El virus pone en riesgo el calendario de las negociaciones del Brexit

El virus pone en riesgo el calendario de las negociaciones del Brexit

El negociador europeo, Michel Barnier, da positivo y Von der Leyen se hará el test.

El calendario del Brexit corre peligro a causa del coronavirus. Si la ronda de negociaciones prevista para esta semana en Londres ya fue suspendida por esta razón, ayer se le sumó el anuncio de que el negociador europeo, Michel Barnier, ha dado positivo en la prueba del Covid-19 y ha quedado recluido en su domicilio en Bruselas. Lo anunció el mismo Barnier, de 69 años, a través de un vídeo en Twitter en el que comunicaba la noticia y agregaba que físicamente se encuentra bien, con la moral alta y que sigue todas las instrucciones de las autoridades, quedándose encerrado en su casa de forma estricta.

Al conocerse el positivo de Barnier, se han realizado pruebas a su equipo más inmediato para de­tectar otros posibles casos. También se someterá al test la presi­denta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a pesar de que no ha mantenido contactos presenciales con Barnier desde hace dos semanas. El colegio de comi­sarios lleva días con una nueva rutina de funcionamiento por vídeoconferencia, reduciendo al mínimo los contactos físicos entre sus componentes.

El Parlamento Europeo celebrará el 26 de marzo su primer pleno con votación a distancia

En las instituciones europeas, una mayoría de personal está trabajando a distancia, dejando sólo el número indispensable de funcionarios presentes en los edificios. Es el caso de la rueda de prensa habitual de las doce de la mañana de la Comisión europea que, aunque sigue permitiendo el acceso de periodistas, ha activado sistemas para que puedan también puedan introducir sus preguntas a distancia.

El positivo de Barnier complica aún más las negociaciones en marcha para la relación futura de la UE con el Reino Unido una vez se consume el Brexit; unas conversaciones que ya tenían un calendario muy estresado. Recordemos que el límite máximo para llegar a un acuerdo es finales de año, y que la posibilidad de prorrogar esta fecha tendría que adoptarse antes de julio. Es una opción que hasta ahora el Reino Unido ha rechazado, pero que podría tener que reconsiderarse vistas las dificultades añadidas por la pandemia.

En Bruselas, la postura oficial es que las negociaciones continúan vía digital. “Creemos que hay vías para asegurar, incluso en las actuales circunstancias, que las negociaciones continúen realizándose”, dijo el portavoz de la Comisión Europea, Eric Mamer, que añadió que se mantienen contactos regulares con Londres y que el miércoles se publicó el borrador legal del acuerdo, con lo que las partes tienen una tarea ingente para analizarlo.

Desde Londres se niega que se esté considerando una extensión del plazo, aunque según cita el periódico Financial Times , algunos funcionarios británicos apuntan que la fecha del 31 de diciembre ya no es tan inamovible como parecía. “Si no podemos continuar con las negociaciones de manera adecuada, entonces estamos ante un mundo distinto”, declara un alto funcionario al diario financiero.

Dificulta mantener los plazos fijados tanto la atención prioritaria que obliga a desviar esfuerzos para la lucha contra el virus como la dificultad logística de mantener una negociaciones complejas y largas por videoconferencia. La primera y única ronda celebrada hasta ahora, fue presencial y reunió a dos delegaciones de un centenar de miembros cada una, encuadrados en once grupos de trabajo distintos. Adaptar este esquema al mundo digital está resultando complejo.

Por otro lado, el Parlamento Europeo ha reducido al mínimo su actividad. Su presidente, David Sassoli, en aislamiento voluntario por precaución desde el 10 de marzo, ha convocado un pleno extraordinario en Bruselas el próximo 26 de marzo, destinado a aprobar las medidas de emergencia presentadas por la Comisión Europea. Básicamente, la disponibilidad de 37.000 millones no usados de los fondos estructurales, la utilización del fondo de solidaridad, y la no obligación de las compañías aéreas de utilizar los slots adjudicados para no perderlos.

Será la primera sesión plenaria que utilizará el sistema de votación a distancia, aunque aún no está definido por qué vías los diputados conseguirán participar y votar. Físicamente presentes sólo estarán los residentes en Bélgica. “Ante esta emergencia debemos utilizar todos los medios que tenemos a nuestra disposición”, dijo el presidente David Sassoli.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino