En riesgo 150 mil toneladas de carga en barcazas varadas

En riesgo 150 mil toneladas de carga en barcazas varadas

Debido a cinco pasos críticos de navegación, 150 mil toneladas de productos en barcazas cargadas en la zona del Alto Paraná, donde operan 11 terminales graneleras y de combustible seriamente afectadas por el nivel de navegación debajo de la represa de Yacyretá, coloca en riesgo de echarse a perder la carga.

Directivos de la Cámara Paraguaya de Terminales y Puertos Privados (Caterpa) informaron de la situación ayer al canciller nacional, Antonio Rivas Palacios, a quien pidieron que a través de la Comisión Mixta Paraguayo Argentina del Río Paraná se canalice el pedido de elevar compuertas de la hidroeléctrica Yacyretá para liberar agua y elevar el nivel del río.

Además de solicitar lo mismo a Itaipú. De este modo se aseguraría el nivel adecuado del río para la navegabilidad.

“Hoy hay una 150 mil toneladas de productos flotando en barcazas que están cargadas a 7 pies y que no pueden pasar los pasos críticos”. Se trata de unos 45 millones de dólares en productos que están flotando con dos riesgos enormes, explicó Ricardo Dos Santos, presidente de Caterpa.

Uno es que con el correr del tiempo, los productos se echen a perder; otro, que el país deje de ingresar 45 millones de dólares, porque las empresas paraguayas no pudieron hacer llegar la carga la Nueva Palmira (Montevideo).

Dos Santos explicó que con una liberación de agua por parte de las dos hidroeléctricas, las barcazas podrían seguir su curso, aunque también se debe coordinar las tareas de mantenimiento a través de la Comit, particularmente en los cinco pasos críticos que se encuentran en la zona del Alto Paraná.

Todas estas acciones deberán tomarse a más tardar en el curso de la semana. “Cada hora que pasa son horas que la mercadería almacenada en barcazas está expuesta a riesgo”, advirtió el empresario.

Otros integrantes de la comitiva que acudió a la Cancillería resaltó que también hay productos que aún no fueron embarcados y que deben salir pronto.

Sumó además la inminencia de la nueva campaña agrícola. “Se está empezando a sembrar”, dijo, por lo tanto, en febrero-marzo se tiene que tener condiciones óptimas de navegación. Además, que los compradores aplican penalizaciones económicas en los contratos y existe el riesgo de que, dada la situación, contraten en otro lugar.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino