El complejo momento de los líderes clave del G20

El complejo momento de los líderes clave del G20

Este viernes y sábado los jefes de Estado y de gobierno de 19 países más la Unión Europea se reunirán en Buenos Aires, para participar de la Cumbre del G20. Más allá de los consensos globales, los líderes más poderosos del mundo aterrizarán en Argentina con problemas internos de alta complejidad e incluso enfrentamientos entre sí, como el caso de Trump y Xi.

Cuando los líderes de las principales potencias del mundo se reunieron en Washington en 2008, su principal objetivo apuntó a rescatar, a través del consenso, a la economía internacional de la peor crisis financiera en casi 80 años. Y lo consiguieron. Si bien aquella cumbre concluyó con un compromiso para la reforma de los mercados, 10 años después esa voluntad de cooperación parece solo un recuerdo.

Este viernes y sábado, los líderes del G20 se verán las caras en Buenos Aires, en un momento crucial y atípico para varios de ellos. En ese sentido, el encuentro en Argentina coincide, por ejemplo, con la guerra comercial entre EE.UU. y China, pero también con situaciones muy complejas, como el Brexit en Reino Unido o el caso del asesinato de Jamal Khashoggi en Arabia Saudita.

Si hay alguien que acaparará la atención mundial en la cumbre que se llevará a cabo en el centro de convenciones de Costa Salguero, en Palermo, es el Presidente norteamericano Donald Trump. Porque mientras en Tijuana y Mexicali se agudiza la llegada de migrantes, el mandatario amenaza con cerrar la frontera y provocar un colapso comercial para frenar la crisis. Pero no solo eso, el líder republicano también enfrenta una ola de críticas y cuestionamientos ante una serie de escándalos judiciales que amenazan su gobierno.

La trama rusa; su presunta relación con una actriz porno; la situación de su exjefe de campaña, Paul Manafort y la de su exabogado personal, Michael Cohen, son solo algunos de los problemas que por estos días complican a Trump. Esto, sumado a la guerra comercial con China, el tema que más preocupa a nivel global.

* Xi Jinping

Hasta ahora, la guerra comercial entre la Casa Blanca y Beijing ha monopolizado la agenda mundial y los expertos sostienen que eclipsará eventuales discusiones sobre el cambio climático u otras materias en el foro del G20. Un reforzado Presidente chino llega a Buenos Aires con el objetivo de discutir con su homólogo estadounidense un acuerdo que permita superar la disputa entre las dos mayores economías del planeta y que mantiene en vilo a los mercados globales (ver Pulso, página 12).

Tras una escalada verbal entre Xi y el gobierno de Trump, la delegación china decidió suspender todo tipo de convenio previo a la cumbre. De esta forma, ambos gobernantes se reunirán la noche del sábado, en un sitio que no será revelado por motivos de seguridad.

* Vladimir Putin

Con Rusia en una escalada de alta tensión con Ucrania, Vladimir Putin protagonizará uno de los cara a cara más esperados del foro mundial con Donald Trump.

Si bien el primer encuentro oficial entre Trump y Putin fue en Helsinki en julio de este año, ambos líderes ya se habían cruzado anteriormente en el G20 de Hamburgo en 2017 y en APEC en Vietnam. Aun así, durante el último mes surgieron expectativas sobre una eventual reunión en París en el marco de la conmemoración de los 100 años del final de la Primera Guerra Mundial, pero todo fue aplazado precisamente para Argentina, donde aprovecharían de discutir varios frentes abiertos, partiendo por la salida de Estados Unidos del tratado de armas nucleares con Rusia. Eso sí, no está del todo claro si ambos se reunirán en privado.

En el plano más interno, Putin ha visto una disminución de su popularidad en las encuestas. Ello, en el marco de su intento por modificar el sistema de pensiones, una de las reformas más impopulares durante sus cuatro mandatos.

* Angela Merkel

Luego de anunciar su retiro de la política, renunciando a un quinto mandato a partir de 2021 y tras la debacle electoral de su partido Unión Demócrata Cristiana (CDU), la canciller alemana llega en un momento de debilidad política al G20.

De esta manera, las expectativas se centran en su interés de asegurar su legado. De hecho, la propia Merkel ha insistido en varias oportunidades sobre la importancia de la cooperación internacional antes de la cumbre de líderes. “Juntos podemos resolver mejor los problemas económicos mundiales y promover el desarrollo de las partes”, dijo el lunes Merkel a través de un video.

Así y pese a todas las críticas que recibió en 2015 por su política de puertas abiertas a un millón de refugiados -su popularidad no ha parado de caer desde entonces- la líder alemana ha rechazado las exhortaciones de los legisladores de su país para que retire su apoyo a un acuerdo sobre migración respaldado por la ONU esta semana.

* Theresa May

Mientras su continuidad en el cargo pende de un hilo, producto de las dificultades para alcanzar un acuerdo en el Parlamento británico que permita concretar finalmente la separación de Reino Unido de la Unión Europea, Theresa May pretende conseguir el respaldo público de sus pares para el Brexit.

Pero no solo eso. La visita de May a Buenos Aires también tendrá un tinte histórico, puesto que a 36 años de la guerra de las Malvinas, es la segunda vez que un líder británico pisará suelo argentino. En 2001, Tony Blair cruzó fugazmente de Brasil a Puerto Iguazú para mantener un encuentro con Fernando de la Rúa.

En cuanto al desafío que representa el Brexit, la premier tiene los días contados para evitar que las divisiones tumben un eventual convenio. En su defensa ha insistido que España “no logró” lo que pretendía sobre Gibraltar en la negociación. Además aseguró que todo quedará cubierto por el acuerdo y futuras negociaciones.

* Emmanuel Macron

El Presidente de Francia es otro de los que llega en su peor momento a la cumbre del G20. Con su popularidad en mínimos históricos -apenas 25%-, por estos días enfrenta una serie de protestas, como la de los “chalecos amarillos” contra el alza de los combustibles. Durante el fin de semana, más de 100 mil personas salieron a las calles para protestar por este tema.

Golpeado por la crisis, el mandatario galo también ha tenido que realizar importantes cambios en su gabinete, tras la inesperada dimisión de su ahora extitular de Interior, Gérard Collomb, el pasado 3 de octubre.

En el plano externo, Macron también enfrenta la compleja relación que ha mantenido con Trump, de cercanía al comienzo de su mandato y de tensión por estos días. En el reciente paso de Trump por Francia, el Presidente estadounidense respondió a su par galo por la idea de una creación de un Ejército europeo y además dijo que “el problema es que Emmanuel sufre una calificación de aprobación muy baja en Francia, un 26% y una tasa de desempleo de casi el 10%”.

* Mohammed bin Salman

El príncipe heredero de Arabia Saudita está en la mira tras el asesinato del periodista disidente Jamal Khashoggi en el consulado del país en Estambul. Según la prensa estadounidense, la CIA está convencida de que el periodista fue asesinado por órdenes de Bin Salman, mientras que Turquía ha lanzado duros dardos contra Riad. A su vez, Trump ha evitado culpar directamente a MBS e incluso ha salido en su defensa.

En Buenos Aires coincidirán tanto Bin Salman, como Trump y el Presidente turco Recep Tayyip Erdogan. John Bolton, asesor de seguridad del mandatario estadounidense, dijo ayer que Trump tiene prevista una cita con Erdogan. En cambio, hasta anoche no estaba contemplada una reunión entre Donald Trump y Bin Salman.

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino