Bolivia  ●  Chile  ●  Evo Morales  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

El FMI constata algunos “efectos positivos” de la negociación colectiva

El FMI constata algunos “efectos positivos” de la negociación colectiva

El sólido‖ desempeño de los mercados laborales en América Latina en los años 2000 y principios de 2010 se debió principalmente a un fuerte crecimiento económico, apoyado en algunos países por el boom de los precios de los productos básicos.

 Desde el final de ese auge, la expansión del empleo se moderó ―notoriamente‖  y,  en  ese  sentido,  ―no  ha  habido  nada  extraordinario‖  en comparación con los mercados de trabajo de otras economías emergentes, afirman los  autores  de  un  estudio  del  Fondo  Monetario  Internacional  (FMI)  difundido  esta semana.

Por  fuera  de  esa  conclusión  general,  en  ¿Más  trabajo  para  hacer?  Haciendo balance de los mercados laborales latinoamericanos, se toma a Uruguay como uno de los casos de análisis especial.

Rememora que el gobierno que asumió en 2005 —el primero del presidente Tabaré Vázquez—revivió  los  Consejos  de  Salarios  en  el  sector  privado  con  mayor cobertura que antes de su suspensión, en 1992.

 Desde  una  perspectiva  macroeconómica,  esa  reforma  se  produjo  en  un  momento en  que  la  economía  se  había  recuperado  de  la  crisis  de  2002,  la  inflación  estaba controlada en niveles de un solo dígito y las condiciones externas eran favorables

Desde  la  reinstalación  de  estos  ámbitos,  los  acuerdos  salariales  a  nivel  sectorial generalmente se han alcanzado por consenso y los ―espacios para la flexibilidad‖ previstos no se han aplicado con frecuencia en la práctica, apunta el documento de trabajo.  Acota  que  la  proporción  de  trabajadores  cubiertos  por  la  negociación colectiva en el sector privado pasó de alrededor del 28% en 2000 a más de 97% en 2005, la mayor proporción en la región y similares a los observados en países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), añade.

Según  los  economistas  del  FMI,  esta  reforma  ―parece  haber  tenido  efectos positivos  en los  indicadores  de  resultados:  las  tasas  de  desempleo  cayeron  y  las tasas de empleo aumentaron (...), aunque los efectos sobre la tasa de desempleo son bastante pequeños‖. En suma, sostienen que ―es plausible‖ que la reinstalación de los Consejos de Salarios pudiera ―haber ayudado a mejorar la coordinación en un contexto de crecimiento económico favorable‖. Y refuerzan esa idea citando un informe de 2006 elaborado por una misión del organismo que visitó el país, donde se  afirma  que  este  ámbito  de  negociación―ayudó  a  llevar  la  estabilidad  a  las relaciones laborales, canalizando las demandas de manera ordenada y fomentando un  entorno  propicio  para  la  moderación.  Como  resultado,  las  presiones  salariales en  2005  fueron  contenidas  y  el  aumento  en  los  salarios  estuvo  en  línea  con  el crecimiento de la productividad.

 De  manera más  general,  el  trabajo  empírico reciente de  la OCDE sugiere  que  los sistemas  de  negociación  colectiva  coordinados  tienden  a  conducir  a  un  mayor empleo   y   menor   desocupación,   en   comparación   con   aquellos   totalmente descentralizados,  mientras  que  los  esquemas  totalmente  centralizados  se  ubican en  algún  punto  intermedio.  ―Un  canal  que  explica  este  resultado  es  que  la coordinación en la negociación salarial puede ayudar a tener en cuenta los efectos macroeconómicos  de  los  acuerdos  salariales  al  garantizar  que  no  socavan  la competitividad y también consideran el momento del ciclo económico‖, concluye

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino