“El T-MEC nos ayudará a convertirnos en la región más competitiva del mundo”

“El T-MEC nos ayudará a convertirnos en la región más competitiva del mundo”

Cuando se cumple el primer aniversario de la entrada en vigor del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), representantes de los tres países elogiaron el acuerdo como poderoso motor de recuperación económica.

La pandemia de Covid-19 marcó la economía mundial. Sin embargo, el nuevo acuerdo comercial sucesor del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte), que tuvo vigencia durante más de un cuarto de siglo, cubre nuevos sectores de manera que es más actualizado que ningún otro tratado. "Es el más moderno y balanceado de la historia”, dijo Mark Green, director del Wilson Center, durante un evento digital que reunió a las representantes comerciales de los tres países. Green enfatizó que los países del bloque deberán aprender de la pandemia para evitar futuras disrupciones de suministros como ocurrió durante el 2020.

Patrick J. Ottensmeyer, presidente y director ejecutivo de la empresa ferroviaria Kansas City Southern, que opera un sistema ferroviario en México que une los puertos de Lázaro Cárdenas y Tampico, y proporciona una conexión directa entre el corazón industrial de México y Estados Unidos, destacó que el acuerdo ofrece una oportunidad fantástica, ya que buena parte del comercio depende de la infraestructura. Ottensmeyer reveló que la compañía negocia una fusión con la empresa nacional de ferrocarriles canadiense, que se traducirá en la red ferroviaria más grande de Norteamérica. Kansas City Southern de México busca capitalizar nuevas inversiones para convertir el corredor del Bajío en la terminal logística más importante del país. Ya cuenta con una red de más de 3 mil kilómetros.

Mejores estándares laborales y medioambientales
Durante el evento digital organizado por el Wilson Center, la representante de Comercio de Estados Unidos, Katherine Tai, celebró el acuerdo que cuenta con mejores estándares laborales y medioambientales. "Junto con nuestros vecinos podemos enfrentar mejor los desafíos, mejorar la productividad, de la mano de estándares, que, por ejemplo, prohíben el trabajo forzoso”.

Por su parte, la titular de la Secretaría de Economía de México, Tatiana Clouthier, subrayó que los países podrán reactivar el comercio y la recuperación económica tras la pandemia. "México se ha convertido en el principal socio comercial de Estados Unidos y en el tercero de Canadá. Sin habérnoslo propuesto, el tratado nos preparó para enfrentar las consecuencias económicas de la pandemia y nos dotó de herramientas para impulsar una recuperación económica sólida”. Clouthier destacó que en 2021 la economía mexicana crecerá 6.5 % gracias al impulso del comercio exterior y debido a la dinámica en los flujos de inversión que ha promovido el acuerdo comercial. La ministra mexicana destacó que este añohan sido registrados en México más de 100 proyectos de inversión, con un valor superior a los 10.000 millones de dólares.

Mary Ng, ministra de Pequeñas Empresas, Promoción de Exportaciones y Comercio Internacional de Canadá, mencionó por su parte algunos ejemplos de la nueva cooperación entre los tres países. "La pandemia de Covid-19 puso a prueba nuestras cadenas de suministro y logramos con 3 empresas de los tres países producir ventiladores. Esta es la fuerza del nuevo NAFTA, que nos ha hecho innovar y adaptarnos en tiempos de crisis. El tratado nos ayudará a convertirnos en la región más competitiva del mundo en las décadas venideras”. Mary Ng destacó sentirse orgullosa de que sean tres mujeres las que lideraron las conversaciones para la implementación del acuerdo, que es tan dinámico como la relación tripartita.

Urgen a México a invertir para atraer inversión
En otro foro digital organizado por el periódico El Universal, Keneth Smith, exjefe técnico de negociaciones del T-MEC, advirtió por su parte que no hay dinero en el presupuesto de 2022 para el comercio exterior de México, un sector primordial que aporta un 70% del Producto Interno Bruto del país, y urgió al gobierno mexicano a dedicar presupuesto para atraer activamente la inversión al país.

Israel Morales, director de Comercio Exterior y Tratados Internacionales del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora (INDEX), que agrupa a unas mil empresas manufactureras de exportación mexicanas, destacó en conversación con DW que el acuerdo ha dado certidumbre a las inversiones. "Las autoridades afortunadamente nos dieron un período de transición, porque el plan era que el T-MEC entrara en vigor el primero de enero de 2020. En la práctica, las autoridades de cada país nos dieron un período de transición. Hemos estado en un proceso y el resultado es muy positivo porque empezamos a ver que las inversiones empiezan a fluir, las empresas están anunciando el establecimiento de nuevas inversiones en los tres países”.

Llegan inversiones a México
El experto destaca que a raíz del conflicto comercial entre Estados Unidos y China, se registra una reorientación de algunas inversiones destinadas al gigante asiático que ahora están llegando a la región de Norteamérica, en particular al territorio mexicano fronterizo con Estados Unidos. "No necesariamente están anunciando nuevas plantas, pero sí están ampliando sus líneas de producción en los corporativos existentes”.

Algo que preocupa a los expertos que siguen el desarrollo del T-MEC es el tema energético, en el que México va en contra de lo pactado. El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, apuesta por las energías fósiles, al defender que el petróleo es históricamente propiedad de la nación y su interés en fortalecer a la empresa estatal Pemex. "El capítulo 10, el 11 de inversión y el 31 establecen que la inversión en energías limpias debe estar garantizada. Esa es la letra chiquita que quizás la Administración de López Obrador no está viendo y que puede tener consecuencias judiciales o de represalia para México, lo cual no le convendría a nadie”.

López Obrador aumentó el salario mínimo, lo que ha provocado una presión en el escalafón salarial, pero Israel Morales destaca que esto ha generado hasta un 15% de aumentos salariales en la industria de exportación. "Esperamos retos laborales que contiene el T-MEC, que tienen como origen a los sindicatos estadounidenses que están presionando para que los salarios se incrementen, y que se respeten los derechos laborales y la libertad sindical en México. Ya vemos la intención de introducir sus sindicatos a través de agentes mexicanos para incrementar el salario en el mediano y largo plazo".

México ofrece condiciones a bajo costo
El experto señala que antes del aumento decretado por López Obrador, el salario en la frontera era de 110 pesos por jornada laboral de ocho horas. Actualmente es de 180 pesos. Los salarios de los trabajadores de la industria maquiladora son de un promedio de 350 pesos. El salario promedio de un trabajador en la frontera, incluyendo todas las prestaciones que recibe, se encuentra en unos 3 dólares la hora. Un estadounidense puede ganar entre 8 y 18 dólares la hora.

"Por eso Estados Unidos es un imán para muchas personas y por eso México ofrece un complemento para la competitividad, al ofrecer operaciones de bajo costo. Las naciones industrializadas como Estados Unidos y Canadá necesitan de un aliado de menor costo para seguir siendo competitivos. A los países europeos les pasa exactamente lo mismo, por eso necesitan a Rumania, Polonia y Hungría para apoyar la competitividad". Sin embargo, el experto destaca que hay una oportunidad para seguir haciendo crecer los salarios en México. "Es justo que se haga, pero tenemos que encontrar cómo abatir otros costos, como los de energía”.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino