas. O que hable el Departamento de Estado con estos congresistas y les pidan claridad, porque fueron ellos los que hicieron eso y no el Gobierno, y son ellos los que tienen que dar la cara.

Cuando hablé de este tema con Dan Restrepo (exasesor de Seguridad Nacional que criticó la intromisión en la política de EE. UU.) le dije eso exactamente. Que les pregunte a ellos. A mí que me mencionen un solo tema en el que yo no haya manejado esto de manera bipartidista. No hay uno solo. Estoy totalmente tranquilo.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino