Escándalo de mascarillas en Alemania: un diputado del partido de Merkel deja su escaño por aceptar comisiones

Escándalo de mascarillas en Alemania: un diputado del partido de Merkel deja su escaño por aceptar comisiones

Nikolas Löbel, de la Unión Cristiano Demócrata (CDU), confiesa haber recibido 250.000 euros por intermediar en contratos entre proveedores

Alemania ya tiene su escándalo de las mascarillas. El protagonista es Nikolas Löbel, un diputado federal por la gobernante Unión Cristiano Demócrata (CDU), que recurrió a sus contactos para proponer una empresa que suministraba mascarillas y embolsarse después una comisión de hasta 250.000 euros.

"Para evitar más daños a mi partido, renuncio a mi mandato en el Bundestag (Cámara Baja del Parlamento alemán) con efecto inmediato", ha declarado el diputado, cediendo así a la presión de su propio grupo parlamentario. Lo dejó claro el jefe de la bancada conservadora, Ralph Brinkhaus, para quien "la obtención de beneficios económicos por parte de diputados por la intermediación en el suministro de equipos de protección médica en el contexto de la respuesta a la pandemia choca con nuestra total incomprensión y la condenamos enérgicamente".

El asunto de los dudosos negocios con las mascarillas había puesto en aprietos al partido conservador en el suroeste alemán, a una semana de las elecciones regionales en los estados federados de Renania-Palatinado y Baden-Wurtemberg. Prueba de la importancia que tiene para la CDU esos comicios, que servirán de termómetro al nuevo presidente federal, Armin Lachet, es la renuncia anticipada de Löbel.

El diputado, de 34 años, había anunciado inicialmente que renunciaría a su escaño en el Bundestag a finales de agosto y que no se presentaría como candidato en las próximas elecciones, como estaba previsto.

El escándalo de las mascarillas que involucraba a Löbel saltó hace unas semanas, cuando la Fiscalía solicitó al Bundestag que levantara la inmunidad del político en el marco de una investigación sobre la venta irregular de mascarillas y material sanitario. Löbel fue llamado a declarar por la comisión parlamentaria encargada de esos asuntos y, ante el material entregado por la Fiscalía, confirmó su implicación en esos negocios.

Según el informe, una empresa dirigida por él había cobrado una comisión de unos 250.000 euros por intermediar en contratos entre un proveedor de Baden-Wurtemberg y dos empresas privadas de Heidelberg y Mannheim.

Y todo indica que no ha sido el único caso. Otro diputado de la coalición de Gobierno hizo saber el viernes a través de su abogado que tampoco se presentará a la reelección, tras haberse iniciado investigaciones en su contra por presunta corrupción en otra operación de venta de mascarillas. El diputado involucrado en esta ocasión es Georg Nüsslein, del partido bávaro Unión Social Cristiana (CSU).

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino