El gobierno busca “mitigar” problemas en algunos sectores, mientras recibe varios proyectos para parques industriales

El gobierno busca “mitigar” problemas en algunos sectores, mientras recibe varios proyectos para parques industriales

A la agroindustria la golpeó la reducción de los precios internacionales que dejaron más en evidencia los problemas de competitividad del país.

A pesar de la crisis económica causada por el nuevo coronavirus, algunos sectores industriales pudieron mantener su nivel de producción —como las ramas alimenticias y la farmacéutica— y otros con capacidad ociosa buscaron reconvertirse hacia la fabricación de insumos médicos, túnicas y barbijos. En tanto, a la agroindustria la golpeó la reducción de los precios internacionales que dejaron más en evidencia los problemas de competitividad del país. Pero, dentro de la situación ―turbulenta‖ que el Covid-19 trajo a las economías de la región y el mundo, Uruguay quedó ―bien posicionado en tecnología, gobernanza, institucionalidad y gestión de crisis y eso lo pone en una vidriera que se puede aprovechar‖, dijo a Búsqueda el ministro de Industria (MIEM), Omar Paganini.

―Vamos a tener un espacio fértil por el semestre que viene y el próximo, dado que en la región podemos quedar mejor posicionados, señaló.

El jerarca espera con ―moderado optimismo‖ las estadísticas de producción de abril —que el Instituto Nacional de Estadística difundirá hoy, jueves 11— porque cree que la caída será ―más tenue que en otros sectores‖ de actividad. Quizás sea porque, al mismo tiempo que prepara nuevas medidas de apoyo que incentiven algunos rubros en problemas y procura soluciones para algunas empresas con dificultades financieras, está recibiendo expresiones de interés de inversores que proyectan la instalación de nuevos parques industriales, especialmente al norte del río Negro.

Medidas. Mirando hacia adelante, Paganini insistió en que, más allá del efecto que produjo el Covid-19, el ―problema de competitividad‖ que tiene Uruguay sigue afectando a algunos sectores tradicionales, como los citrus, las curtiembres y los lácteos, entre otros. Y en esa línea, dijo que se pretende ―trabajar sobre los fundamentos‖. Sostuvo: ―En el fondo hay que lograr que el país tenga una macroeconomía estable, un dólar a niveles razonables y costos menores en algunas cosas como la energía‖.

Mientras tanto, hay que tratar de ―mitigar‖ los problemas ―puntuales‖ que tienen algunos rubros. Como ejemplo de esa labor, anunció que el MIEM prepara un decreto para derogar las detracciones a la exportación de cuero curtido o ―wet blue‖, de manera ―temporaria‖. Se trata de un impuesto de 5% desde el 2006 que buscaba desincentivar las ventas al exterior de esa materia prima con escaso valor agregado y que las fábricas de semiterminado y terminado no tuvieran que comprarla afuera. Pero ahora la situación cambió y hay sobreabundancia de cuero en el mercado local, por la caída de los negocios en el exterior, y se entiende conveniente favorecer su exportación y evitar que se convierta en un desecho orgánico que genere problemas medioambientales.

Para el rubro autopartista, el MIEM volvió a convocar a su consejo sectorial a fin de analizar ―cómo incentivarlo‖, debido a la caída de actividad. Entre las medidas a discutir está el Decreto 316, de 1992, que establece un reintegro de 10% sobre el valor FOB de las exportaciones de vehículos y autopartes de producción nacional.

En el rubro lácteo, Paganini dijo que, a instancias del MIEM y del Ministerio de Ganadería, el Instituto Nacional de la Leche llamó recientemente a una consultoría para que estudie el caso de la empresa Calcar (Cooperativa Láctea de Carmelo), que atraviesa una situación financiera y económica compleja. El propósito es ―ver qué salidas puede haber.

Esta industria láctea arrastra problemas financieros, y en abril anunció que, por la falta de remisión de leche, dejaría de elaborar varios de sus productos tradicionales (dulce de leche, algunos postres y yogures, gelatina y ciertos quesos) y redujo personal.

La situación de la industria Citrícola Salteña es otra de las preocupaciones del MIEM. La intención es, junto con los bancos y otros organismos públicos involucrados, posibilitar que la empresa continúe operativa durante la zafra, mientras avanza la liquidación judicial (Búsqueda No 2.074).

Una medida más general de apoyo recientemente aprobada por el Poder Ejecutivo fue la prórroga por un año de la devolución de impuestos indirectos a la exportación para todos los rubros que vencía en mayo.

Asimismo, mediante un Decreto del 26 de mayo, también modificó el régimen de promoción de inversiones, incrementando los estímulos: por ejemplo, las empresas que hubiesen presentado después del 1o de abril de 2020 o presenten antes del 31 de marzo de 2021 nuevos proyectos, podrán beneficiarse de una exoneración del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) 20% mayor que la habitual, sobre las inversiones que ejecuten antes de 2022.

Parques industriales

Actualmente funcionan unos ocho parques industriales (la mayoría en Canelones y Montevideo) y hay otros tres en fase de instalación.

El 10 de marzo se reglamentó la ley de promoción de parques industriales y parques científicos y tecnológicos (No 19.784) aprobada en 2019, que incrementó los estímulos que rigen para los desarrollados bajo una normativa anterior (2002).

Recientemente surgieron varias nuevas iniciativas de parques en el norte del país,
informó el titular del MIEM, y reconoció estar ―desesperado‖ por aplicar el nuevo marco promocional. ―Nos interesa mucho; en algunos casos son proyectos que se están empezando a armar, pero hay personas que han manifestado su inquietud, nos han venido a ver y estamos en proceso de ir a visitar la zona y ver si se cumple con los requisitos‖, contó.

Entre esos proyectos mencionó algunos ubicados al sur del río Negro, como el de la Intendencia de Flores, que quiere hacer un parque de economía circular vinculado al agro. Actualmente, en el predio funciona una cooperativa rural que tiene un emprendimiento dedicado a reciclar el plástico proveniente de las explotaciones rurales (bolsas de silo, plastillera, etcétera).

La nueva reglamentación establece diferentes porcentajes de exoneración del IRAE por zonas, que son mayores en el norte. Además, algunas actividades son ―especialmente promovidas‖, como los servicios de tecnologías de información y comunicación, productos y servicios en bio y nanotecnología, de las industrias creativas y actividades de valorización industrial de residuos y aprovechamiento de subproductos.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino