El Gobierno argentino niega violaciones de DD.HH. en la provincia de Formosa

El Gobierno argentino niega violaciones de DD.HH. en la provincia de Formosa

16:35 - El secretario argentino de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, aseguró este jueves que "no se violan sistemáticamente los derechos humanos en la provincia de Formosa", región norteña bajo el punto de mira por sus medidas para combatir el avance de la covid-19.

"No hay centros clandestinos de detención en la provincia de Formosa, es casi un chiste hablar de eso, y también decir que no se violan sistemáticamente los derechos humanos, esto quiero dejarlo claro. No hay delitos de lesa humanidad en la provincia de Formosa", zanjó Pietragalla en una conferencia de prensa tras su visita a la capital provincial.

Esta provincia, con diferencia la menos afectada por el coronavirus en Argentina (apenas 828 desde el inicio de la pandemia, 14 en las últimas 24 horas), ha sido objeto de una fuerte polémica política en el país, con protestas ciudadanas, acusaciones de violación de los derechos humanos por parte de la oposición y advertencias de parte de Amnistía Internacional, debido a su rígida estrategia sanitaria.

Entre otros requisitos, como presentar un PCR negativo realizado dentro de las 72 horas previas al ingreso, quien quiera entrar a Formosa debe solicitarlo con un formulario, esperar la autorización y cumplir una cuarentena de al menos 14 días en uno de los centros de aislamiento del Gobierno provincial.

También hay centros para acoger a personas que, si bien ya estaban dentro de la provincia, son contactos estrechos de casos confirmados. En el caso de que alguna persona que sea contacto estrecho arroje resultado positivo durante el cumplimiento de la cuarentena obligatoria, esta se prolongará "durante todo el tiempo necesario que lo requieran las autoridades sanitarias", señala la normativa.

VISITA DE LA SECRETARÍA DE DERECHOS HUMANOS

En este contexto, la Secretaría de Derechos Humanos, un organismo dependiente del Ministerio de Justicia nacional, visitó la provincia a instancias de su gobernador, el peronista Gildo Insfrán, quien en Twitter escribió que su Gobierno no tenía "absolutamente nada que ocultar".

Después de concluir un recorrido por algunos centros de aislamiento y tras mantener reuniones con el Gobierno y la oposición, Pietragalla defendió las condiciones de dichos centros y relacionó las denuncias con "ciertas cuestiones puntuales".

"Son lugares que están con aire acondicionado, nadie se quejó de la comida, nadie se quejó del trato de las personas que están a cargo del lugar... Sí hubo reclamos de ciertas cuestiones puntuales, donde no se les explicó más los detalles de los procesos de hisopado y vacunación. Eso lo transmitimos y la idea es que haya más diálogo", explicó el secretario argentino de Derechos Humanos.

Sobre si se trata o no de centros clandestinos de detención, el funcionario dijo que "todo el mundo conoce cuáles son los lugares donde está la gente", por lo que de clandestino "no hay nada".

En ese sentido, Pietragalla comparó la polémica de Formosa con las protestas vividas el pasado invierno en Argentina, cuando miles de personas salieron a las calles de las principales ciudades del país para protestar contra el Gobierno nacional por su gestión de la pandemia.

"Hubo un sector de la sociedad que se manifestó en contra de las decisiones, pasó en cada provincia en que se tuvo la decisión de tomar medidas que resguarden la salud pública por sobre todas las cosas. Eso tiene una intencionalidad política", sugirió Pietragalla.

"La oposición debería tener un rol de aporte a las políticas estratégicas sanitarias -agregó-. Hablar de centros clandestinos de detención o de delitos de lesa humanidad... pierde fuerza el rol que ellos tienen que tener como oposición política".

COMPROMISO DE VOLVER A FORMOSA

El secretario de Derechos Humanos también dijo que existe un compromiso por parte de su departamento "de volver a la provincia" y de "recorrerla" en un futuro, en aras de dar seguimiento a esta situación.

Asimismo, el funcionario firmó un convenio junto con el Gobierno formoseño "para la formación de las fuerzas" de seguridad, con la intención de combatir la violencia institucional.

"Estoy seguro que vamos a avanzar en muchas políticas relacionadas con la defensa de los derechos humanos en la provincia", concluyó Pietragalla. EFE"No hay centros clandestinos de detención en la provincia de Formosa, es casi un chiste hablar de eso, y también decir que no se violan sistemáticamente los derechos humanos, esto quiero dejarlo claro. No hay delitos de lesa humanidad en la provincia de Formosa", zanjó Pietragalla en una conferencia de prensa tras su visita a la capital provincial.

Esta provincia, con diferencia la menos afectada por el coronavirus en Argentina (apenas 828 desde el inicio de la pandemia, 14 en las últimas 24 horas), ha sido objeto de una fuerte polémica política en el país, con protestas ciudadanas, acusaciones de violación de los derechos humanos por parte de la oposición y advertencias de parte de Amnistía Internacional, debido a su rígida estrategia sanitaria.

Entre otros requisitos, como presentar un PCR negativo realizado dentro de las 72 horas previas al ingreso, quien quiera entrar a Formosa debe solicitarlo con un formulario, esperar la autorización y cumplir una cuarentena de al menos 14 días en uno de los centros de aislamiento del Gobierno provincial.

También hay centros para acoger a personas que, si bien ya estaban dentro de la provincia, son contactos estrechos de casos confirmados. En el caso de que alguna persona que sea contacto estrecho arroje resultado positivo durante el cumplimiento de la cuarentena obligatoria, esta se prolongará "durante todo el tiempo necesario que lo requieran las autoridades sanitarias", señala la normativa.

VISITA DE LA SECRETARÍA DE DERECHOS HUMANOS

En este contexto, la Secretaría de Derechos Humanos, un organismo dependiente del Ministerio de Justicia nacional, visitó la provincia a instancias de su gobernador, el peronista Gildo Insfrán, quien en Twitter escribió que su Gobierno no tenía "absolutamente nada que ocultar".

Después de concluir un recorrido por algunos centros de aislamiento y tras mantener reuniones con el Gobierno y la oposición, Pietragalla defendió las condiciones de dichos centros y relacionó las denuncias con "ciertas cuestiones puntuales".

"Son lugares que están con aire acondicionado, nadie se quejó de la comida, nadie se quejó del trato de las personas que están a cargo del lugar... Sí hubo reclamos de ciertas cuestiones puntuales, donde no se les explicó más los detalles de los procesos de hisopado y vacunación. Eso lo transmitimos y la idea es que haya más diálogo", explicó el secretario argentino de Derechos Humanos.

Sobre si se trata o no de centros clandestinos de detención, el funcionario dijo que "todo el mundo conoce cuáles son los lugares donde está la gente", por lo que de clandestino "no hay nada".

En ese sentido, Pietragalla comparó la polémica de Formosa con las protestas vividas el pasado invierno en Argentina, cuando miles de personas salieron a las calles de las principales ciudades del país para protestar contra el Gobierno nacional por su gestión de la pandemia.

"Hubo un sector de la sociedad que se manifestó en contra de las decisiones, pasó en cada provincia en que se tuvo la decisión de tomar medidas que resguarden la salud pública por sobre todas las cosas. Eso tiene una intencionalidad política", sugirió Pietragalla.

"La oposición debería tener un rol de aporte a las políticas estratégicas sanitarias -agregó-. Hablar de centros clandestinos de detención o de delitos de lesa humanidad... pierde fuerza el rol que ellos tienen que tener como oposición política".

COMPROMISO DE VOLVER A FORMOSA

El secretario de Derechos Humanos también dijo que existe un compromiso por parte de su departamento "de volver a la provincia" y de "recorrerla" en un futuro, en aras de dar seguimiento a esta situación.

Asimismo, el funcionario firmó un convenio junto con el Gobierno formoseño "para la formación de las fuerzas" de seguridad, con la intención de combatir la violencia institucional.

"Estoy seguro que vamos a avanzar en muchas políticas relacionadas con la defensa de los derechos humanos en la provincia", concluyó Pietragalla. EFE

Notas relacionadas
www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino