El E3 reprocha a Irán su 'remedio' nuclear en vísperas del diálogo con EEUU

El E3 reprocha a Irán su 'remedio' nuclear en vísperas del diálogo con EEUU

El anuncio de Teherán de enriquecer uranio al 60% tras el incidente en Natanz coincide con las negociaciones para revivir el pacto atómico

Los tres países europeos firmantes del acuerdo nuclear de 2015 -Francia, Reino Unido y Alemania- criticaron este miércoles a Teherán por su reciente decisión de enriquecer cierta cantidad de uranio al 60% de pureza. Y, sobre todo, por hacerlo coincidiendo con el comienzo de la segunda ronda de negociaciones indirectas entre iraníes y estadounidenses para revivir el pacto atómico. Una cita que finalmente se iniciará mañana jueves, con una jornada de retraso, por un positivo de COVID-19 entre los participantes.

En un comunicado, el también conocido como E3 expresó su "grave preocupación" por un proceso de enriquecimiento de uranio que constituye "un paso importante en la producción del arma nuclear. Irán no tiene necesidad creíble de enriquecer a ese nivel", enfatizaron los europeos, mostrándose igualmente preocupados por la decisión iraní de instalar mil centrifugadoras en el sitio de Natanz, en sustitución de las destruidas por un apagón provocado supuestamente por un ataque israelí el sábado pasado.

Mientras tanto, en Irán persistió una indignación por el segundo sabotaje a las mismas instalaciones en nueve meses con dos vertientes: por un lado hubo voces poniendo el énfasis en los errores de seguridad que pudieron propiciar lo ocurrido; por el otro, hubo críticas a la falta de condena internacional del suceso, que no provocó víctimas ni escapes radioactivos, según Irán. Así quedó reflejado en una carta que el embajador iraní en la ONU, Kazem Garibabadi, envió a la Agencia Internacional de la Energía Atómica.

"La comunidad internacional debe condenar con firmeza este acto de terrorismo nuclear y rendir cuentas con los culpables", demandaba la misiva, que recordaba la cadena de asesinatos de científicos nucleares iraníes, atribuidos también a Israel. "Irán advierte contra cualquier aventurismo del régimen israelí y responderá con decisión a cualquier amenaza o acto erróneo perpetrado por ese régimen", subrayó Garib Abadi, usando palabras similares a las empleadas por los líderes iraníes estos días.

Los observadores no se ponen de acuerdo en si la guerra encubierta entre Irán e Israel favorece o no a los iraníes en la mesa de negociación. Algunos creen que, al haber perdido parte de la infraestructura necesaria para mantener su pulso nuclear -que comenzó como respuesta a la retirada de EEUU del pacto atómico y la reimposición de sanciones-, Teherán ha perdido peso negociador; otros, por contra, consideran que los iraníes han ganado argumentos para ser más intransigentes frente a Washington.

"Ellos [Israel] quieren que nuestras manos estén vacías en las negociaciones, pero estaremos en ellas con una baza más fuerte", aseguró este miércoles el presidente iraní, Hasan Rohani, admitiendo el interés de su país en permanecer sobre la mesa de negociaciones donde se discute el retorno de EEUU al acuerdo, el fin de las sanciones y la reversión iraní de todas sus medidas de 'remedio' nuclear -entre otras el aumento del porcentaje de enriquecimiento de uranio-.

También defendió esta postura el titular de Exteriores, Mohammad Javad Zarif, quien tildó la estrategia israelí de "mala apuesta". Aunque no dialogaron directamente, y sigue el desacuerdo en quién debe dar el primer paso, los delegados de EEUU e Irán salieron de la primera ronda en Viena con sensaciones positivas. Después de lo ocurrido el fin de semana pasado -la Casa Blanca no ha aclarado si fue informada de antemano del golpe de Natanz- la mayoría de analistas coinciden en que, pese a seguir adelante, la negociación será más tensa.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino