Embajador de EU en Ucrania confirma que Trump condicionó ayuda a cambio de indagar a Biden

Giuliani era el operador

Embajador de EU en Ucrania confirma que Trump condicionó ayuda a cambio de indagar a Biden

El próximo miércoles comienzan las audiencias públicas de la pesquisa de la Cámara de Representantes acerca de un posible impeachment

Tal vez las últimas 24 horas se podrían resumir con un solo hecho muy local: la mujer que se hizo viral en 2017, cuando hizo un gesto obsceno desde su bicicleta al pasar la limosina del presidente Donald Trump, ganó una elección local contra los republicanos en Virginia.

Ayer se reveló que el embajador interino en Ucrania, William Taylor, en su testimonio ante los comités que investigan al presidente, hace unos días, confirmó que Trump condicionó tanto la asistencia militar como una visita a la Casa Blanca a cambio de que el gobierno del presidente de ese país, Volodymir Zelensky, anunciara que estaba abriendo una investigación contra Joe Biden, precandidato presidencial demócrata y rival electoral del presidente en la contienda de 2020, y su hijo Hunter.

Taylor dijo a los legisladores, según la transcripción hecha pública ayer, que se entendía claramente que el dinero de la asistencia para seguridad no sería enviada hasta que el presidente (de Ucrania) se comprometiera a lanzar la investigación contra Biden, un favor político para beneficiar personalmente Trump en su campaña de relección, lo que confirma el famoso quid pro quo que la Casa Blanca insiste en que nunca existió.

También confirmó que el abogado personal de Trump, Rudolph Giuliani, era quien estaba manejando un segundo canal entre la Casa Blanca y el gobierno ucranio, y era quien insistía en el quid pro quo.

Los demócratas anunciaron ayer que la Cámara de Representantes iniciará las audiencias públicas en el proceso de formulación de cargos contra Trump el próximo miércoles, y que en la primera de estas sesiones los testigos serán justo el embajador Taylor y George Kent, funcionario del Departamento de Estado.

Adam Schiff, presidente del Comité de Inteligencia de la cámara baja que encabezará el proceso al inicio, declaró que las audiencias públicas serán una oportunidad para que el pueblo estadunidense evalué a los testigos por sí mismo.

Con ello, el proceso de impeachment empezará a ser un espectáculo en vivo, transmitido por los medios y, con ello, más difícil de controlar para la Casa Blanca.

Trump, como casi todos los días, tuiteó otra vez que el proceso de impeachment en su contra es una cacería de brujas.

Mientras, en un tribunal federal en Washington arrancó el juicio criminal del asesor personal de Trump durante años, Roger Stone, quien enfrenta cargos de mentir al Congreso e investigadores y obstrucción de la justicia. Los fiscales federales encargados del caso –quienes trabajan formalmente para el gobierno encabezado por Trump– acusaron que Stone mintió para proteger al presidente, porque “la verdad se veía mal… para Donald Trump”. Entre los testigos que anunciaron que se presentarán está Stephen Bannon, ex estratega político del presidente.

Derrotas republicanas

El presidente sufrió graves derrotas políticas en elecciones realizadas en dos estados que él mismo había calificado de referendos sobre su mandato y como defensa ante las maniobras de los demócratas para frenarlo con el proceso de impeachment. En la contienda para gobernador de Kentucky –estado que Trump ganó por casi 30 puntos en su elección de 2016, y que es también sede del líder republicano del Senado, Mitch McConnnell– el candidato demócrata ha declarado su triunfo, aunque el republicano aún no ha concedido porque el margen es muy cerrado.

Trump viajó a Kentucky un día antes de las elecciones para sumarse a un mitin de apoyo para el gobernador, donde declaró que si el republicano perdía su relección dirán que Trump sufrió la peor derrota en la historia del mundo. Ustedes no pueden dejar que eso me ocurra, y no pueden dejar que eso ocurra a su estado increíble. Agregó que el demócrata representaba a los mismos que estaban intentando revertir la última eleccion, o sea, la de Trump. Unas 24 horas después, el retador demócrata declaró su triunfo, aunque el gobernador republicano está pidiendo un recuento. Parece que dejaron que eso ocurriera.

En las elecciones estatales de Virginia, donde Trump imploró a sus bases defender sus mayorías en la legislatura estatal, los demócratas ganaron mayoría en ambas cámaras y ahora obtuvieron el control del gobierno estatal por primera vez en 26 años.

Juli Briskman, quien en 2017 fue despedida de su empleo después de que, mientras pasaba la caravana presidencial al lado de su bicicleta, levantó el dedo medio –imagen que se volvió viral y que después ella usó para su campaña– ayer derrotó al republicano en el puesto y fue electa a la junta de gobierno de un condado en Virginia donde está ubicado un club de golf de Trump.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino