El freno de la economía china preocupa a los países emergentes

El freno de la economía china preocupa a los países emergentes

El gigante asiático proyecta el nivel más bajo de crecimiento en 30 años

La conrmación del freno de la economía china preocupa a los países emergentes en el Foro Económico de Davos, que temen que la ralentización afecte a su propio crecimiento, porque obligatoriamente tendrá un impacto sobre la demanda china y en consecuencia para los países exportadores.

El gigante asiático anunció el lunes, poco antes de la apertura del Foro Económico Mundial (WEF), un crecimiento del 6,6% en 2018, su nivel más bajo en casi 30 años.

Si hasta ahora las economías desarrolladas observan el fenómeno, las emergentes están mucho más preocupadas porque en las últimas décadas se han beneciado muchísimo de la demanda china de materias primas y de productos agrícolas.

"Cuando china estornuda, el resto de Asia tiene gripe", advirtió Kenneth Rogoff, profesor de economía de Harvard. "Será difícil para los exportadores de materias primas, incluso doloroso", aseguró.

La caída de la demanda china preocupa no solo a los países asiáticos y africanos sino también a los de América Latina, cuyas exportaciones hacia China aumentaron signicativamente desde el principio de los años 2000.

"Sí, estamos preocupados", dijo la subsecretaria de Comercio Exterior de México, Luz María de la Mora. "Más aún porque China es nuestro segundo socio comercial" después de Estados Unidos, añadió.

Vigilancia

Para Raghuram G. Rajan, profesor de la Universidad de Chicago y exgobernador del Banco Central de India, la ralentización china es efectivamente "un problema", aunque todavía habrá que ver su impacto real en las economías emergentes.

"China no solo es grande sino que tiene un gran peso en la economía mundial. Si se ralentiza, signica que va a importar menos materias primas", dijo. "Por todas esas razones es un problema para los emergentes".
Por su parte Rogoff se mostró más cauto. "Pienso que el freno se explica más por la productividad que por la demanda. Quizás los emergentes recibirán un impacto menos duro que si los chinos hubieran dejado de consumir de un día para otro", añadió.

Para los países emergentes, el problema chino se añade a otros, como la caída del precio del petróleo y el aumento de las tasas de interés estadounidenses, que incitan a los inversores a retirar su dinero de esos países para aprovechar el rendimiento al alza en Estados Unidos.

La situación podría ser todavía más preocupante si el Banco Central estadounidense (Fed) aumenta sus tasas una manera más rápida e importante de lo previsto.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino