AGNU  ●  Coronavirus  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

“El mercado interior es lo mejor que hemos construido los europeos”

“El mercado interior es lo mejor que hemos construido los europeos”

El comisario y exministro francés Thierry Breton pone en valor a la UE como potencia industrial en el 'Ciclo Europa', organizado por EL PAÍS y EY: "No nos engañemos, somos el continente líder"

Una hora de conversación con el nuevo comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, es una auténtica inyección de optimismo y europeísmo. El Viejo Continente, ha subrayado en prácticamente todas sus afirmaciones durante su participación en el Ciclo Europa 2020, organizado EL PAÍS y por la firma de servicios profesionales EY, está en una posición mucho mejor de lo que piensa. Solo tiene que creérselo más. "Somos el primer mercado mundial y hay mucha gente que nos envidia por ello, entre ellos los americanos y los chinos. El mercado interior [común] es lo mejor que hemos construido los europeos. En todos los países a los que voy, cada persona es consciente de lo que aporta", ha respondido a preguntas del columnista y excorresponsal en Bruselas Xavier Vidal-Folch. "El auténtico know-how industrial no está ni en China ni en EE UU: está aquí. No nos engañemos: somos, también, el continente líder en el plano industrial".

Europa, como ha destacado en la apertura de la jornada la directora de EL PAÍS, Soledad Gallego-Díaz, es "el mayor espacio de progreso y prosperidad que ha dado la humanidad". "Los ciudadanos europeos asisten al prodigio cotidiano de que no hay conflictos bélicos, ni hambre, ni enfermedades que no puedan ser atendidas por nuestros servicios sanitarios, ni hostigamiento por las ideas, ni tortura, ni censura literaria, ni persecución política. Todo eso es Europa. Y debe ser defendida: no se mantiene lo que no se defiende". "Y ahora", ha agregado el presidente de EY en España, Federico Linares, parafraseando un poema de Antonio Machado, "ahora es el momento de cumplir las promesas que nos hicimos. Porque ayer no lo hicimos, porque mañana es tarde". "Europa", ha completado Linares tras el acto, "debe trabajar para ser la gran potencia en el mundo de inteligencia artificial aplicada a la industria. El elevado volumen de patentes de 5G en manos de empresas europeas, junto con las capacidades y tradición industrial de Europa, nos van a permitir liderar la era de la revolución digital industrial frente a potencias como EE UU y China".

En esa misma línea, Breton ha apelado a combatir el derrotismo de los últimos años sobre el futuro del proyecto común: "Basta de quejarnos. Tenemos ingenieros y científicos fantásticos, tanto que nos los roban, y mi papel es procurar que prefieran trabajar en Europa que en otros sitios". El continente en su conjunto, ha remarcado el máximo responsable de Mercado Interior del Ejecutivo presidido por Ursula von der Leyen, se invierten más de 45.000 millones de euros al año en inteligencia artificial e innovación. Es, según sus cálculos, más dinero del que destinan EE UU y Canadá juntos y, también, más que la siempre pujante China. "Tenemos la estrategia, la ambición y el apetito para liderar una era marcada por el uso de los datos industriales. Solo hay que ponerlo en marcha, con la Comisión [Europea] como director de orquesta, defendiendo y haciendo crecer las empresas y las industrias europeas".

La Europa posBrexit

Ante la duda, orgullo propio y una dosis de ironía: Breton, a quien respalda una "trayectoria formidable", en palabras de Vidal-Folch —jefe de France Telecom (hoy Orange), Thomson Multimedia y Atos, entre otras firmas del sector privado; ministro de Economía y Finanzas de Francia en los dos últimos años de presidencia de Jacques Chirac—, tira de bagaje personal para definir el futuro de la UE posBrexit, consumado el último día de enero. "Conozco perfectamente Gran Bretaña, donde he trabajado mucho", ha destacado. "Y es cierto que la creatividad financiera estaba más del otro lado del canal de la Mancha. Pero hoy lo que necesitamos más creatividad industrial y tecnológica, y esa está mayoritariamente en la Europa continental".

Con todo, el comisario ha remarcado que el acuerdo entre Bruselas y el Ejecutivo británico "tendrá que respetar las normas europeas". "Con sencillez, pero con fuerza: ningún Estado miembro se va a dividir respecto a la integridad del mercado interior. Nuestros amigos británicos conocen bien nuestras normas: son ellos, también, los que las han hecho con nosotros. Si quieren seguir trabajando con la UE, tienen que respetar las condiciones". La salida de Londres del club comunitario, como ha subrayado después la secretaria de Estado de Comercio del Gobierno español, Xiana Méndez, "es una situación indeseable en la que todos perdemos, sobre todo el propio Reino Unido". Pero "después de una curva como la del Brexit, llega el momento de acelerar".

Breton también ha dejado un recado sobre el cliché burocrático, uno de los que más persigue a la UE desde su fundación y el que más han utilizado los euroescépticos en sus proclamas. "He vivido en Estados Unidos y cuando me dicen ‘es que en Bruselas…’ [en tono de queja sobre los tiempos de la burocracia], yo les respondo que ‘Bruselas es Washington’. ¿Cuánto tiempo dedican allí a negociar los presupuestos?". Más beligerante se ha mostrado con aquellos que tienen una imagen única de sus compatriotas franceses como "centralizadores y reguladores, colbertistas". En su caso, dice, esta etiqueta no se sostiene: "No me reconozco en esa caricatura de nuestros amigos anglosajones. De mis colegas de Hacienda he sido el que más he desregulado. Soy el ministro que más privatizó empresas en la historia reciente de Francia. Quizá por eso [el presidente francés, Emmanuel] Macron me pidió que fuese yo quien se marchase a Bruselas".

En la línea trazada por Breton, en un coloquio posterior, el jefe del área de Consultoría de EY, Ignacio Rel, ha destacado a Europa "como potencia industrial, referente en el mundo". "Y esto, combinado con las bondades que va a traer el 5G, es una oportunidad grandísima. No está todo perdido", ha subrayado a preguntas de la corresponsal de Economía Internacional de EL PAÍS, Alicia González. "En tecnología nos falta osadía y ambición… Y ser percibidos como potencia dentro de este juego de superpotencias entre EE UU y China. Europa debe aspirar a ello", ha deslizado Alicia Richart, directora general de DigitalES.

"Toda comunidad necesita, primero, construir un relato idealizado del futuro, y resultados tangibles a corto plazo de que eso posible. Con esas dos cosas creo que podemos ganar el futuro", ha agregado Félix Arteaga, del Real Instituto Elcano. Menos seguro se ha mostrado en el cierre de la primera jornada del Ciclo Europa Jorge Domecq, diplomático y exdirector de la Agencia Europea de Defensa. "Tenemos dos retos: el demográfico y el tecnológico. Y soy algo menos optimista que el comisario. La pregunta es, ¿quiere Europa ser un actor global?

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino