Bolivia  ●  Chile  ●  Evo Morales  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

El centro izquierda chileno confía ahora en una victoria en segunda vuelta

El centro izquierda chileno confía ahora en una victoria en segunda vuelta

El éxito del izquierdista Frente Amplio revoluciona la política del país austral

La ordenada política chilena quedó patas arriba después de un sorprendente resultado electoral. El país austral va camino de una ajustada segunda vuelta el 17 de diciembre después de que, contra todo pronóstico, Sebastián Piñera lograra una victoria escasa, con un 36% de los votos. Los análisis del día siguiente apuntan que Alejandro Guillier, de centro izquierda, que logró un 22%, podría unir todos los votos anti Piñera y ganarle, algo que parecía imposible hasta el domingo. La gran sorpresa la dio el Frente Amplio, cercano a Podemos, que logró un inesperado 20% y se convierte en actor clave de la política.

Solo una de las previsiones se cumplió en la noche electoral chilena: Sebastián Piñera, el multimillonario expresidente de centro derecha, y Alejandro Guillier, el periodista que se hizo con la candidatura del centro izquierda sin militar en ningún partido, serán los rivales en la segunda vuelta. Pero todo lo demás fue una enorme sorpresa que dejó descolocados a los analistas y a la prensa y especialmente en ridículo a las encuestadoras, que fallaron estrepitosamente, tanto que algunos les acusaban de hacerlo intencionadamente para beneficiar las opciones de Piñera.

La mayor sorpresa la dio el Frente Amplio, un grupo de izquierda liderado por algunos protagonistas de la revolución estudiantil de 2011. Son tan jóvenes que no podían ser candidatos a la presidencia, porque no tienen los 35 años necesarios, y eligieron para ese puesto a Beatriz Sánchez, una conocida periodista, que ha logrado un resultado espectacular. Las encuestas les daban un 8% y sacaron un 20%. Ahora sus votos son los más deseados porque deberían ir a Guillier para impedir la victoria de Piñera. Pero ellos se dejan querer y marcan ya la política chilena.

 

Solo una de las previsiones se cumplió en la noche electoral chilena: Sebastián Piñera, el multimillonario expresidente de centro derecha, y Alejandro Guillier, el periodista que se hizo con la candidatura del centro izquierda sin militar en ningún partido, serán los rivales en la segunda vuelta. Pero todo lo demás fue una enorme sorpresa que dejó descolocados a los analistas y a la prensa y especialmente en ridículo a las encuestadoras, que fallaron estrepitosamente, tanto que algunos les acusaban de hacerlo intencionadamente para beneficiar las opciones de Piñera.

La mayor sorpresa la dio el Frente Amplio, un grupo de izquierda liderado por algunos protagonistas de la revolución estudiantil de 2011. Son tan jóvenes que no podían ser candidatos a la presidencia, porque no tienen los 35 años necesarios, y eligieron para ese puesto a Beatriz Sánchez, una conocida periodista, que ha logrado un resultado espectacular. Las encuestas les daban un 8% y sacaron un 20%. Ahora sus votos son los más deseados porque deberían ir a Guillier para impedir la victoria de Piñera. Pero ellos se dejan querer y marcan ya la política chilena.

Carlos E Cué & Rocío Montes

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino