El plan de Draghi para reconstruir Italia tras la pandemia: bajada de impuestos y menos burocracia

El plan de Draghi para reconstruir Italia tras la pandemia: bajada de impuestos y menos burocracia

18:27 - El primer ministro presenta ante el parlamento las reformas acordadas con Bruselas para recibir más de 200.000 millones en fondos para la recuperación. «Está en juego el destino» del país, asegura

«Está en juego el destino de nuestro país», dijo Mario Draghi este lunes al presentar en la Cámara de diputados el Plan de Recuperación, invitando a evitar «miopes visiones partidistas». El plan, explicado por Draghi a los parlamentarios en la tarde del lunes, es definido como «una intervención trascendental para reparar el daño económico y social de la crisis de la pandemia, introduciendo además reformas para superar las debilidades estructurales de la economía Italia».

Para llevar a cabo este objetivo, el primer ministro italiano puso sobre la mesa una cantidad superior a la que se había dado hasta ahora: 248.000 millones de euros. La cifra garantizada por el Fondo de reconstrucción europeo llega a 191.500 millones de euros, en préstamos y subvenciones, del Fondo de reconstrucción europeo, a los que se unen otros 36.000 de euros de un plan nacional complementario, y los recursos del Fondo de Desarrollo y Cohesión, que suman otros 15.500 millones.

El plan de Draghi plantea cuatro grandes reformas, acompañadas de otros seis objetivos. Los proyectos de reforma se refieren a la fiscalidad, justicia, administración pública y competencia. Se reforman también las pensiones que había puesto en práctica el gobierno de Giuseppe Conte, alargando la vida laboral a 67 años a partir del 2022, salvo para categorías especiales. Planes para jóvenes, la paridad de la mujer y especiales ayudas para el sur han sido otras tres prioridades anunciadas por Draghi.

Con ser muy importantes las cifras, el expresidente del Banco Central Europeo (BCE) dejó claro que no es «solo cuestión de números», y apeló a la identidad nacional porque Italia se juega su credibilidad con este plan que pretende «lograr un país moderno para las nuevas generaciones». «En el conjunto de programas –dijo Draghi– está en juego el destino del país», porque en el Plan de recuperación está «la medida de cuál será el papel de Italia en la comunidad internacional, su credibilidad y reputación como fundador de la UE y protagonista del mundo occidental. Se trata no sólo de renta y bienestar, sino de valores y sentimientos cívicos que ningún número ni tabla puede representar jamás». Por eso, «los retrasos e ineficiencias pesarán sobre nuestras vidas y la de nuestros hijos y nietos, y quizás no haya posibilidad de remediarlo».

Para dar cierta solemnidad a su discurso y mostrar su vertiente política, no solo la de banquero, Mario Draghi citó al ex primer ministro Alcide De Gasperi, considerado padre de la patria y uno de los padres también de la Europa unida: «El funcionamiento de la democracia económica requiere desinterés, el de la democracia política presupone la virtud del carácter».

Reducción de impuestos
El plan de recuperación de Mario Draghi incluye un borrador de reforma fiscal, que se presentará ante el parlamento a finales del mes de julio, para simplificar el sistema tributario y «reducir gradualmente la carga fiscal», sin comprometer las finanzas públicas.

Simplificación burocrática
El Gobierno aprobará en la primera semana de mayo un decreto de emergencia para simplificar los procesos burocráticos necesarios para los proyectos de inversión del plan. Se convertirá en ley en julio. Otras medidas de simplificación menos urgentes se adoptarán a final de año.

Agilización de las licitaciones
Otro decreto de emergencia, a finales de mayo, acelerará los procesos de licitación pública, fijando plazos concretos y reduciendo el tiempo para verificar certificados y resolver disputas legales. A final de año se presentará una reforma más amplia para garantizar más eficacia y transparencia.

Aumento de la competencia
Se prevé aprobar a finales de julio una ley para aumentar la competencia en la economía italiana, en línea con las recomendaciones de la autoridad antimonopolio del país. Se centrará, sobre todo, en los servicios públicos locales, como suministradores de electricidad.

Desatasco de la Justicia
De aquí a final de año se contratará personal temporal para reducir el enorme retraso. A finales de septiembre se planteará una reforma más amplia para agilizar los juicios. Además, a final del año que viene se harán más eficientes los tribunales fiscales a través de la digitalización.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino