El último discurso de Talvi antes de presentar renuncia: entre los problemas del Mercosur y la “unidad con exibilidad”

El último discurso de Talvi antes de presentar renuncia: entre los problemas del Mercosur y la “unidad con exibilidad”

01/07 - 16:06 -Tras una reunión con cancilleres de socios del Mercosur, el dirigente colorado divulgó este miércoles su carta de salida presentada a Lacalle Pou

Minutos antes de hacer pública su carta de renuncia a la cancillería, Ernesto Talvi participó en la mañana de este miércoles en una reunión con los otros ministros de Relaciones Exteriores de los estados miembros del Mercosur, en el marco de una cumbre virtual del bloque que terminará este jueves con una videoconferencia de los presidentes y en la que Uruguay asumirá la presidencia pro témpore hasta n de año.

En su discurso de unos ocho minutos, y anqueado por la ministra de Economía, Azucena Arbeleche, y la directora para Asuntos de Integración y Mercosur de la cancillería, Valeria Csukasi, Talvi mostró confianza en el avance del acuerdo comercial con la Unión Europea (UE), pero también reclamó a Argentina y Brasil un viejo anhelo uruguayo de habilitar la negociación de los socios a distintas velocidades con terceros países.

Tras la reunión y todavía con una jornada de la cumbre pendiente, Talvi divulgó este miércoles a través de Twitter la carta de renuncia que le presentó esta jornada al presidente Luis Lacalle Pou. Su sucesor será el embajador Francisco Bustillo.

Este miércoles Talvi inició su discurso ante los otros cancilleres destacando en un breve pasaje la “cooperación humanitaria” para “repatriar compatriotas” durante la pandemia así como el contacto para efectivizar los cierres de frontera entre los países con el objetivo de “minimizar las distorsiones” en la vida fronteriza.

Pero tras ese punto, abordó de manera directa asuntos comerciales y ratificó la “apuesta” al Mercosur del gobierno uruguayo como mecanismo de inserción internacional. “En tiempos difíciles cuando el riesgo de recurrir al proteccionismo parece aumentar día a día la apuesta de Uruguay sigue siendo a la integración”, dijo el canciller renunciante.

La reunión fue encabezada por el canciller paraguayo Antonio Rivas Palacios, ya que ese país se despide en esta cumbre de la presidencia pro témpore del bloque, que es rotativa. También intervinieron los ministros de Relaciones Exteriores de Argentina, Felipe Solá , y el de Brasil, Ernesto Araújo.

Luego Talvi señaló que el Mercosur “no está exento de problemas”, y pidió afrontarlos de forma “honesta” para “aggiornar” el vínculo entre los socios. “Nuestro Mercosur no está exento de problemas; tal vez el mayor de ellos sea que no hemos tenido una discusión franca de los mismos y sin reconocer cuales son nuestros problemas, sin una discusión honesta y abierta en la que las opiniones de todos sean tenidos en cuenta, no seremos capaces de encontrar soluciones”, dijo.

Sobre el cierre de su discurso, Talvi insistió con la idea de un bloque que actúe bajo “unidad con flexibilidad” y pidió “diseñar mecanismos de velocidades diferenciadas para negociar con los mercados de interés”.

La rigidez del Mercosur para habilitar a sus socios a negociar por fuera del bloque es un reclamo reiterado de Uruguay. El principal debate normativo sobre el punto gira entorno a la resolución 32/00, que algunos interpretan como un impedimento para negociar bilateralmente con terceros países.

Leé el discurso completo de Ernesto Talvi

En primer lugar quería agradecerle a usted (en relación a Rivas Palacios) y a todo su equipo por el informe de los resultados del semestre de la presidencia pro témpore de Paraguay y felicitarlos porque en un semestre marcado por la lucha contra la pandemia Paraguay ha demostrado el liderazgo para mantener viva la agenda del Mercosur adaptándola a los tiempos que corren.

Creo que corresponde destacar los niveles ejemplares de cooperación humanitaria de los cuatro países durante esta pandemia para repatriar a nuestros compatriotas y coordinar de manera muy efectiva el cierre de fronteras para minimizar las distorsiones ocasionadas en la vida fronteriza.

Esta es mi primera intervención en un Consejo del Mercado Común. Intervención que realizo en tiempos difícil para nuestra región y el mundo. Es una intervención que marca no solamente el cierre de una presidencia pro témpore a cargo de Paraguay sino el trascendente desafío de iniciar la presidencia pro témpore de Uruguay.

Quisiera por tanto compartir la visión del Mercosur que tiene mi país y el nuevo gobierno que represento. La apuesta dentro y desde el Mercosur es no solo válida aún sino cada vez más relevante en los tiempos que corresponden. En tiempos difíciles cuando el riesgo de recurrir al proteccionismo parece aumentar día a día la apuesta de Uruguay sigue siendo a la integración.

Nuestro Mercosur no está exento de problemas; tal vez el mayor de ellos sea que no hemos tenido una discusión franca de los mismos y sin reconocer cuales son nuestros problemas, sin una discusión honesta y abierta en que las opiniones de todos sean tenidos en cuenta, no seremos capaces de encontrar soluciones que fortalezcan a nuestro bloque.

Un Mercosur acorde a los desafíos actuales requiere primero que nada de un aggiornamiento.

Requiere trabajar en todos aquellos aspectos que hoy no nos permiten concretar el sueño de la integración real. Por eso y como primer objetivo de nuestra presidencia apostaremos a generar espacios de debate para identicar los temas pendientes y para encontrar soluciones superadoras de los mismos. Entre otros incorporando nuevas disciplinas y profundizando las existentes en consonancia con los desafíos que nos imponen los acuerdos comerciales que el Mercosur habrá de cerrar en breve con los bloques de países desarrollados y evaluando la estructura institucional de la que nos hemos dotado para asegurarnos que responde a las
verdaderas necesidades del bloque.

Señor presidente, necesitamos asegurarnos que la marca Mercosur es reconocida en el mundo como sinónimo de integración y de calidad. Mucho se ha hablado recientemente sobre la agenda de negociaciones comerciales del Mercosur. No resultará extraño a ninguno de ustedes que una de las mayores críticas que recibe nuestro bloque refiere a su incapacidad para cumplir uno de los grandes objetivos para el que fue creado: servir de plataforma para la inserción de sus miembros al mundo.

Durante este semestre de la presidencia pro tempore de Uruguay tendremos el importante desafío de concretar la firma de dos acuerdos trascendentales para el bloque: el acuerdo de asociación estratégica con la Unión Europea y el acuerdo de libre comercio con el EFTA.

Estos acuerdos no solamente recogen el fruto de innumerables años de trabajo sino que demuestran que un Mercosur unido negociando coordinadamente en favor de los intereses de cada uno de sus socios es una herramienta poderosísima para responder a las necesidades de nuestros sectores productivos y exportadores.

La firma de estos acuerdos demostrará a su vez de una vez por todas que el Mercosur es un plus para quienes necesitamos mejorar la inserción de nuestros países en el mundo y abrirá oportunidades para retomar las negociaciones en curso con Canadá, Corea, Singapur, el Líbano, y explorar nuevas que se presenten y habrán de seguir presentándose en la medida que nuestra vocación integradora se consolide.

Vale destacar que la rma de estos acuerdos no es un n en sí mismo, no agota la discusión sobre la agenda de negociaciones comerciales del bloque. También en esta área tenemos desafíos por delante: debemos reconocer que nuestras visiones en materia de inserción económica internacional no son siempre las mismas y que nuestros tiempos y necesidad son diferentes. Sin embargo sería un error considerar que esas diferencias nos impiden avanzar juntos. Uruguay quiere apostar a un concepto: unidad con flexibilidad, como reconocimiento de lo que somos como Mercosur y del que no somos también.

Diseñar mecanismos de velocidades diferenciadas para negociar con los mercados de interés nos permitirá preservarnos como esquema de integración dejando al mismo tiempo espacios para el cumplimiento del objetivo de un Mercosur que se transforma en una plataforma de integración al mundo.

Aceptar que la unidad con flexibilidad será el formato con que el avanzaremos en nuestra agenda de inserción internacional sería el mayor signo de madurez que podría dar el bloque evitando las discusiones ideológicas y principistas del pasado que solo han actuado como freno a la inserción y a la integración. Uruguay asumirá mañana la enorme responsabilidad de presidir el Mercosur con el firme compromiso de apostar a mejorarlo día a día, a hacerlo cada vez más relevante para sus ciudadanos, a demostrar que la apuesta de hace casi 30 años es la correcta. Sabemos que en esa tarea contaremos con el apoyo de nuestros socios porque si hay algo que nos une sin matices, sin dudas, sin condicionantes, es nuestra condición de hermanos.

Muchas gracias.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino