El canciller de Venezuela dice que el diálogo con la oposición sigue vivo pese a la extradición de Saab

El canciller de Venezuela dice que el diálogo con la oposición sigue vivo pese a la extradición de Saab

08/11 Tres semanas después de que Caracas se levantara de las negociaciones en protesta por el traslado a EE UU del operador de negocios del chavismo, el canciller asegura que el diálogo “marcha bien”

La extradición del ‘superministro’ Alex Saab a Estados Unidos no ha supuesto la ruptura total de las negociaciones que mantenían hasta ahora el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición venezolana en México. “El diálogo marcha muy bien”, ha asegurado el ministro de Exteriores del ejecutivo bolivariano, Félix Plasencia, en su primera visita oficial a Moscú. Allí remarcó que los contactos “aún no han terminado” y “queda pendiente una cuarta reunión” pese a que Caracas se levantó de la mesa el pasado 16 de octubre por el traslado del empresario colombiano a Miami. “Más temprano que tarde se retomarán los esfuerzos”, agregó Plasencia sin concretar una fecha definitiva o si esta cita puede tener lugar después de las próximas elecciones regionales del 21 de noviembre.

Plasencia celebró su primer encuentro bilateral con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, a quien aseguró que Venezuela “es sin duda el más leal, contundente socio y aliado de Rusia en América Latina y el Caribe”. Por su parte, Lavrov prometió que Moscú “apoyará los esfuerzos del Gobierno venezolano para desarrollar un diálogo a nivel nacional”. El canciller bolivariano subrayó durante el encuentro la importancia que tienen las conversaciones de México para la legitimación de su Ejecutivo, puesto que los documentos firmados hasta ahora con la oposición reconocen a Nicolás Maduro “como el único presidente de la República Bolivariana de Venezuela”.

“El secuestro (de Saab) afecta al proceso regular de la dinámica de diálogo, pero eso no quiere decir que el diálogo se haya terminado”, afirmó el canciller. Alex Saab fue detenido en Cabo Verde durante una escala de su avión privado en junio de 2020. Tras casi año y medio negociaciones, el país africano aceptó finalmente su traslado a Estados Unidos, donde será juzgado por uno de los ocho delitos previstos inicialmente, el de conspiración para blanquear capitales. Acusado por la justicia estadounidense de ser el testaferro de Nicolás Maduro, el empresario podría ser clave para revelar las cuentas secretas del entorno del presidente en el extranjero.

De hecho, Diosdado Cabello reconoció hace días en su programa semanal ‘Con el mazo dando’ que Saab ha operado con cuentas opacas en el exterior: “Fue el encargado de burlar todas las persecuciones del imperialismo contra la patria y fue capaz de traer a Venezuela hasta gasolina, medicinas, alimentos. ¿Que le pagaron? Sí, claro. A cualquiera se le podía pagar”, dijo.

La extradición de Saab coincide además con otros procesos clave para Caracas: la reducción de la condena para Alejandro Andrade, exguardaespaldas de Chávez, que llegó a ser tesorero nacional de Venezuela, por colaborar con la justicia estadounidense; y la suspensión por un defecto de forma del traslado a Estados Unidos de Hugo Carvajal, jefe del espionaje con Chávez y Maduro, que cayó en desgracia en 2019 tras apoyar la autoproclamación presidencial de Juan Guaidó.

A diferencia de Saab, Carvajal no cuenta con ninguna protección del Gobierno de Maduro. Tras huir del país, finalmente fue detenido en España en septiembre de este año a petición de Estados Unidos. Durante el proceso de extradición entregó unos documentos a la Audiencia Nacional donde apunta a una supuesta financiación del Gobierno bolivariano a varios miembros del partido Podemos. Sin embargo, la justicia no podrá contar con la colaboración de Caracas para certificar su veracidad.

“Respetamos los procesos judiciales, pero corresponde a las autoridades judiciales españolas revisar sus procedimientos”, afirmó Plasencia tras recalcar que su Gobierno no interviene ni trata de influir “en ningún proceso judicial o de otro tipo en países extranjeros”. El ministro reiteró que Venezuela ha solicitado también su extradición. “De los asuntos que esté hablando este ciudadano en las instancias judiciales españolas no me corresponde hacer ningún comentario”, agregó.

Para Caracas, la figura clave ahora es el asesor colombiano. “El embajador Alex Saab es un miembro fundamental de la mesa de diálogo que celebramos gracias a la facilitación noruega en Ciudad de México y gracias al apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador”, apuntó Plasencia.

La delegación opositora congrega al llamado G4, la coalición de los cuatro mayores partidos críticos con Maduro, y el ala más dura de la oposición tiene previsto concurrir en noviembre a sus primeras elecciones desde 2017. En esos comicios habrá observadores de Rusia, aunque Plasencia recalcó que también se han enviado invitaciones a la Unión Europea y a la ONU. “Esperamos que sean aceptadas”, subrayó Lavrov.

Venezuela tiene como espejo las recientes elecciones de Nicaragua, en las que Daniel Ortega se ha apuntado un 75% de los votos en unas elecciones tachadas de “farsa” por la oposición y la comunidad internacional tras ser apartados varios partidos opositores por el Consejo Supremo Electoral. Además, siete precandidatos opositores fueron detenidos por el Gobierno sandinista. “Nosotros reconocemos el valor y la contundente defensa del Gobierno de Nicaragua de su proceso democrático y de su sistema electoral”, dijo Plasencia, que consideró estos comicios una victoria sobre Estados Unidos: “Ya habíamos escuchado con anterioridad declaraciones de Washington considerando un fracaso el proceso electoral. ¿Cuándo? ya mucho antes de las elecciones. Es decir, había una posición injerencista anterior”.

Además de la situación interna de Venezuela, los jefes de la diplomacia de ambos países abordaron la colaboración contra la pandemia, donde Plasencia resaltó la ayuda brindada por las vacunas rusas; así como el fortalecimiento de los acuerdos económicos, donde los ministros hicieron hincapié en esta ocasión en el sector del turismo con las nuevas rutas regulares abiertas “desde Moscú, San Petersburgo y otras ciudades a Isla de Margarita”.

Plasencia promovió por otra parte la celebración de un encuentro del recién formado Grupo de Amigos de la Defensa de la Carta de las Naciones Unidas, del que forman parte ambas naciones e Irán, China, Siria y Corea del Norte, entre otros. “Ya somos 19 países, deben ser más”, dijo Plasencia antes de dirigirse a Lavrov: “No me corresponde a mí convocarlo en Moscú, le corresponde a usted, pero ya desde hoy le garantizo el respaldo de Venezuela a una convocatoria de Rusia hacia esta primera reunión del grupo”.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino