El acuerdo UE-Mercosur ayudará a ambas partes a superar la crisis, según expertos

El acuerdo UE-Mercosur ayudará a ambas partes a superar la crisis, según expertos

El acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur, pendiente de ratificación, puede contribuir a que ambas partes superen la crisis derivada de la pandemia de covid-19, según varios expertos que intervinieron este jueves en un debate sobre el acuerdo en la comisión de Comercio Internacional de la Eurocámara.

La jefa del departamento del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) para América del Sur, Veronique Lorenzo, explicó que los países de Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) se han visto “muy afectados” tras la crisis del coronavirus, por lo que necesitan el acuerdo, al igual que la UE, para poder recuperarse.

Asimismo, el director de proyectos de investigación en la London School of Economics, Maximiliano Méndez-Parra, a cargo del estudio de impacto del acuerdo UE-Mercosur, coincidió con la directora general adjunta de la patronal europea BusinessEurope, Luisa Santos, en que el acuerdo puede contribuir a la recuperación de la crisis económica.

El embajador de Argentina en la UE, Pablo Grinspun, aseguró que el Mercosur “continua empeñado en finalizar, firmar y ratificar el acuerdo”, y aunque ha habido rechazos en Europa por motivos de protección al medio ambiente, Grinspun subrayó que están a disposición para trabajar junto con la UE en compromisos adicionales en materia medioambiental.

“El acuerdo que alcanzamos es el mejor que pudimos lograr después de 20 años de arduas negociaciones y creemos que se trata de un acuerdo importante que brindará múltiples oportunidades de negocio de uno y otro lado del Atlántico”, expuso.

Méndez-Parra detalló que entre los resultados de sus estudios estiman que el acuerdo generará un aumento en las exportaciones de la UE al Mercosur de un 52 por ciento, y del 10 por ciento en las exportaciones del Mercosur a la UE.

La agricultura es donde el Mercosur tendría un rendimiento mayor, con un aumento de exportaciones de un 23% a la UE, mientras que será en los bienes industriales donde las exportaciones de la UE aumenten un 74%.

Sin embargo, el investigador recalcó que “el acuerdo no va a generar una gran modificación en ningún país ni en ningún sector”, así como tampoco tendría un gran impacto en la agricultura y, por lo tanto, en la deforestación.

Por su parte, el secretario general adjunto de la Confederación Europea de Sindicatos, Per Hilmersson, argumentó que no consideran que este acuerdo respete unas condiciones laborales justas, y se preocupan de que la UE busque negociaciones comerciales con países “que tienen malos antecedentes con respecto de los derechos humanos y la normativa laboral”.

Para la investigadora de la Universidad Erasmus de Róterdam Sophia Paulini los compromisos del acuerdo en materia de gestión de los bosques “son demasiado débiles y hace falta robustez jurídica” y propuso introducir aranceles preferenciales para los bienes que se hayan producido de manera sostenible.

El relator permanente de la comisión del PE para Mercosur, el eurodiputado español Jordi Cañas, respondió ante las críticas al acuerdo que existe “un proteccionismo nacionalista camuflado de medioambientalismo” y hay una lógica de política nacional “que condiciona el interés del conjunto de Europa”.

Además, afirmó que cuando se ratifique este acuerdo “no será el final, será el principios de una relación más estrecha con más colaboración, más confianza y compromiso”.

La UE y el Mercosur firmaron el acuerdo comercial en 2019, pero aún su ratificación se encuentra paralizada porque países como Francia, Bélgica, Países Bajos y Austria piden un refuerzo de las políticas medioambientales.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino