El máximo jefe militar estadounidense en la región visita Uruguay para afianzar la relación en defensa y seguridad con el gobierno

El máximo jefe militar estadounidense en la región visita Uruguay para afianzar la relación en defensa y seguridad con el gobierno

Uruguay recibirá desde el domingo al primero de tres grupos de una delegación militar estadounidense que estará en el país durante más de 10 días para reunirse con distintas autoridades y desarrollar tareas que buscan reforzar un vínculo militar que tomó nuevo impulso desde 2020.

La visita incluye el ingreso de una aeronave de transporte militar, armas cortas de seguridad, municiones y equipos de comunicaciones, y estará encabezada por Craig Faller, almirante de la Armada y comandante del Comando Sur estadounidense. Se trata del líder de uno de los comandos de combate del Departamento de Defensa estadounidense, cuya área de acción abarca a todos los países de Latinoamérica, salvo México.

―La visita del almirante Faller es de naturaleza diplomática, con el objetivo de realizar intercambios respecto a la relación en materia de seguridad y defensa de ambos países‖, asegura el proyecto de ley que el Ministerio de Defensa Nacional, con la firma del presidente Luis Lacalle Pou, envió la semana pasada al Parlamento.

El Poder Legislativo aprobó la llegada de la delegación estadounidense, que tiene diferencias con una anterior prevista para la primera quincena de marzo y pospuesta por la pandemia de Covid-19 en febrero. Entre otras cosas, no se realizarán operaciones conjuntas de búsqueda y rescate y se dará ahora la presencia de Faller y el ingreso de armas cortas de seguridad estándar para su custodia y la de los funcionarios que lo acompañarán.

Además de Faller, líder del Comando Sur desde 2018, vendrá su asesora en política exterior, su secretario ejecutivo, el sargento mayor del comando, su ayudante, dos funcionarios especializados en asuntos político-militares, personal de seguridad y comunicaciones y un intérprete, los pilotos y la tripulación de la aeronave. Estarán en Uruguay hasta el 9 de abril con el foco puesto en la asistencia vinculada a la pandemia, las misiones para el mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas y programas de capacitación en materia de defensa y seguridad. Respecto a este último punto, en diciembre Faller visitó Panamá y advirtió sobre el crecimiento del tráfico de drogas en Latinoamérica como una industria multimillonaria que ―amenaza‖ a los países de la región.

Encuentros con el ministro de Defensa, Javier García, y con el comandante en jefe del Ejército, Gerardo Fregossi, son algunos de los previstos por Faller. ―Durante su estadía en el país, la delegación mantendrá reuniones con altas autoridades militares y del gobierno uruguayo para conversar acerca de los históricos lazos bilaterales de defensa entre nuestros países. Esta será la más reciente de una serie de visitas de alto nivel de funcionarios estadounidenses, destacando la continua y sólida relación y asociación entre Uruguay y Estados Unidos‖, aseguraron a Búsqueda fuentes de la embajada estadounidense en el país.

El arribo de esta representación de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos se dará dos meses después de que el buque más nuevo de la Guardia Costera estuviera en el puerto de Montevideo para coordinar con las autoridades nacionales la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada en el Atlántico Sur.

Esta cercanía militar entre ambos países tuvo un punto de inflexión en noviembre del año pasado, cuando tras 15 años en los que gobernó el Frente Amplio, la Armada uruguaya volvió a participar de la operación Unitas, un tradicional ejercicio naval internacional organizado anualmente por Estados Unidos. Oficiales de la Armada integraron las etapas de planificación y operativa, embarcándose en buques de otra bandera, aunque para este año Uruguay se comprometió a ser parte del entrenamiento con un buque propio para ―fomentar las relaciones de cooperación y confianza‖. Se trata del ROU 04 General Artigas, que tras una
inversión de US$ 6 millones fue remotorizado en diciembre para ampliar de 12 a 15 años su vida útil.

Ambos gobiernos procuran también culminar un acuerdo para que la Armada reciba tres lanchas de patrulla costera a través del Excess Defense Article, un programa por el cual Estados Unidos dona o vende a un precio reducido su equipamiento de defensa. Uruguay fue invitado a realizar una inspección visual de los barcos en anticipación y como inicio del proceso de transferencia.

Una de las medidas que adoptó el Frente Amplio cuando asumió el gobierno en 2005 fue suspender su participación en las maniobras militares organizadas por el Comando Sur, al que asociaba con el imperialismo norteamericano. Esa visión permanece en sectores de la coalición de izquierda.

La publicación Mate Amargo, órgano de prensa del Movimiento de Participación Popular, cuestionó en un artículo publicado esta semana la llegada de Faller a Uruguay porque considera que responde a su intención de aumentar la presencia militar norteamericana en la región.

Mate Amargo dice que el jefe del Comando Sur ―insistió estar trabajando en el derrocamiento del gobierno de Venezuela y no ha escatimado elogios al cuestionado gobierno de Colombia‖. Y añade: ―Sobre las amenazas externas y los incumplimientos de sus augurios de derrotar al pueblo venezolano, indica que se sostiene gracias a Cuba, Rusia, Irán y China, destacando que la presencia de estos últimos en el continente es ‗una influencia corrosiva‘‖.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino