El sandinismo inhabilita a Cristiana Chamorro, la principal precandidata de la oposición

El sandinismo inhabilita a Cristiana Chamorro, la principal precandidata de la oposición

Hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro, Ortega ve despejado el camino electoral de cara a las presidenciales de noviembre. Desde que anunciara su candidatura, Cristiana lideraba todas las encuestas

Daniel Ortega no estaba dispuesto a permitir que la historia se repitiera. La Fiscalía sandinista ha inhabilitado esta noche en Managua (madrugada en España) a Cristiana Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro, con el objetivo de despejar el camino electoral del caudillo revolucionario de cara a las presidenciales de noviembre.

La decisión es tan arbitraria como el proceso abierto hace dos semanas contra la precandidata presidencial y principal responsable de la fundación de su madre: el órgano sandinista ordena su inhabilitación para cargos públicos por encontrarse en proceso penal, sin ni siquiera una sentencia de por medio.

Doña Violeta, como la conocen en Nicaragua, protagonizó un hito histórico contra todo pronóstico en 1990 al imponerse en las urnas al todopoderoso líder revolucionario, que controlaba todos los hilos del poder en el país centroamericano desde que en 1979 derrotaran por la vía de las armas al dictador Anastasio Somoza.

La misma dictadura que años antes asesinó al periodista Pedro Joaquín Chamorro, mártir de las libertades y padre de Cristiana. El gobierno de la pareja presidencial de Daniel Ortega y Rosario Murillo acusa a Chamorro de lavado de dinero y desvío en los fondos de la fundación, una circunstancia desmentida de antemano por el Departamento de Estado de EEUU, uno de los donantes de la fundación al igual que otros países europeos.

En busca de testimonios forzados contra Cristiana, el sandinismo detuvo de forma arbitraria a dos de sus antiguos trabajadores, Marcos Gómez y Marcos Fletes. También incriminó a varios periodistas.

La Fiscalía también ha anunciado esta noche que ha puesto en marcha una acusación formal en contra de Chamorro por gestión "abusiva y falsedad ideológica" dentro de un proceso de lavado de dinero, bienes y activos.

"Un comunicado de la Fiscalía, los sicarios de Ortega, despoja a Cristiana Chamorro de sus derechos civiles y políticos. Absolutamente ilegal e inconstitucional. No ha sido acusada ni juzgada ni condenada. Los Ortega pretenden impedir que entre a la elección de candidaturas", denunció Dora María Téllez, excomandante de la revolución y hoy disidente sandinista.

La periodista Cristiana Chamorro se había inscrito horas antes en la coalición Alianza Ciudadana para participar en el proceso interno en busca de un candidato unitario. Desde que hiciera pública su intención de liderar a la oposición se situó primera en todas las encuestas. De hecho, el último sondeo realizado por Gallup aparecía con el 21% al frente de un pelotón de casi una decena de candidatos opositores, que suman el 46% de los apoyos frente al 33% de la pareja presidencial.

Tanto Cristiana como su hermano, el periodista exiliado Carlos Fernando Chamorro, son las dos personalidades del país con mayor índice de popularidad.

"Expreso mi más absoluto rechazo a la injusta persecución política contra Cristiana Chamorro, que nace del miedo que la dictadura le tiene a un proceso electoral libre. La acción arbitraria del régimen amerita el más amplio repudio nacional e internacional", clamó Félix Maradiaga, otro de los precandidatos opositores.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino