El Gobierno francés dio a conocer una nueva ley para evitar el extremismo islámico

El Gobierno francés dio a conocer una nueva ley para evitar el extremismo islámico

17:44 - El mandatario galo, Emmanuel Macron, dio a conocer el proyecto de ley dirigido a evitar el extremismo islámico en territorio francés, tras el registro de una serie de ataques terroristas en el país. Ante la medida, analistas temen que la acción estigmatice a la comunidad musulmana francesa. Sin embargo, el primer ministro, Jean Castex, destacó que no se trata de un texto contra las religiones, sino de una reafirmación de los principios republicanos.

El texto, que fue titulado 'Proyecto de ley para fortalecer los valores republicanos', principalmente el laicismo y la libertad de expresión, fue presentado este 9 de diciembre por el mandatario Emmanuel Macron.

En la conferencia de prensa en la que fueron entregados detalles sobre el proyecto, el primer ministro, Jean Castex, señaló que no apunta en contra de la libertad religiosa.

En su pronunciamiento, Castex describió el proyecto propuesto como "una ley de libertad, protección y emancipación frente al fundamentalismo religioso".

De acuerdo con información oficial, la idea de la nueva norma ya se venía gestionando desde antes de la muerte del profesor Samuel Paty, quien trabajaba en una escuela secundaria a las afueras de París, y falleció a manos de un estudiante de origen checheno de 18 años el pasado 16 de octubre.

El maestro Paty había mostrado caricaturas del profeta Mahoma en su clase de libertad de expresión y le había pedido a los estudiantes musulmanes que salieran del aula mientras hacía su exposición.

El asesinato del profesor Paty se suma a otros ataques registrados en Francia en los últimos cinco años. El país dio un giro importante con respecto a su política interna y agencias de inteligencia tras el atentado a las instalaciones de la publicación satírica 'Charlie Hebdo' y el tiroteo en el teatro Bataclan, ambos en 2015.

Otros incidentes violentos también fueron registrados en 2016, como el apuñalamiento en Niza que cobró la vida de una feligrés de 86 años, así como la riña entre terroristas y la Policía en la avenida de Los Campos Elíseos en 2017 y el incidente con arma de fuego en un mercado de Estrasburgo que dejó un saldo de cinco muertos y 11 heridos en 2018.

En lo que va del 2020, más de ocho ataques terroristas han sido reportados. Los más recientes separados por pocos días. En septiembre, un individuo apuñaló a varias personas frente a las instalaciones de 'Charlie Hebdo'. En octubre fueron tres: la decapitación del maestro Paty, un incidente con arma blanca en la iglesia Notre Dame de Niza que dejó tres muertos y otro con arma de fuego a un sacerdote ortodoxo griego en Lyon.

Conscientes del panorama del país en los últimos tres años, las autoridades francesas identificaron al extremismo islámico como un fenómeno que crece en su territorio.

La medidas de control

El nuevo proyecto de ley se encamina, entre otras cosas, a proteger a los líderes de comunidades religiosas que se encuentran amenazados por grupos terroristas en Francia.

La normativa también regula las razones por las cuales los padres pueden sacar a sus hijos de las escuelas públicas para impartirles conocimientos religiosos en casa. Los nuevos criterios serán elegibles para niños mayores de tres años.

Con respecto a a poligamia, que es ilegal en Francia, la nueva ley también prohíbe la emisión de certificados de residencia a los solicitantes polígamos y, en ese mismo sentido, los oficiales tendrán que entrevistar a las parejas previo a la ceremonia del matrimonio para verificar que la mujer no esté siendo forzada a casarse.

El debate por el secularismo

Los musulmanes en Francia representan un poco más del 6% de la población. En algunas ocasiones, a lo largo de a historia, el país, por sus ideales de libertad, ha estado en contra de las tradiciones musulmanas argumentando que dificultan la integración de esta comunidad con la local.

En medio de las tensiones, París busca promulgar una ley de secularismo que determinará hasta dónde debería llegar el Estado para afirmar la neutralidad religiosa en la esfera pública.

Según una encuesta publicada por el instituto Ipsos a principios de 2020, el 77% de las población musulmana dijo que no tenía problemas para practicar su religión en Francia. Sin embargo, el mismo sondeo encontró que el 44% de los musulmanes franceses cree que el resto de la sociedad les tiene poco respeto.

El proyecto de ley tendrá que ser aprobado por el Parlamento a inicios del 2021. El Consejo de Estado, que asesora al Gobierno y a la Asamblea Nacional con respecto a futuras leyes, indicó que algunos apartados se enfrentan al principio de libertad de elección, consagrado en la Constitución francesa.

Con EFE y France 24

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino