El “dinero sucio” de Rusia en Londres está dañando la seguridad del Reino Unido

El “dinero sucio” de Rusia en Londres está dañando la seguridad del Reino Unido

Legisladores británicos urgen dejar de hacer “la vista gorda mientras cleptócratas y violadores de los derechos humanos usan el dinero lavado a través de Londres para corromper a nuestros amigos”

El dinero ruso escondido en activos británicos y lavado a través de instituciones financieras de la City de Londres está dañando los esfuerzos del gobierno por mostrar una postura más dura contra la agresiva política exterior de Moscú, según ha afirmado este lunes un comité de legisladores británicos.

El centro financiero de Gran Bretaña ha sido un gran beneficiario de la huida masiva de capital ruso desde la caída de la Unión Soviética en 1991, y Londres sigue siendo la capital occidental favorita entre los oligarcas y los funcionarios rusos, que hacen alarde de su riqueza en los destinos más lujosos de Europa.

Pero Gran Bretaña ha liderado una reacción diplomática internacional contra Rusia tras el envenenamiento de un ex espía ruso en una ciudad inglesa, un ataque que del el gobierno británico ha culpado al Kremlin pero en el que Moscú niega cualquier participación.

Un informe del Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento afirma que el dinero ruso está socavando las críticas de Gran Bretaña al Kremlin y ayudando lo que describen como una campaña del presidente Vladimir Putin “para subvertir el sistema internacional basado en reglas”.

”La escala de daños que este ‘dinero sucio’ puede hacer a los intereses de la política exterior del Reino Unido empequeñece el beneficio de las transacciones rusas en la City”, dijo el presidente del comité, Tom Tugendhat.

”No hay excusa para que el Reino Unido haga la vista gorda mientras los cleptócratas y los violadores de los derechos humanos del presidente Putin usan el dinero lavado a través de Londres para corromper a nuestros amigos, debilitar nuestras alianzas y erosionar la fe en nuestras instituciones”.

Entre sus recomendaciones, el comité defiende que Gran Bretaña debería trabajar con sus aliados internacionales para que sea más difícil para Rusia emitir bonos soberanos -que no están sujetos a sanciones- a través de bancos sancionados, una práctica que según el informe socavó los esfuerzos por controlar el comportamiento ruso.

Rusia ha sido acusada de interferir en las elecciones estadounidenses de 2016 y de una serie de ciberataques en todo el mundo. En abril, Estados Unidos impuso importantes sanciones contra 24 aliados de Putin en un movimiento agresivo para castigar a Moscú por su supuesta intromisión.

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino