El tribunal no esperará a que el Pollo declare sobre Podemos: la extradición es inminente

El tribunal no esperará a que el Pollo declare sobre Podemos: la extradición es inminente

Aprecia una «estrategia dilatoria» en su supuesta colaboración con la Justicia y rechaza paralizar el proceso como le pedía el juez

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional considera que la supuesta colaboración con la Justicia del general venezolano Hugo Armando Carvajal, alias El Pollo, es una «estrategia dilatoria» y por eso, rechaza suspender su entrega a Estados Unidos para que el juez Manuel García Castellón le tome declaración, como había previsto, el próximo miércoles en una causa sobre Podemos. La entrega así, es inminente.

En una providencia, el tribunal que preside Alfonso Guevara contestaba así a la petición del juez instructor, que ayer informó a la Sala de que tenía citado a Carvajal para que lo tuviese en cuenta, dado que acababa de reactivar su extradición en vista de que el Ministerio del Interior había rechazado por segunda vez su petición de asilo en España. García Castellón acababa de reabrir una causa del año 2016 para recibir esa declaración como testigo.

«No ha lugar ni a suspender ni a posponer la materialización de la entrega extradicional a las autoridades de Estados Unidos de América del Norte del reclamado Hugo Armando Carvajal Barrios, ni a participar a dicho juzgado particular alguno en relación a la fase de ejecución de la entrega, que es exclusiva del esta Sección como única autoridad judicial competente», le contesta el tribunal.

La Sala explica que la causa reabierta es del año 2016 y que el testimonio pretendido de Carvajal es «necesariamente sobre hechos anteriores» al momento en que fue detenido por primera vez en España, el 12 de abril de 2019, cuando entró en la Audiencia Nacional la orden de extradición remitida por las autoridades norteamericanas.

En este sentido, la providencia incide en que en aquel momento no solicitó declaración ni «voluntad de pretender colaborar con la justicia», «como tampoco lo hizo durante el largo tiempo que media desde el 16 de septiembre de 2019 y el 9 de septiembre de 2021, casi dos años».

Que testifique desde EE.UU.

Entiende que su renovada voluntad, materializada con una petición de declarar después de su detención, el pasado mes de septiembre, «sería maniobra dilatoria del proceso extradicional, que ya logró dilatar al no comparecer voluntariamente« cuando resolvió entregarle, en noviembre de 2019. En aquel momento, se había fugado y estuvo en paradero desconocido un año y diez meses.

Para el tribunal, en todo caso, «la posición de testigo no es causa de suspensión» de la entrega, «siendo siempre factible la declaración testifical a través de los mecanismos de cooperación jurídica en materia penal suscritos por España y EE.UU». O lo que es lo mismo, que si de verdad tiene voluntad de ayudar a la justicia española, puede hacerlo desde Florida.

La Sección Tercera comunica esta resolución no sólo al juez Manuel García Castellón, sino también al Ministerio de Justicia y al Comisario Jefe de la Oficina de Cooperación Policial Internacional a quien además, hace saber que «única y exclusivamente atenderá a las órdenes que le remita esta sección, única autoridad competente para resolver» sobre la entrega del Pollo Carvajal.

Malestar en el Juzgado de Instrucción
Esta decisión del tribunal ha provocado, además del evidente choque entre dos jueces de la misma instancia, Alfonso Guevara y Manuel García Castellón, un hondo malestar en el Juzgado Central de Instrucción 6, que viene trabajando junto con la Fiscalía de la Audiencia Nacional en la documentación y revelaciones que lleva tres semanas proporcionando Carvajal y al hilo de las cuales, se había reabierto esa causa antigua sobre Podemos.

De acuerdo a las fuentes jurídicas consultadas por este diario, el tribunal ha tomado la decisión sin conocer hasta qué punto tienen relevancia esas aportaciones, que el instructor no le puede remitir porque se siguen bajo secreto de sumario.

La extradición así, se vuelve inminente y se podría materializar en un periodo de tiempo que determinará lo que tarden las policías de España y EE.UU. en ponerse de acuerdo en los términos. La defensa de Carvajal recurrió ayer la denegación de la solicitud de asilo ante el Ministerio del Interior, pero el tribunal ya había puesto por escrito que esa vía de recursos está agotada y que por tanto, la negativa de darle asilo tenía «firmeza en vía administrativa». También recurrieron esa orden del tribunal que ponía de nuevo el motor en marcha, pero a la luz de esta segunda resolución, no parece que vaya a prosperar.

Discrepancias entre jueces

La última baza de Carvajal es acudir también a la Audiencia Nacional pero lejos de la calle Génova, a la sección de lo Contencioso, para seguir peleando el asilo. El recurso solicitaría la paralización cautelar, es decir, de urgencia, de la extradición en tanto se resuelve. Si esta otra Sala, así lo acuerda, ganarían margen de tiempo, pero no es algo automático: El mero hecho de recurrir no paraliza la entrega, de acuerdo a las fuentes consultadas. La instancia debe pronunciarse específicamente al respecto.

Se generaría así otro choque de trenes en esta causa que ha hecho saltar chispas ya desde el inicio. El propio Guevara firmaba la primera sentencia de la Audiencia Nacional que denegaba la extradición de Carvajal a EEUU porque entendía que en la reclamación, vaga e inconcreta, subyacían motivaciones políticas, es decir, que se le acusaba en función del cargo que había tenido y no de los hechos en los que hubiera participado.

También Guevara firmaba un voto particular contra la sentencia del Pleno de la Sala de lo Penal que tiró por tierra su primer fallo: Se quejaba de que el tribunal de primera instancia había sido riguroso y su posición sobre la entrega era la correcta, no así la mayoritaria. Es igualmente el mismo juez que, tras la detención de Carvajal al cabo de su fuga en Madrid en septiembre, ordenó parar máquinas hasta que se resolviese la petición de asilo. Y ahora, ha decidido que ya no paraliza más este asunto.

Hay de todas formas, un recurso sobre el que nada se sabe aún y que está en la bandeja de entrada del Tribunal Supremo. El primer movimiento de la defensa de Carvajal, estando él en fuga, fue litigar contra el acuerdo del Consejo de Ministros que dio luz verde a su extradición. Está aún pendiente.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino