Coronavirus  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

El destituido vicepresidente de Zimbabue insta a Mugabe a dimitir mientras se impulsa una moción de censura en el Parlamento

El destituido vicepresidente de Zimbabue insta a Mugabe a dimitir mientras se impulsa una moción de censura en el Parlamento

Emmerson Mnangagwa, destituido hace dos semanas por el presidente, ha asegurado que no regresará a su país hasta que su seguridad no esté garantizada

El exvicepresidente de Zimbabue Emmerson Mnangagwa, destituido hace dos semanas, instó este martes al presidente, Robert Mugabe, a dimitir y aseguró que no regresará a su país hasta que su seguridad no esté garantizada. "Invito al presidente Mugabe a tener en cuenta los llamamientos lanzados por el pueblo para su dimisión de forma que el país pueda avanzar y preservar la herencia" del jefe de Estado, afirmó Mnangagwa en un comunicado este martes en el que no aclara su paradero.

El destituido número dos del Gobierno confirmó que está en contacto con Mugabe para avanzar en una resolución de la crisis, en su primera comunicación desde que los militares tomaran el control del país la semana pasada. Sin embargo, aseguró que no se trata de un problema entre él y Mugabe sino entre el presidente y su pueblo, que ha "hablado claramente" contra él, según Mnangagwa. Para el exvicepresidente, Mugabe tiene dos opciones: "cooperar" y garantizar así su "legado" o enfrentarse a la gente y arriesgarse a sufrir una "humillación", según informó este martes el portal News Day.

Mnangagwa es el principal candidato a sustituir a Mugabe en la presidencia y el nuevo candidato oficialista para las elecciones presidenciales de 2018 tras ser nombrado líder del partido gobernante en sustitución del todavía jefe de Estado, de 93 años. Fue destituido el 6 de noviembre, por iniciativa de la primera dama, Grace Mugabe, con la que competía para suceder al presidente. Su expulsión provocó la intervención de las Fuerzas Armadas, que controlan el país desde el 15 de noviembre.

El exvicepresidente también respaldó la iniciativa de su partido, la gobernante Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), de impulsar una moción de censura contra Mugabe a partir de este martes en el Parlamento.

En una breve comparecencia de prensa este lunes por la noche, el jefe de las Fuerzas Armadas, Constantine Chiwenga, aseguró que ambos ya han mantenido contactos y que Mugabe ha trazado una "hoja de ruta y una solución definitiva para el país" tras su discurso televisado del domingo, en el que, al contrario de lo que se esperaba, no dimitió.

Los militares tomaron el control del país la semana pasada y desde entonces mantienen a Mugabe, en el poder desde la independencia de los británicos, en 1980, y su familia bajo arresto domiciliario. Mientras, el exvicepresidente se había exiliado tras asegurar que había recibido amenazas de muerte, pero, en su única comunicación conocida hasta ahora, advirtió: "Pronto controlaremos los resortes del poder en nuestro bello partido y país".

La influyente organización de veteranos de la guerra de independencia de Zimbabue llamó a manifestar este martes para derrocar "inmediatamente" al presidente Robert Mugabe. "Toda la población debe abandonar lo que está haciendo" y "dirigirse hacia la Casa Azul'', la residencia privada del presidente de Zimbabue, para que Mugabe "abandone el poder inmediatamente", declaró el jefe de los veteranos de guerra, Chris Mutsvangwa, a la agencia de prensa AFP.

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino