El G-7 reconoce la urgencia de facilitar vacunas a los países pobres

El G-7 reconoce la urgencia de facilitar vacunas a los países pobres

Se extienden las restricciones de viaje, con cierre total en Israel y Japón

Los ministros de Sanidad de los países del G-7 destacaron ayer en un comunicado que la aparición de la “muy transmisible” variante ómicron del coronavirus obliga a tomar “acciones urgentes”.

Los ministros de los siete países más desarrollados (EE.UU., Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Canadá y Japón) se reunieron de manera virtual, convocados por la presidencia británica del grupo y volverán a hacerlo en diciembre. En sus conclusiones reconocieron “la relevancia estratégica de garantizar el acceso a las vacunas, incluido aumentar la capacidad de absorberlas y la preparación de los países para recibirlas y desplegarlas”, por lo que reiteraron el compromiso del G-7, adoptado en la cumbre de líderes del pasado junio, de donar mil millones de vacunas a los países pobres a través de la donación de excedentes o de financiación del programa internacional Covax, así como impulsar un sistema global de alerta temprana contra futuras pandemias y amenazas sanitarias.
La OMS advierte de consecuencias graves si aumentan los contagios pero no detecta muertes por ómicron

En este sentido, los responsables sanitarios del G-7 elogiaron el “trabajo ejemplar” de Sudáfrica al detectar la nueva variante ómicron y alertar de ella, un reconocimiento debido, después de las amargas quejas del presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, ante los vetos anunciados a los vuelos procedentes del sur del continente africano, unas restricciones que considera injustificadas y que además específicamente castigan a Sudáfrica después de que ha identificado la nueva variante. Reino Unido ha cerrado el acceso desde diez países africanos y asimismo otros de este continente han hecho lo mismo respecto a Sudáfrica.

Hay que recordar que el pasado viernes se detectaron 13 casos de ómicron en 61 positivos de la covid entre 61 pasajeros llegados a Amsterdam desde Sudáfrica. En Portugal fueron detectados otros 13 casos en un club de fútbol de Lisboa. Austria, Suecia, Reino Unido y Australia también comunicaron ayer sus primeros casos de ómicron.

En este estado de cosas, Japón ha impuesto a partir de hoy el cierre a la entrada de extranjeros en el país, lo mismo que Israel desde la madrugada de ayer lunes. Australia se replantea abrir frontera a inmigrantes acreditados y estudiantes. Reino Unido vuelve a imponer el test PCR, con aislamiento incluido hasta recibir resultado negativo, mientras que España y Suiza restringirán los accesos desde Gran Bretaña. Filipinas se cierra a todos los viajeros procedentes de Europa, e India hará test desde mañana en los aeropuertos a los viajeros procedentes de países de riesgo.

En Estados Unidos no se anunciaba novedad ni intención de imponer restricciones. El presidente Joe Biden afirmaba que ómicron constituye “un motivo de preocupación, no un motivo de pánico”, y urgía a la población a vacunarse.

Mientras, un experto sudafricano ha afirmado que la variante descubierta parece más transmisible que las anteriores, incluso en personas vacunadas o que hayan superado la covid. El profesor Salim Abdool Karim dijo que las vacunas actuales son, probablemente, efectivas a la hora de impedir que ómicron cause efectos severos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señalaba ayer que cualquier incremento en las infecciones tendría consecuencias graves, pero puntualizaba que no se han registrado muertes vinculadas a la nueva variante.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino