El gobierno admite crisis en derechos humanos; la ONU demanda resolverla

El gobierno admite crisis en derechos humanos; la ONU demanda resolverla

El gobierno federal reconoció ante Michelle Bachelet, titular del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), la gravedad de la crisis que México enfrenta en torno al respeto a las garantías fundamentales, ante lo que la funcionaria lanzó un reto: que esta cruda realidad se transforme en este sexenio.

Así lo detallaron asistentes a la reunión que Bachelet sostuvo ayer en el antiguo Palacio de Cobián con representantes de las instancias de la Secretaría de Gobernación que trabajan el tema de las garantías fundamentales. Los funcionarios estuvieron encabezados por la titular de la dependencia, Olga Sánchez Cordero, y el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas.

En entrevista realizada al finalizar del encuentro, Jaime Rochín, titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, indicó: "es un nuevo gobierno, con menos de seis meses, y por tanto tiene la posibilidad de señalar los retos en la materia, y se partió de la gravedad de la situación de los derechos humanos (en el país), al no desconocerlo. Y (Bachelet) dijo que ojalá esto se pueda transformar en seis años, pues sí, es un reto muy grande". Con estas afirmaciones coincidieron varios de los asistentes.

Señalaron que la alta comisionada expresó que los mexicanos pusieron sus esperanzas en la administración de López Obrador, "pero sabemos que en derechos humanos nunca es suficiente, siempre hay nuevos desafíos".

Más tarde, Bachelet se reunió con el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, y acordaron trabajar de manera conjunta el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Ella "reiteró el apoyo para fortalecer la capacitación y el entrenamiento de arqueólogos y antropólogos forenses", indicó la fiscalía.

Gertz señaló que la lucha contra la impunidad es un mecanismo para combatir la delincuencia y expresó el compromiso de la Fiscalía para proteger y promover los derechos humanos.

Por la mañana, Bachelet estuvo en el Senado, donde se realizó una improvisada sesión "especial", fuera de reglamento. Ahí destacó que su oficina en México va a acompañar la elaboración de las leyes secundarias de la Guardia Nacional, pero también el proceso de educación y formación, "porque creemos que la clave en cualquier institución, más allá de cómo esté conformada y quiénes la dirigen, es el modelo de cómo enfrenta la situación de seguridad garantizando los derechos humanos".

Bachelet se encontrará este martes con el presidente López Obrador, con quien dialogará y firmará un convenio para la verificación de la Guardia Nacional.

Emir Olivares y Víctor Ballinas

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino