El Gobierno de Argentina denuncia a Macri por el envío de armamento a Bolivia en 2019

El Gobierno de Argentina denuncia a Macri por el envío de armamento a Bolivia en 2019

La maquinaria judicial del Gobierno argentino sigue su ritmo con Mauricio Macri en la diana. En la última denuncia contra el expresidente (2015-2019), le acusan de contrabando agravado, malversación de caudales públicos y abuso de autoridad por el envío de «material bélico» (elementos lacrimógenos y munición), al Gobierno boliviano de Jeanine Añez, que la actual Admdinistración kirchnerista califica de dictadura.

Sabina Frederic, ministra de Seguridad, Mercedes Marcó del Pont, Administradora Federal de Ingresos públicos y Martín Soria, ministro de Justicia y Derechos humanos, habrían suscrito la querella, según informó el canal de televisión ultraoficialista, C5N. De acuerdo a la misma, Argentina entregó al Gobierno de Añez 40.000 cartuchos AT 12/70, 16 botes o cajas de gases lacrimógenos en spray MK-9, otros 5 MK-4, 50 granadas de gas CN, 10 del tipo CS y 52 más modelo HC. En la denuncia también se recoge la ayuda que prestó Macri al flamante gobierno de Añez, el 12 de noviembre de 2019, con el desplazamiento del grupo de élite 'alacrán'.

Macri inicialmente reaccionó negando la mayor y difundió un comunicado de rechazo: «Quiero desmentir de manera rotunda la veracidad de esas acusaciones y al mismo tiempo, repudiar la carta que el presidente Alberto Fernández envió a las autoridades bolivianas expresando 'dolor y vergüenza' sobre esos hechos falsos en los que quiere involucrarme». Posteriormente, al conocerse más detalles de lo que parecía un contrabando de armas a gran escala, el expresidente aclaró que los envíos mencionados, como resultaba obvio, eran de material antidisturbios para sofocar la tensión que todavía se vivía en las calles de Bolivia tras la dimisión y huída de Evo Morales. El expresidente de Bolivia, abandonado por la Policía y con la sugerencia de la cúpula de las FFAA de que renunciase, encontró refugió temporal en México y posteriormente en Buenos Aires tras la victoria en las elecciones de Alberto y Cristina Fernández.

El ministro de Defensa, Edmundo Novillo, advirtió del envío de ese alijo de gases lacrimógenos y demás «material bélico», al descubrir en los archivos del Ministerio una nota de agradecimiento del Gobierno boliviano. Esta nota es de la que se vale el Gobierno para presentar la denuncia donde censura «poner ese material represivo a disposición de la dictadura que recién había tomado el poder en el vecino país, encabezada por Jeanine Añez, tras el golpe de Estado realizado por las fuerzas armadas bolivianas contra el Gobierno constitucional de Evo Morales».

Imputación por enriquecimiento ilícito
Hace unos días, tras la denuncia de la Oficina Anticorrupción, un fiscal argentino pidió la imputación de Macri por presunto enriquecimiento ilícito durante su Gobierno, al considerar que el fondo ciego que administraba sus bienes no lo era tanto. Con anterioridad, el Correo argentino, que era propiedad del Grupo Macri, fue declarado en quiebra y virtualmente estatizado. La bateria de acusaciones y denuncias por parte del Gobierno de Alberto Fernández o acoso judicial con fines políticos ('law fare'), la denunció el propio Macri, con cierta resignación, en Madrid el pasado viernes. El intento de demonización del expresidente, que se resiste a decir que descarta presentarse a la reelección en un par de años, se interpreta en círculos macristas, como «una muestra del grado de desesperación» del actual Gobierno. Dicho esto y de rebote, polariza una Argentina que, pese a la mala gestión de Mauricio Macri, parecería que empieza a echarle de menos.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino