"El Gobierno es responsable de la desaparición de Santiago"

"El Gobierno es responsable de la desaparición de Santiago"

Conmoción en Argentina por la desaparición de un activista

Casi un desconocido para la opinión pública argentina hasta hace poco, el lonko (líder tribal) Facundo Jones Huala se ha convertido de la noche a la mañana en el enemigo público "número uno" del Gobierno de Mauricio Macri. Su reciente encarcelamiento provocó una ola de protestas de grupos mapuches en la provincia patagónica de Chubut que se saldó con la desaparición del artesano Santiago Maldonado. A sus 31 años, Jones Huala se declara "preso político" y asegura que ya no pertenece a Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), el grupo catalogado como "terrorista" por la Casa Rosada y que ha protagonizado varios sabotajes contra intereses de empresas latifundistas como Benetton, que acapara casi un millón de hectáreas en la Patagonia. El líder mapuche fue detenido y encarcelado por última vez a finales de junio. Chile reclama su extradición y lo acusa de haber participado en un incendio provocado en el sur del país. Una petición que ya fue rechazada por la justicia argentina. "El Gobierno es responsable de la desaparición de Santiago porque la represión contra nosotros es una decisión política de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich", denuncia a EL MUNDO Jones Huala desde la cárcel de Esquel en una entrevista telefónica.

P: Usted es uno de los líderes de la comunidad mapuche. ¿Por qué está detenido?

R: Estoy detenido por una orden política de la ministra Bullrich. Hay contra mí también una persecución política por parte del Estado de Chile porque estamos en conflicto por temas territoriales en la frontera. Chile demanda mi extradición pero yo ya fui enjuiciado por eso y puesto en libertad. Ninguna persona puede ser juzgada dos veces por el mismo caso; se está violando la legislación argentina. Soy un preso político y los tratados internacionales prohíben la extradición por causas políticas. Mi nueva detención se produjo además después de una reunión entre Macri y (Michelle) Bachelet (presidenta de Chile).

P: El Gobierno acusa a RAM de ser un grupo terrorista. ¿Es usted miembro de ese grupo?

R: No soy fundador de RAM como se está diciendo. Fui parte del grupo y en este momento no lo soy. RAM es una experiencia de las comunidades rurales que practican la autodefensa con piedras y palos; hay resistencia al terrorismo de Estado y sabotajes a empresas capitalistas pero no se ataca la vida de las personas sino las infraestructuras. Intentaron aplicarnos la ley antiterrorista y la justicia contestó que no había datos para definir así esos actos. Nos presentan como un monstruo terrorista para justificar la violencia contra nuestro pueblo pero nosotros no defendemos el terrorismo. Estamos cansados de que nos maten como ratas. Hemos decidido defendernos con piedras y palos, como hace 130 años, y alzar nuestra voz política.

P: ¿Qué cree que pasó con Santiago Maldonado?

R:Maldonado es un militante social de tendencia anarquista que apoya causas justas, era amigo de algunos hermanos mapuches y llega para apoyar las protestas por mi detención. Se dan cortes de rutas y después hay un operativo de represión de la Gendarmería en la comunidad (de Cushamen) dirigido por el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Noceti. Los peñis (hermanos mapuches) cuentan que Maldonado no sabía nadar (el resto del grupo perseguido pudo cruzar un río para evitar la detención) y que la Gendarmería lo captura y se lo lleva. Le pegaron y le subieron a un vehículo. A partir de ahí no se supo nada más de él.

P: ¿La Gendarmería es entonces responsable de la desaparición de Maldonado?

R: No hay duda de que Gendarmería lo detuvo y lo desapareció a Santiago. Pero el Gobierno es responsable porque la represión contra nosotros es una decisión política de la ministra Bullrich. Nos declararon un enemigo interno. Los gendarmes han dicho en los medios que ellos recibieron órdenes del ministerio.

P: ¿Cómo piensa que evolucionará el caso?

R: Hay mucha incertidumbre. Va a depender de la movilización política y social de los organismos de Derechos Humanos. Es un tema político, una desaparición forzada. El Gobierno debería sincerarse y pedir la renuncia de los que tenga que entregar a la justicia y asumir el costo político, pero no lo van a aceptar por qué es un gobierno neoliberal y de ultraderecha. Tenemos jueces y fiscales amenazados. Aquí siempre se desaparece gente; hay asesinatos que los hacen pasar por peleas entre campesinos. Son los terratenientes los que mandan matar a la gente.

P: Si finalmente se ordena su extradición a Chile, ¿qué reacción puede haber en la comunidad mapuche?

R: Hay un conflicto político que requiere soluciones políticas. Y hay que devolver las tierras usurpadas que reclaman las comunidades. Tenemos una propuesta política que tiene que ver con la discusión sobre la propiedad de la tierra. Si me extraditan van a tener que atenerse a las consecuencias. No puedo responder por lo que vayan a hacer las comunidades. Estarían creando las condiciones para una rebelión del pueblo mapuche.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino