El BID, la difícil apuesta del exministro Felipe Larraín

El BID, la difícil apuesta del exministro Felipe Larraín

27/08 - 16:08 - El nombre del extitular de Hacienda fue propuesto a La Moneda por esa cartera como postulante a la presidencia del BID antes de que se cerraran las postulaciones en junio. En el gobierno creen que la postergación de las elecciones en ese organismo abriría las posibilidades para que su nombre se instale como candidato.

“El BID puede contribuir con una potente agenda desarrollada a partir de una estrategia innovadora que permita a América Latina y el Caribe acotar los efectos de la pandemia y reactivarse. Es el trabajo que deberá llevar a cabo quien quiera ser él o la nueva líder de la institución. Posponer la elección algunos meses permitirá a los países miembros escuchar propuestas y ponerse de acuerdo en esta crucial y ambiciosa agenda”.

El párrafo anterior es parte de la columna de opinión que el exministro de Hacienda Felipe Larraín publicó el 14 de agosto en el diario El País de España en la que junto con abogar por la postergación de las elecciones, lamentó que el gobierno de Estados Unidos presentara por primera vez a un candidato a presidirlo, rompiendo así con una tradición y un compromiso explícito del exmandatario de Estados Unidos, Dwight Eisenhower, de que el Banco Interamericano de Desarrollo sería presidido por un latinoamericano.

Quienes han seguido de cerca la polémica elección del BID por la sorpresiva decisión del presidente Donald Trump de postular en junio a Mauricio Claver-Corone como titular de la institución, aseguran que las gestiones de Larraín no son una casualidad.

El nombre del ex ministro, según asegura una fuente de gobierno, fue propuesto por el Ministerio de Hacienda a La Moneda como una eventual carta para competir por la presidencia del banco cuando ya estaban en carrera las candidaturas de la ex presidenta de Corta Rica, Laura Chinchilla y del ex ministro Gustavo Beliz de Argentina.

En ese momento -dice un funcionario de gobierno- el nombre de Larraín circuló en Washington como una posible carta, aunque La Moneda no formalizó la postulación del ex ministro que dejó el gabinete en octubre y hoy es profesor titular de CLAPES UC. Sin embargo, la cruzada internacional por aplazar las elecciones del BID fijadas para el mes de septiembre podrían ubicarlo nuevamente en la lista de postulantes a suceder a Luis Alberto Moreno en la presidencia del organismo.

El interés de Larraín de recalar en el BID es un secreto a voces que reconocen en el Ejecutivo, algunos ex cancilleres y cercanos al ex secretario de Estado. Todos, no obstante, concuerdan en que el gobierno por ahora no se ha pronunciado al respecto, salvo para apoyar que se aplace la elección y que si ese hecho no se concreta no existe ninguna posibilidad. Y es que si la votación es en septiembre, el escenario más probable es que sea electo el candidato de Trump, cuyo país tiene un 30% de las acciones del banco.

“Es un nombre sólido que se propuso en Washington... Puede tener una posibilidad ahora en esta lógica del aplazamiento. Pero hay que ver también si después se reabren las postulaciones . El gobierno está viendo qué pasa primero, aunque a harta gente le parece bien ponerlo”, dicen el Ejecutivo.

Un ex canciller de oposición reafirma que Larraín es visto como un candidato no develado: “Yo he oído mucho el nombre de Felipe Larraín desde el comienzo. Y ha sido muy activo en esto de que haya un acuerdo latinoamericano para un candidato latino, pero nunca ha dicho que sea él. El gobierno tendría que proponerlo. Ya hay gente afuera que dice: ’otra cosa sería si fuera Felipe Larraín el candidato’”.

El ex ministro de Medio Ambiente Marcelo Mena, ex asesor de cambio climático del Banco Mundial, coincide en que si el gobierno se decide, Larraín es una buena carta.

“(Felipe Larraín) conoce a los actores, al jefe del FMI, al presidente del Banco Mundial. No es ningún extraño en las ligas internacionales y ha sido capaz de articular cosas súper interesantes. Yo soy de oposición y claramente el gobierno actual no va a elegir a alguien de oposición, pero creo que él es súper respetado”, plantea.

Cercano a Jeffrey Sachs
Tal como afirma Mena, Larraín es reconocido como una figura local con amplias redes en el exterior. Destaca su cercanía a Jeffrey Sachs, académico de la Universidad de Columbia y uno de los economistas más críticos de la administración de Trump, con quien ha realizado publicaciones y organizado encuentros académicos durante la pandemia.

Después de su paso por Hacienda en la primera administración de Piñera, Larraín recibió ofertas para irse a la Universidad de Harvard, las que no prosperaron.

También es reconocida la cercanía que el ex ministro tiene con el actual presidente del BID, Luis Alberto Moreno. De hecho, cercanos al ex ministro aseguran que habría sido el propio diplomático colombiano quien alentó a Larraín a competir por el sillón del BID.

Por ahora el gobierno está concentrado en conseguir los apoyos suficientes para postergar la elección del BID en septiembre. En eso -dicen en Cancillería- son claves las gestiones que se están haciendo frente a los países de la Unión Europea y frente a Japón, que podrían equilibrar la balanza que hasta ahora está a favor del candidato norteamericano.

“Si se posterga la elección y gana Biden estamos en otro escenario y hay posibilidades para Larraín”, dice otro excanciller.

La Tercera PM intentó contactar sin éxito al exministro Larraín.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino