El G20 se "compromete a hacer lo que sea necesario" frente al coronavirus pero no termina de concretar una respuesta conjunta

El G20 se "compromete a hacer lo que sea necesario" frente al coronavirus pero no termina de concretar una respuesta conjunta

26/03 - 12:28 - Los 20 países más ricos del mundo llevan movilizados 4,5 billones de euros frente al virus, sumando las medidas cada país a escala nacional

"Nos comprometemos a hacer lo que sea necesario y a utilizar todas las herramientas de políticas disponibles para minimizar el daño económico y social de la pandemia, restablecer el crecimiento global, mantener la estabilidad del mercado y fortalecer la resiliencia". Es lo que dice el comunicado del G20 difundido este jueves al término de la reunión de más de horas mantenida por los líderes de los países más ricos del mundo.

Sin embargo, ese "lo que sea necesario" no se ha concretado en ninguna medida conjunta frente al coronavirus. Eso sí, de acuerdo con el comunicado, entre los 20 países del club suman 4,5 billones de euros movilizados en cada respuesta individual a la pandemia.

"Estamos tomando medidas potentes para apoyar nuestras economías; proteger a los trabajadores, las empresas –especialmente las micro, pequeñas y medianas empresas– y los sectores más afectados; y proteger a los vulnerables a través de una adecuada protección social. Estamos inyectando más de 4,5 billones de euros en la economía global, por medio de la política fiscal, medidas económicas y avales para contrarrestar los impactos sociales, económicos y financieros de la pandemia", afirma el G20.

Hay quien echa de menos cifras y una apuesta por una respuesta fiscal de las instituciones financieras internacionales, que han pedido condonaciones de deuda a países en desarrollo, por ejemplo.

Pero, en todo caso, el G20 va mucho más lejos que el G7, que ni siquiera sacó un comunicado conjunto tras la reunión del miércoles pasado. Entre otros motivos, la falta de comunicado tuvo que ver con el empeño de EEUU de incluir la frase "virus de Wuhan" en la declaración conjunta, rechazado por el resto de ministros de Exteriores. "Lo que ha sugerido el Departamento de Estado es una línea roja", dijo un diplomático europeo citado por la CNN. "No se puede estar de acuerdo con este estigma y tratar de comunicarlo". El anteproyecto de declaración de Estados Unidos también culpaba a China de la propagación de la pandemia, según el diplomático.

Debido a que Estados Unidos tiene la presidencia del G7, que también incluye a Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Japón y Canadá, era el responsable de redactar el borrador de la declaración conjunta. Como no hubo consenso por el empeño de EEUU, varios de los países miembros emitieron sus propias declaraciones después de la reunión.

"Estamos preparados para reaccionar rápidamente y tomar cualquier acción adicional que se requiera", prosigue por su parte la declaración del G20: "La acción global, solidaridad y la cooperación internacional son más necesarias que nunca para hacer frente a esta pandemia. Confiamos en que, trabajando en estrecha colaboración, superaremos esto. Vamos a proteger las vidas de las personas, restablecer la estabilidad económica global y sentar bases sólidas para un crecimiento sostenible, equilibrado e integrador".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido en la reunión, según Moncloa, "enviar un mensaje claro de que los líderes internacionales, en coordinación con organizaciones internacionales como la OMS, harán todo lo que haga falta para contener esta pandemia global y ofrecer soluciones multilaterales a sus consecuencias sociales y económicas".

Así, Sánchez ha solicitado "una coordinación entre todos sin precedentes, para asegurar los equipos médicos necesarios y garantizar que las empresas no quiebren o que los trabajadores no pierdan sus empleos".

En particular el presidente Sánchez ha propuesto que el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, "lidere una iniciativa global para evaluar los daños causados por crisis causada por coronavirus y elaborar una hoja ruta que permita alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, colocando el sistema de las Naciones Unidas en el centro de respuesta multilateral a esta crisis global".

En el ámbito económico, Sánchez ha defendido "una acción concertada a nivel global que transmita seguridad a los ciudadanos y confianza a los mercados en la estabilidad financiera y la recuperación de la actividad económica y del empleo".

Una acción concertada que, de momento, no han concretado ni el G20 ni la UE.

Los presidentes de la Comisión Europea y el Consejo Europeo, Ursula von der Leyen y Charles Michel, han subrayado tras la reunión que "los acontecimientos sin precedentes requieren una acción sin precedentes y que es necesaria una acción global rápida, masiva y coordinada en los frentes económico y de salud para salvar vidas y evitar una nueva crisis económica".

Los presidentes insistieron en que los países del G20 "deben coordinar sus políticas macroeconómicas, movilizando todos los instrumentos disponibles, para mitigar la recesión económica, apoyar a los trabajadores y las empresas más afectadas".

Von der Leyen y Michel también destacaron que para limitar el impacto económico "y mantener la capacidad de fabricar y proporcionar el equipo médico y de protección necesario, es imperativo mantener abiertos los flujos comerciales y las cadenas de suministro".

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino