El gobierno electo impulsará reformas en el “año de oro”, mientras ajusta y audita

El gobierno electo impulsará reformas en el “año de oro”, mientras ajusta y audita

La futura administración de Luis Lacalle Pou se propone presentar o empezar a encaminar algunas reformas relevantes durante el “año de oro”, el primero del período, asumiendo que provocarán tensión política y conflictividad.

Simultáneamente, priorizará la revisión de lo actuado por el gobierno saliente mediante auditorías, en particular en áreas donde ve indicios de mala gestión y oportunidades de mejora.

Esa estrategia, en particular para el tramo inicial del gobierno, es parte de las conversaciones que el presidente electo mantiene con sus equipos de trabajo y socios de la coalición “multicolor”, con los que todavía debe terminar de negociar las designaciones de cargos en los entes autónomos, servicios descentralizados y otras reparticiones estatales.

Algunas propuestas de reforma estarán contenidas en la ley de urgente consideración, cuyo texto será comunicado la semana próxima para avanzar en su negociación política. Los cambios en la gobernanza de los órganos de la enseñanza, medidas de fortalecimiento policial, el aumento de penas para delitos gravísimos y el combate a la delincuencia en el medio rural, además de algunas

relacionadas con la cuestión del déficit en las cuentas públicas —la prohibición de cubrir la totalidad de las vacantes en el Estado, el corte de gastos en ciertos rubros de funcionamiento y el puntapié inicial para una regla fiscal— y asegurar la sostenibilidad financiera de la seguridad social, están entre las prioridades de las futuras autoridades. Sobre ese último punto, el designado director de Planeamiento y Presupuesto, Isaac Alfie, aseguró en una columna publicada el lunes 13 en El País la necesidad de hacer “ajustes” a “todo el sistema” previsional, “no solamente el que administra el Banco de Previsión Social. Actuarialmente los fondos estánquebrados o en camino a ello y la deuda implícita es muy grande”.

Para él, además de pensar en subir la edad mínima de retiro y los años de trabajo requeridos para jubilarse, tendrán que discutirse formas de retiro parcial.

El arranque. “Venimos con ganas de hacer. Tendremos dificultades en el arranque, las dificultades de equilibrar las cuentas. El primer año para nosotros es clave, es el año de oro. Tendremos que gastar mucho del crédito que la gente nos dio, pero diciéndoles: ‘No pudimos hacer todo lo que quisiéramos, pero no pusimos impuestos’. No pusimos impuestos. Se tendrán que callar todos los economistas que dijeron que en el Uruguay era imposible” achicar el déficit fiscal sin incrementar la carga tributaria, declaró a Búsqueda el futuro ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber.

Sobre las auditorías, anunciadas por Lacalle Pou durante la campaña electoral, Heber aseguró que se harán todas las que “haya que hacer” en la cartera que estará a su cargo y verán “cómo se otorgaron cada una de las concesiones”, lo mismo que en la Administración Nacional de Puertos, porque allí no han recibido “suficiente información”. Agregó: “Se maneja mucha plata en el puerto. Vamos a estar todos tranquilos; que se audite y que se diga que se hicieron las cosas bien. Gas Sayago, cantado. Es una gran interrogante que tenemos. Es necesario saber de dónde partimos”.

También es una acción clave para el futuro gobierno empezar a “aflojar la cincha” al sector productivo, si bien se asume que en una primera etapa el margen será escaso; operadores del mercado financiero consultados por Búsqueda estiman que la próxima administración habilitará una cotización del dólar más alta para favorecer la competitividad de los rubros exportadores, en línea con el mensaje del designado ministro de Ganadería, Carlos María Uriarte, de que es necesario corregir el “atraso cambiario”, reiterado ayer, miércoles 15.

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino