El gobierno prepara la subasta de frecuencias para la red de 5G sin restringir el uso de tecnología china, como sugiere EE.UU.

El gobierno prepara la subasta de frecuencias para la red de 5G sin restringir el uso de tecnología china, como sugiere EE.UU.

Las decisiones son seguidas con interés por diplomáticos norteamericanos y europeos

La instalación de tecnología 5G está en el centro de la guerra diplomática que desarrolla Estados Unidos (EE.UU.) para contener la expansión de la influencia de Beijing en el mundo. Es uno de los temas que suele estar sobre la mesa cada vez que autoridades norteamericanas visitan Montevideo y se reúnen con sus contrapartes del gobierno de Luis Lacalle Pou, a quienes les plantearon sobre los riesgos potenciales en ciberseguridad de que empresas chinas sean proveedoras de esa tecnología. Las advertencias, hasta el momento, no han tenido el resultado deseado.

El gobierno comenzó a trabajar en el pliego de la subasta de las frecuencias que utilizarían para el 5G las tres operadoras de telecomunicaciones Antel, Claro y Movistar y no tiene previsto restringir el uso de ninguna tecnología, informaron a Búsqueda fuentes del Ministerio de Industria, la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec) y la telefónica estatal.

―Hoy tanto Antel como las otras empresas tienen tecnología occidental y oriental. Cuál contratan es un tema de ellas, pero Uruguay se rige bajo el principio de la neutralidad tecnológica, por lo que no va a favorecer a una ni a perjudicar a otra‖, informó el titular de la Dirección Nacional de Telecomunicaciones, Guzmán Acosta y Lara.

Las decisiones en torno a la subasta, prevista para los últimos meses del año, son seguidas con interés por diplomáticos norteamericanos y europeos, según supo Búsqueda.

Pelea
El gobierno norteamericano tuvo éxitos y fracasos en su intención de que los países no usen tecnología de Huawei o ZTE en sus nuevas redes 5G. La principal advertencia era la posibilidad de que las compañías sean utilizadas por la administración china para tareas de espionaje. EE.UU. amplió una nueva herramienta a su menú de persuasión.

De acuerdo con un artículo del Wall Street Journal divulgado el lunes 14, los norteamericanos ofrecen financiamiento para la instalación de esa tecnología y talleres con políticos y técnicos a cargo de implementar el 5G en los países. ―La administración Biden-Harris tiene la seguridad 5G como una prioridad alta‖, declaró al diario Stephen Anderson, del Departamento de Estado.

A comienzos del 2020 jerarcas del gobierno chino y estadounidense cruzaron críticas sobre la instalación del 5G en Uruguay. En una entrevista con Búsqueda el entonces subsecretario de Asuntos Políticos del Departamento de Estado, David Hale, dijo que ―uno de los temas con Huawei es que puede recolectar datos, y toda la información recolectada por Huawei va a estar disponible para las autoridades estatales chinas‖. Esas declaraciones ameritaron una respuesta escrita de la embajada china en Montevideo, en la que señaló que Huawei es una empresa privada ―100% propiedad de sus empleados‖ y que las acusaciones eran ―injustificadas‖ y ―no tienen otro objetivo sino el de socavar la legítima y justa gestión de la empresa china de alta tecnología, so pretexto de la seguridad nacional, pretendiendo desorientar a la opinión pública‖ (Búsqueda Nº 2.058).

Fondo
El objetivo de las autoridades uruguayas es subastar, en setiembre, frecuencias en bandas de 3.5 GHz y de 2.6 GHz entre las tres empresas de telecomunicaciones que operan en el país. Sin embargo, como los trabajos todavía están ―en pañales‖, es posible que el plan se postergue un par de meses, dijeron las fuentes. El plan es que a las empresas no solo se les va a pedir que paguen dinero, sino que también van a incluirse condiciones sobre el desarrollo de infraestructura, redes y radiobases, informó Acosta y Lara.

El director de Dinatel explicó que junto con la Ursec están elaborando un mapeo de conectividad del país y que es necesario tenerlo pronto antes de la subasta. Es que una de las ideas que cobró más fuerza en la interna del Ministerio de Industria es que parte del dinero obtenido a cambio de las frecuencias sea destinado a un fondo que luego se utilice para financiar la conectividad en aquellas zonas donde no hay.
―Lo que se busca es que se pueda desplegar la tecnología 5G y que a su vez se llegue a cubrir todo el país con buena conectividad de la forma más eficiente‖, justificó una fuente de la Ursec.

Pruebas
Acosta y Lara dijo que están al tanto del ―gran problema de la guerra tecnológica‖ que existe entre EE.UU. y China. Sin embargo, aclaró que ―los operadores van a poder utilizar cualquier tecnología, porque una cosa es el espectro que licita el Estado y otra la tecnología que ellas elijan usar‖.

―En cuanto a la posición del gobierno, Uruguay comercializa con todo el mundo, tanto con China como con Estados Unidos, añadió. Antel, Claro y Movistar comenzaron en diciembre del año pasado a hacer pruebas técnicas, aunque no necesariamente implica que luego vayan a usar esa cuando obtengan las frecuencias. Claro y Movistar recurrieron para sus pruebas a tecnología ―occidental‖, es decir,provista por Nokia y Ericcson, según las fuentes. Mientras que Antel tiene como proveedoras a esas dos compañías europeas y también a Huawei.

―Seguramente Antel, en caso de ser adjudicatario de una banda de frecuencia, utilice la banda con los tres proveedores que dispone al día de hoy‖, dijeron a Búsqueda desde la compañía estatal. ―Las tecnologías de los tres proveedores son muy similares en prestaciones y Antel ya prepara su red para el despliegue futuro de 5G.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino