El fiscal pide la detención de Fujimori por violar la libertad provisional

El fiscal pide la detención de Fujimori por violar la libertad provisional

La candidata, con el 49,8% del voto, está acusada de soborno y lavado de dinero

La incertidumbre se mantiene en Perú cinco días después de la segunda vuelta presidencial del domingo, aunque el ultraizquierdista Pedro Castillo parece tener garantizada la victoria. Ayer se sumó otro elemento de inestabilidad al proceso electoral que no augura que el país andino deje atrás su larga crisis política: la Fiscalía pidió la detención de la ultraderechista Keiko Fujimori, cuando aún no se ha confirmado su derrota.

El fiscal José Domingo Pérez, que investiga en Perú la causa derivada del escándalo brasileño de corrupción en Petrobrás, solicita al juez que la candidata de Fuerza Popular sea detenida por violar las condiciones de su libertad provisional. Fujimori, que pasó preventivamente trece meses en la cárcel entre el 2018 y el 2019, está acusada de lavado de dinero y recibir sobornos de la constructora brasileña Odebrecht para financiar sus campañas electorales del 2011 y el 2016. Tras ser procesada, Pérez pidió 30 años de prisión para Fujimori, a la espera del juicio oral.

Castillo suma el 50,2% pero la impugnación de medio millón de votos impide anunciar todavía un ganador
La candidata habría violado su libertad provisional al comunicarse con uno de los testigos de la causa, el abogado Miguel Torres, lo cual tiene prohibido. El contacto con Torres quedó en evidencia el miércoles cuando Fujimori presentó a Torres como portavoz de Fuerza Popular durante una comparecencia ante la prensa para anunciar la impugnación de miles de votos de Castillo, que considera irregulares. En su petición, Pérez da por probado que Fujimori “incumple con las restricción de no comunicarse con los testigos”.

Mientras el juez decide si la candidata debe volver a la cárcel, el escrutinio electoral sigue estancado. Anoche, con el 99,2% de los sufragios contabilizados, Castillo confirmaba su ventaja con el 50,2% frente al 49,8% de Fujimori. Una estrecha diferencia de apenas 70.000 votos que, a pesar de ser estrecha, parece irreversible. Sin embargo, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) no anunciará oficialmente el ganador hasta que se resuelva el medio millón de impugnaciones de sufragios presentadas mayoritariamente por Fuerza Popular.

La proclamación oficial podría ser este viernes o demorarse aún más días. Hace cinco años, Fujimori perdió las elecciones por unos 40.000 votos frente al también conservador Pedro Pablo Kuczynski. Entonces la ONPE anunció la victoria de Kuczynski cuatro días después de los comicios, lo que provocó la protesta de Fujimori, pues aún había impugnaciones por resolver. En el 2016, Fujimori tardó unos días más en reconocer su derrota.

El presidente argentino, Alberto Fernández, se convirtió ayer en el primer mandatario en considerar a Castillo vencedor, a pesar de que en Perú aún no es oficial y de que el candidato tampoco se ha autoproclamado abiertamente como ganador. “Me comuniqué con Pedro Castillo, presidente electo de Perú. Le expresé mi deseo de que unamos esfuerzos en favor de América Latina. Somos naciones profundamente hermanadas. Celebro que el querido pueblo peruano enfrente el futuro en democracia y con solidez institucional”, tuiteó el líder peronista. Castillo agradeció el gesto de Fernández. “Gracias por tus palabras, querido Alberto. Juntos trabajaremos por una América Latina más justa, democrática y libre”, respondió el maestro rural y sindicalista de 51 años, quien no obstante está guardando las formas a la espera de la proclamación de la ONPE, cuya sede central en Lima está fuertemente protegida por la policía.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino