El coronavirus complica más la situación financiera argentina

El coronavirus complica más la situación financiera argentina

Las vías de contagio del contexto global sobre la economía argentina son múltiples, pero todas tienen un efecto común: debilitan la capacidad de repago de la deuda.

El derrumbe de los mercados financieros y la amenaza de una recesión global llegan en el peor momento para la economía argentina. El tembladeral generado por los efectos del coronavirus se desató justo cuando el gobierno de Alberto Fernández ingresa en la etapa decisiva de la renegociación de la deuda por 68.842 millones de dólares con acreedores privados.

Las vías de contagio del contexto global sobre la economía argentina son múltiples, pero todas tienen un efecto común: debilitan la capacidad de repago de la deuda. Una de las consecuencias más notorias del cambio de escenario es un menor ingreso de divisas por exportaciones. La desaceleración de la demanda proveniente de China, adonde Argentina envió el año pasado el 10,8% de sus exportaciones, proyecta una caída de las ventas hacia ese destino.

En lo que va del año, el índice de productos agrícolas elaborado por Standard & Poors descendió 16% debido a la menor demanda estimada, tanto para consumo humano directo como para forraje animal. En Argentina, a ese contexto se le agrega el reciente incremento al 33% de la alícuota de retenciones a la soja. “El nivel de presión tributaria al sector agropecuario desincentiva la generación de dólares. Eso lleva a que, más allá de cuál sea finalmente la magnitud de la quita sobre la deuda que presente el gobierno, aumenten los temores sobre la capacidad de Argentina para generar los dólares suficientes”, dijo Ramiro Castiñeira, economista jefe de la consultora Econométrica, en Buenos Aires.

Para peor, las altas expectativas que tenía el gobierno en torno a un incremento de las exportaciones de hidrocarburos perdieron fuerza ante el derrumbe del precio del petróleo. Los desarrollos en Vaca Muerta, un megayacimiento de reservas no convencionales que era una de las garantías que podía ofrecer el gobierno en torno a la capacidad de Argentina para generar divisas, están frenados y se tornan inviables con un precio del barril de crudo por debajo de los 40 dólares.

Con el cepo cambiario que restringe la compra de dólares a particulares y empresas, una de las claves para mejorar la capacidad de pago del país pasa por la acumulación de reservas del Banco Central mediante la compra de las divisas que resultan de un elevado superávit comercial.

No obstante, si el ingreso de dólares por exportaciones comienza a perder fuerza, ese esquema entrará en crisis y probablemente crezcan las presiones dirigidas a endurecer las restricciones a las importaciones.

Además de los impactos en el comercio exterior y la evolución de las cuentas fiscales, también habrá una caída de la economía mayor a la estimada hace algunas semanas.

Impacto financiero.

Sumado a los efectos en la economía real, el nuevo escenario planteado por el coronavirus tiene un fuerte impacto financiero para Argentina. “Argentina tiene ahora más riesgo, menor capacidad de pago y, a estos precios del petróleo, acaba de anularse toda posibilidad de desarrollo de Vaca Muerta”, dijo Castiñeira.

El derrumbe de los papeles argentinos proyecta dos escenarios contrapuestos para la renegociación de la deuda. Por un lado, al cotizar ya por debajo del 40% de su valor nominal, cualquier oferta que haga por encima de ese nivel podría ser bien recibida por los acreedores, más aún en un contexto de baja de las tasas de interés a nivel mundial.

Por el otro, si los bonos continúan en caída y perforan el 30% de paridad, se volverían atractivos para los “fondos buitre”. La entrada de esos fondos, que buscan cobrar la totalidad de la deuda mediante litigios judiciales, terminaría de complicar las negociaciones. “Con eso, la oferta que haga Argentina es menos creíble que hace unos días. Pero si el país entra en default, no será por el contexto internacional, sino por problemas propios”, según Castiñeira.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino