El sector comercial pide “repensar” las políticas de frontera por el coronavirus

El sector comercial pide “repensar” las políticas de frontera por el coronavirus

Grupo de empresarios e industriales sanduceros envió una carta a Lacalle Pou en la que hacen un estimativo del dinero que se va de la ciudad hacia la vecina localidad de Colón, Argentina.

La actividad comercial en el litoral se mantiene como consecuencia del cierre fronteras. En tal sentido, un grupo de empresarios e industriales del departamento de Paysandú envió una carta al presidente Luis Lacalle Pou en la que hacen un estimativo del dinero que se va de la ciudad hacia la vecina localidad de Colón, Argentina.

La crisis sanitaria decretada tras la llegada del coronavirus y el posterior cierre de fronteras permitieron a los empresarios alcanzar un crecimiento en la actividad local como nunca antes se había percibido. La misiva, a la que accedió El País, señala que el crecimiento va del 40% hasta el 100% en algunos rubros de consumo familiar.

“Este es un bueno momento para repensar las estrategias que tenemos como país en defensa de la industria nacional: los controles que no se realizan en el puente de manera eficiente hacen que todos perdamos, el país también deja de recaudar porque el consumo se va para el otro lado”, afirman los comerciantes sanduceros.

En esa línea, solicitan que se revisen todas las formas de ingreso de mercadería por el puente Paysandú-Colón.

En esos cálculos incluyen el dato de que en tiempos normales pasan desde Paysandú unos 400 vehículos por día por el puente internacional hacia el país vecino. Los fines de semana se triplica esa cantidad. Si se parte de un gasto de unos $ 13.000 por vehículo (en lo que se incluye la compra de combustible, ropa y alimentos) se puede establecer que la ciudad uruguaya cede a su vecina de argentina unos $ 5.200.000 diarios por esta práctica.

Según esos mismos números, el comercio de Paysandú pierde millones todos los meses sin cierre fronterizo.

Los empresarios realizaron un relevamiento en distintos rubros comerciales dentro de la ciudad de Paysandú y en todos ellos se notó un incremento importante en las ventas. En el sector alimentación se notaron aumentos de hasta el 100% y en higiene y perfumería entre el 40% y 50%.

Un distribuidor de productos chacinados, lácteos y congelados perdió clientes en el sector gastronómico y al mismo tiempo recuperó clientela en los negocios minoristas que trabajan con el público local. “Notamos que los comercios de venta minorista tuvieron un repunte notorio y básicamente la razón fue el cierre de la frontera con Argentina”, informó la comerciante Doris Santos a los autores de la carta.

“Se venía muy apretado desde hace mucho tiempo, con un comercio deprimido que solo sobrevive y hoy vemos lo que siempre hemos reclamado pero con mucha más claridad y números fríos que lo corroboran, que aún en la emergencia sanitaria, donde la gente trata de gastar lo necesario, las ventas aumentan de esta manera”, dice la carta.

La situación en Salto.

Atilio Minervini, presidente del Centro Comercial de Salto, confirmó a El País que en su ciudad se está dando una situación similar a la que acontece en Paysandú.

En tal sentido, consignó que la gremial empresarial viene planteando la idea de ampliar los precios de frontera a otros productos de consumo masivo. “A quienes estamos en zona de frontera se nos descuenta un 24% en la carga de combustible mediante las tarjetas de crédito, si esto se aplicara a otros productos sería una ayuda importante”, señaló.

El dirigente destacó que quienes comercializan mercaderías en infracción dentro del territorio nacional “también se estoquearon” para la Semana Santa.

Como no hubo visitantes por la crisis sanitaria, están vendiendo con total normalidad en la ciudad de Salto. En cuanto a las ventas destacó que algunos comerciantes han señalado que el “blindaje” por la crisis sanitaria permitió mantener el flujo de caja aunque no llegó el movimiento del turismo.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino