El Supremo chavista prohíbe a la oposición ir unida en las elecciones

El Supremo chavista prohíbe a la oposición ir unida en las elecciones

La autoridad electoral anula el partido Voluntad Popular, fundado por Leopoldo López, y queda fuera de los comicios presidenciales

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha quedado fuera del tablero político para participar en las elecciones presidenciales de Venezuela. El Supremo ha ordenado este jueves al Consejo Nacional Electoral (CNE) excluir a la alianza de la renovación de partidos por violar una sentencia que prohíbe la doble militancia.

La decisión imposibilita a la oposición a ir unida en los sufragios presidenciales convocados por la chavista Asamblea Nacional Constituyente antes del 30 de abril. El dictamen ha sido establecido en la sentencia número 878 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que ordena al Poder Electoral la desincorporación de la alianza en la renovación porque su “conformación obedece a la agrupación de diversas organizaciones políticas ya renovadas y otras pendientes de renovación que podrán participar en el proceso electoral”.

El anuncio ocurre unas horas después de que Tania D’ Amelio, rectora del Poder Electoral, informara de la ilegalización de los partidos Voluntad Popular, fundado por Leopoldo López, y Puente por no “atender” al proceso de renovación convocado por la autoridad comicial. “Al no atender la convocatoria de renovación de partidos hecha por el CNE automáticamente decidieron cancelar sus partidos al no cumplir con los requisitos de ley”, ha explicado.

Voluntad Popular es uno de los cuatro partidos más grandes de la MUD y había anunciado que no volvería a renovar su nombre ante al CNE. Fue fundado por Leopoldo López hace seis años, tiene una nutrida fracción parlamentaria y ha conquistado varias alcaldías fundamentales. A él pertenecen varias figuras conocidas de la oposición, entre ellos Freddy Guevara, Luis Florido y Carlos Vechio. Parte importante de su dirigencia nacional está en prisión, como el propio López, asilada en embajadas o en el exilio. Puente, por su parte, es una pequeña organización fundada por Hiram Gaviria, alguna vez dirigente opositor, hoy dedicado a diseñar una política que trascienda el dilema de la polarización política.

El Consejo Nacional Electoral había anunciado a finales del año pasado que los partidos Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular y Puente –los tres principales de la MUD- debían iniciar los trámites para renovar sus credenciales ante ese organismo en enero de 2018.

El Poder Electoral a su vez atendía una orden de la Constituyente, que los penalizaba por haber decidido no participar en los pasados comicios de alcaldes ocurridos en diciembre. Entonces, los partidos opositores consideraban que existían elementos fraudulentos, como también en la elección de gobernadores y en la propia Asamblea Constituyente, y que los rectores del CNE no se desempeñaban con honradez.

El mandato del CNE para renovar credenciales en enero fue enérgicamente rechazado por los dirigentes de la Unidad Democrática en su momento. Ocho meses atrás, la autoridad electoral ya había solicitado a todos los partidos, incluyendo los del gobierno, cumplir con los trámites para reinscribirse ante el organismo. Los partidos de la coalición opositora, ahora penalizados, habían cumplido satisfactoriamente con la meta el año pasado.

 

Alonso Moleiro y Maolis Castro

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino