En Japón destacan el “desaire” de Chile a China en la elección de la ruta para el Cable Transoceánico

En Japón destacan el “desaire” de Chile a China en la elección de la ruta para el Cable Transoceánico

18:14 - Según destacó la publicación especializada Nikkei Asia Review, la decisión chilena se produce en medio de una campaña de presión de Estados Unidos para mantener a China fuera de los proyectos mundiales de telecomunicaciones.

Como un “desaire” a China y un “duro golpe para Huawei y el sector de telecomunicaciones” del gigante asiático interpretaron en Japón la decisión del Gobierno chileno de escoger la ruta para implementar el Cable Transoceánico a través de Nueva Zelanda y hasta Australia.

Según informó la publicación especializada Nikkei Asia Review, “Chile eligió la ruta propuesta por Japón” en desmedro de la oferta de China que consideraba a Shanghai en el punto de aterrizaje final, y destaca que el Gobierno chileno consideró que esta opción es la más recomendada en función del costo y la viabilidad.

De acuerdo a lo comunicado esta semana por la subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi, al dar a conocer la ruta escogida por el Gobierno, el proyecto “considera una ruta de aproximadamente 13.180 kilómetros hasta Australia, contemplando adicionalmente una conexión por Nueva Zelanda, países que tienen un amplio y desarrollado mercado de telecomunicaciones con un importante despliegue de infraestructura digital” y además dicha iniciativa digital permitirá acceder a los datos provenientes de Asia.

“Sídney es un gran punto de acceso digital al continente asiático, además todos los indicadores financieros de nuestros estudios señalaban a esta ruta como la más conveniente”, sostuvo Gidi.

Sin embargo, Nikkei Asia Review pone el foco en que la decisión chilena se produce en medio de una campaña de presión de Estados Unidos para mantener a China fuera de los proyectos mundiales de telecomunicaciones.

“Chile se vio atrapado en el fuego cruzado geopolítico cuando China, su mayor socio comercial, presionó fuertemente para que el plan de cable tuviera a Shanghai como su terminal. Cuando el presidente chileno, Sebastián Piñera, visitó Beijing en abril del año pasado, Huawei se comprometió a invertir en centros de datos en Chile y surgió inicialmente como el principal candidato para el cable submarino. Pero el país sudamericano no pudo ignorar las intenciones estadounidenses en materia de diplomacia y comercio”, recuerda la publicación.

Nikkei Asia Review subraya que las ofertas de contratación se realizarán el próximo año, y con Chile adoptando la ruta de Japón para el cable, las empresas japonesas tendrán una ventaja en la obtención de contratos para el suministro de equipos.

“En el caso de que las empresas japonesas ganen contratos, Tokio planea invertir y extender el financiamiento a través del Banco de Cooperación Internacional de Japón y el Fondo de TIC de Japón”, señala la publicación.

De acuerdo a lo informado por la Subtel ahora se da inicio "a la etapa más relevante del proceso de levantamiento del financiamiento de esta infraestructura, la cual contempla la entrega del caso de negocios de la ruta seleccionada a todas las organizaciones que han presentado interés a nivel internacional donde figuran bancos extranjeros, bancos multilaterales y fondos de inversión de manera que puedan realizar sus propios análisis y decidir finalmente la forma de participación en el proyecto”.

Asimismo, la subsecretaría informó que “el Gobierno de Chile, a través de la empresa pública Desarrollo País —la cual genera inversión en proyectos con rentabilidad privada—, también está en proceso de análisis para determinar el aporte de Chile en el futuro consorcio público-privado que se hará cargo del financiamiento de la infraestructura”.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino