En Ypané, se perderán miles de plantas de frutilla y tomate

En Ypané, se perderán miles de plantas de frutilla y tomate

El factor climático y la falta de ayuda técnica de parte del MAG causan estragos en cultivos de tomate y frutilla en Ypané. Según estiman, este año se perderán unas 30.000 plantas de frutilla y 7.000 de tomates. Varios de los agricultores ya figuran en Informconf por deudas impagas con el CAH.

YPANÉ (Higinio R. Ruiz Díaz, corresponsal). Las constantes lluvias y la casi nula asistencia de técnicos de la mencionada cartera de estado a agricultores de esta localidad empiezan a generar de nuevo grandes pérdidas económicas a productores de tomate y frutilla.

A esta altura del año los productores ya dan por hecho la pérdida de casi 7.000 plantas de tomate, que ya deberían estar para la cosecha, y 30.000 plantines de frutilla, que no podrán crecer por la lluvia permanente.

Los productores del sector indicaron que desde el año pasado trabajan a pérdida y que ni siquiera pueden pagar sus cuentas con el Crédito Agrícola de Habilitación (CAH), y que algunos ya figuran en Informconf.

“Estamos pasando un momento muy difícil nuevamente, y por segundo año consecutivo vamos a tener enormes pérdidas en nuestros cultivos y lastimosamente no tenemos el apoyo de las autoridades del MAG”, contó el presidente del comité de agricultores Agosto Poty, Pablo Pereira, añadiendo que en los 7.000 plantas de tomate se invirtieron unos G. 28 millones y que con un poco de suerte podrán sacar apenas G. 10 millones en las actuales condiciones. La pérdida, solo en este rubro, rondará los G. 18 millones.

Explicó que de cada planta esperaban cosechar unos 4 kilos, pero hoy solo podrían llegar a un kilo, porque las frutas están picadas y otras no crecieron debidamente, y a causa de las lluvias periódicas ni siquiera pueden fumigar para proteger las plantas de las plagas. Al factor climático se suma la falta de una asistencia periódica de parte de técnicos del Ministerio de Agricultura. Y por ejemplo, las medias sombras que les hicieron en el 2015, a través de una empresa del seccionalero Víctor Molas, ya están rotas e inservibles. “Las medias sombras que teníamos sobre unas 10.000 plantas de frutillas se encuentran inservibles y las lluvias golpean el cultivo y también vamos a perder eso. Pediremos al CAH la exoneración de la cuenta, que orilla los G. 70 millones”, adelantó Pereira.

Advirtió que si no se buscan soluciones adecuadas para los pequeños productores se perderán estos rubros y aumentará el contrabando.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino