El Mercosur también se abroquela ante el avance del coronavirus

El Mercosur también se abroquela ante el avance del coronavirus

El presidente de Paraguay Mario Abdo anunció ayer en una conferencia de prensa que los países que integran el bloque regional tomarán medidas en conjunto ante la pandemia del Covid-19.

Los países del Mercosur piensan en cerrar parcialmente sus fronteras como manera de mitigar la diseminación del coronavirus, anunció el presidente de Paraguay Mario Abdo en conferencia de prensa.

El anuncio del presidente paraguayo llega más o menos al mismo tiempo que tanto Uruguay como Argentina anuncian por su cuenta medidas similares: cierre de fronteras y suspensión de clases son dos de las más contundentes.

“Hoy vamos a llevar una resolución en conjunto entre todos los países de la región en una teleconferencia”, informó ayer el jefe de Estado, actual presidente pro tempore del bloque regional.

Abdo dijo que el plan es reducir los ingresos en las fronteras. “Vamos a cerrar varios de los lugares y vamos a reducir los ingresos y egresos en nuestras fronteras para que haya mayor control”, expresó el presidente paraguayo.

Sin embargo, la medida pensada para el bloque no es total: “Una de las propuestas es el cierre parcial de la frontera para las personas, no de las mercaderías”.

El secretario de Estado remarcó que la medida será consensuada con los jefes de Estado de Argentina, Brasil y Uruguay, los otros países miembros del bloque. Paraguay reportó hasta este fin de semana siete casos de coronavirus y 25 sospechosos. El gobierno de Abdo ordenó suspender las clases hace una semana y todo evento o espectáculo que implique aglomeración de más de diez personas.

“La Policía estará autorizada a ser inflexible a la hora de evitar aglomeraciones y, en caso de necesidad, a proceder a detenciones. El Estado va a recurrir a su fuerza coercitiva, inapelable”, dijo el ministro del Interior, Euclides Acevedo.

En Buenos Aires, el gobierno encabezado por Alberto Fernández anunció que tomó la decisión de suspender las clases desde mañana hasta el 31 de marzo. “Lo hacemos con el propósito de minimizar el tránsito de los alumnos y del virus. Que no se dicten clases no significa que las escuelas vayan a estar cerradas. Sino que por 14 días los alumnos no tendrán clases”, dijo.

“Hemos tomado otras decisiones: la más importante es que hemos cerrado la frontera de la Argentina por 15 días”, agregó desde la Quinta de Olivos, después de la reunión que encabezó con expertos y miembros de su gabinete.

No solo eso: también se analizó ordenar el cierre de grandes superficies comerciales. “Una cosa es el shopping y otra cosa el negocio de cercanía. Una cosa el megasupermercado y otra cosa el mercado de barrio. Estamos buscando evitar la aglomeración de gente y en los shoppings ese problema existe”, dijo el presidente argentino.

Antigrieta

La conferencia de prensa del presidente argentino fue dada en conjunto con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, el exministro de Economía Axel Kiciloff y - también- el jefe de gobierno de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, integrante de la oposición política al gobierno de Fernández.

El gesto no pasó desapercibido. En una cultura dominada por una polarización aguda -azuzada desde medios y redes sociales por distintos operadores-, los acuerdos entre los dos grandes bloques que dominan la vida política argentina son muy escasos.

Además de este talante conciliador, el presidente argentino mostró un costado más aguerrido. En esa conferencia de prensa, advirtió a los “vivos”. “Yo aviso para que nadie se pase de vivo”, dijo y llamó a la ciudadanía a “no tener temor al desabastecimiento o al potencial cierre de negocios porque no es lo que se está previendo”.

Fernández también se involucró este sábado en el caso de una agresión a un empleado de seguridad de un edificio por parte de un personal trainer que, habiendo regresado de un viaje, no quiso aceptar la cuarentena y lo golpeó. “Lo voy a ir a encerrar personalmente”, dijo en dos notas radiales.

La coordinación con el gobierno uruguayo

En la conferencia de prensa que realizó ayer parte del gobierno, el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, respondió ante la pregunta de El País que el presidente Luis Lacalle Pou estará en contacto hoy con varios de los presidentes de la región para tratar estos temas vinculados al coronavirus o Covid-19.

El secretario respondió que esta pandemia no conoce fronteras. “Entonces, todas las acciones que puedan ser globales y regionales colaboran mucho a tratar de evitar su propagación así que mañana (por hoy) seguramente en horas del mediodía, el presidente va a estar hablando con presidentes de la región sobre este tema. Como ya dije, esto es muy dinámico y las medidas que tomamos hoy están por encima de las que recomienda la Organización Mundial de la Salud”, sostuvo Delgado.

La confirmación de que los gobiernos del Mercosur están dialogando sobre las medidas a tomar ante la pandemia llega en el momento de más contagios. En Argentina, por ejemplo, se confirmaron ayer once nuevos casos.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino