Estados Unidos anuncia nuevas sanciones contra Cuba mientras la ONU vuelve a condenar el embargo

Estados Unidos anuncia nuevas sanciones contra Cuba mientras la ONU vuelve a condenar el embargo

La Habana volvió a recibir en la Asamblea de Naciones Unidas un apoyo casi unánime a su llamamiento anual para que Washington, que empieza a hablar de una 'troika de la tiranía', ponga fin al embargo sobre la isla.

La Habana volvió a recibir en la Asamblea de Naciones Unidas un apoyo casi unánime a su llamamiento anual para que Washington, que empieza a hablar de una 'troika de la tiranía', ponga fin al embargo sobre la isla.

Estados Unidos volvió a votar este jueves (01.11.2018) contra la resolución de la Asamblea General de la ONU que condena el embargo a Cuba, respaldada por el resto de los 193 estados miembro con la excepción además de Israel. De hecho, el consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, aseguró hoy que las sanciones contra lo que ya se ha bautizado en Washington como la 'troika de la tiranía' (Cuba, Venezuela y Nicaragua) no cesarán, sino que, por el contrario, "aumentarán".

"Estados Unidos va a tomar acciones directas contra estos tres regímenes para defender el imperio de la ley, la libertad y la decencia humana en nuestra región", aseguró el funcionario en un discurso aplaudido por más de 300 invitados en la histórica Torre de la Libertad en Miami. Bolton no concretó las medidas contra Cuba, aunque adelantó que afectarán a "otras 12 compañías cubanas vinculadas a los militares y los servicios de inteligencia de ese país".

Nauert podrá ser la sustituta de Nikki Haley en la ONU

"Los que apoyan esta resolución cada año están equivocados", dijo la embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, Nikki Haley. "Nuestra razón para el embargo es y será siempre que Cuba le niega a sus ciudadanos la libertad y los derechos básicos fundamentales", añadió Haley, para la que la el presidente Donald Trump ha encontrado sustituta en el cargo en la actual portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, aunque dijo que la decisión definitiva se tomará la semana que viene.

En 2016, el presidente Barack Obama dio un vuelco en la tradicional votación al abstenerse. La histórica decisión se dio después de que Estados Unidos retomara las relaciones con el Gobierno de Raúl Castro después de más de 50 años. Desde que asumió en 2017, Donald Trump impulsó un distanciamiento y revertió algunas de las medidas para aliviar el embargo impuestas por su antecesor. El embargo sólo puede ser levantado por el Congreso estadounidense.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, volvió a exigir el levantamiento del embargo, que aseguró deja pérdidas por 933.678 millones de dólares y se presenta como el "principal obstáculo para el desarrollo del país". Los medios estatales cubanos, que siguieron en vivo los debates y la votación en Nueva York, hablaron de "un divorcio de Donald Trump con el mundo".

Enmiendas estadounidenses

Desde 1992, Cuba presenta anualmente en la ONU un proyecto de resolución que insta a poner fin al embargo que Estados Unidos le impuso en 1960, tras el triunfo de la Revolución de Fidel Castro, y que profundizó en los años 90. El apoyo a esa resolución ha ido creciendo con el paso de los años hasta ser casi unánime. En esta ocasión, la gran novedad fue un intento del Gobierno de Estados Unidos para añadir varias enmiendas al documento, en las que se denunciaba la situación de las libertades y los Derechos Humanos en Cuba.

"Este año, se les pedirá que voten no solo sobre el embargo estadounidense. Se les pedirá que voten también sobre los presos políticos en Cuba. Se les pedirá que voten sobre la falta de libertad de expresión en Cuba. Se les pedirá que voten sobre la opresión de los trabajadores en Cuba", había dicho la embajadora todavía embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley. Una tras otra, las enmiendas estadounidenses fueron rechazadas con más de 100 votos en contra, alrededor de 65 abstenciones y los únicos votos positivos de Ucrania, Israel y el propio Estados Unidos.

Para Cuba, mientras tanto, las enmiendas estadounidenses tenían como único objetivo distraer del pronunciamiento en contra del embargo y crear confusión. Según el canciller cubano, Bruno Rodríguez, el movimiento era un "artimaña deshonesta" por parte de un Gobierno que "no tiene la menor autoridad moral para criticar a Cuba ni a nadie en materia de Derechos Humanos".

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino