El presidente de Túnez, Kais Saied, nombra ministro del Interior a un exconsejero de seguridad

El presidente de Túnez, Kais Saied, nombra ministro del Interior a un exconsejero de seguridad

El mandatario pidió este 29 de julio al exasesor de seguridad nacional Ridha Gharsallaoui que asuma el Ministerio del Interior mientras se forma un nuevo Gobierno en el país. El pasado domingo, Saied destituyó al primer ministro, Hichem Mechichi, y disolvió durante 30 días al Parlamento.

La información se dio a conocer en el sitio web oficial de la Presidencia tunecina este 29 de julio. El jefe de Estado, Kais Saied, pidió a Ridha Gharsallaoui, exasesor de seguridad nacional de Presidencia, que asuma la jefatura del Ministerio del Interior.

Ridha Gharsallaoui prestó juramento ante el presidente, como exige el artículo 89 de la Constitución.

El 25 de julio, el presidente tunecino destituyó de sus funciones a una serie de asesores gubernamentales y jefes de misión del primer ministro, luego destituyó al fiscal general de la justicia militar, así como a los ministros de Defensa y Justicia, luego de que el Poder Judicial le fuera atribuido a Saied en un contexto de medidas excepcionales.

Saied aseguró que estaba apegado a las libertades públicas y que se aseguraría de protegerlas.

"Les digo a ustedes y al mundo entero que estoy ansioso por implementar el texto constitucional y más que ello por los derechos y libertades", dijo Saied. "Nadie ha sido arrestado. Nadie ha sido privado de sus derechos, pero la ley se aplica plenamente", aseguró.

El miércoles por la noche, la Presidencia despidió al director general de la estación de televisión nacional, Laassad Dhahech, acusado de intentar crear problemas al limitar el acceso del canal a un activista de derechos humanos y a un representante del Sindicato de Periodistas.

Los partidarios de Saied han calificado su intervención como un reinicio de la Revolución de 2011, después de años de estancamiento económico bajo una clase política que a menudo ha parecido más interesada en su propia agenda que en perseguir políticas para el bien nacional.

Pero aunque las controversiales medidas fueron bien recibidas por muchos tunecinos exasperados por las luchas de poder en el Parlamento y en medio de una fuerte crisis social y sanitaria, la maniobra de Saied también está causando una gran preocupación en Túnez y en el extranjero.

Los tunecinos aguardan el nombramiento de un nuevo primer ministro y el anuncio de una hoja de ruta para encontrar una salida a la crisis.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino