Escocia, Gales e Irlanda del Norte se rebelan contra Boris Johnson y llaman a "quedarse en casa"

Escocia, Gales e Irlanda del Norte se rebelan contra Boris Johnson y llaman a "quedarse en casa"

Los líderes de los tres territorios culpan al Gobierno de falta de comunicación, compromiso y colaboración a la hora de determinar al estrategia de salida para la pandemia.

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, se ha rebelado contra el plan del primer ministro británico, Boris Johnson, para relajar el confinamiento del coronavirus y ha urgido a los escoceses a que se queden en casa. "Los mensaje confusos significan que más gente puede morir innecesariamente", advirtió Sturgeon, que se ha negado a aceptar el nuevo lema de 'Stay Alert' ('Estad en alerta') introducido por el Gobierno británico esta semana.

Reino Unido ha elevado hoy la cifra de fallecidos hasta 32.065, tras registrar 210 nuevas muertes, informó el Ministerio británico de Sanidad.

"Como líderes, tenemos el deber de dar claridad a la gente y no confundirla", declaró la líder independentista escocesa, en una crítica directa al mensaje a la nación de Johnson en la tarde de ayer, que ha dejado a los británicos en un estado de confusión general ante las nuevas normas.

Escocia ha hecho causa común con los gobiernos autónomos de Irlanda del Norte y de Gales, que también han decidido plantar cara al 'premier'. "Sabemos que es duro, pero, por favor, quedaos en casa", fue el mensaje que el Gobierno de Gales difundió por redes sociales en un clip de 15 segundos. El ministro principal de Gales, Mark Drakeford, instó luego a los galeses a escuchar al Gobierno local y advirtió que la comunicación con Londres está marcada por "los tropiezos y retrocesos".

FALTA DE COMUNICACIÓN DE LONDRES
En Irlanda del Norte, el mensaje oficial insistió en el "mantenimiento" de la cuarentena. La ministra principal, Arlene Foster, acusó también implícitamente a Johnson de falta de claridad y recalcó que "es importante hacer lo que se debe hacer en cada región de Reino Unido".

Los tres líderes culparon al Gobierno de falta de comunicación, compromiso y colaboración a la hora de determinar al estrategia de salida para la pandemia, que se ha cobrado 31.885 víctimas mortales hasta la fecha. Y los tres pidieron a Johnson que limite su cambio de mensaje a Inglaterra.

La alocución del 'premier' fue de hecho grabada con anterioridad al gabinete de emergencia Cobra celebrado el mismo domingo y en que los líderes regionales tuvieron por primera vez acceso a la información sobre los planes del Gobierno.

"Este no es el momento para levantar simplemente el confinamiento, sino en todo caso de dar los primeros pasos", dijo Johnson, que acto seguido incitó sin embargo "activamente" a que volvieran al trabajo los que no puedan hacerlo desde casa y anunció que los británicos disfrutarán a partir del miércoles de "tiempo ilimitado" para hacer ejercicio a cielo abierto, con la reapertura de los campos de tenis y de golf.

AVALANCHA DE VIAJEROS EN EL METRO
El tráfico rodado volvió a dispararse el lunes a los niveles más altos en las seis últimas semanas, mientras el metro londinense recibió una avalancha de viajeros en horas punta, ante la confusión sobre el uso del transporte público. La introducción de sus sistema de números y colores, similar la alerta aniterrorista, ha servido para complicar aún más la percepción del mensaje.

En otro de los puntos más criticados, Johnson anticipó que algunas escuelas de primarias podrán reabrir a partir del 1 de junio, la fecha fijada también para la reapertura de las tiendas no esenciales. Los restaurantes y cafés seguirán cerrados hasta el 1 de julio, aunque podrán seguir sirviendo comida para llevar.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino