El 5,9 % de la matriz energética argentina procede de fuentes renovables

El 5,9 % de la matriz energética argentina procede de fuentes renovables

En agosto pasado las fuentes renovables contribuyeron con el 5,9% a la producción total de energía en Argentina, un récord nunca alcanzado hasta ahora, informó la página especializada Economía de la Energía.

Las energías renovables representaron, en agosto de 2019, un 5,9% de la oferta total, marcando un nuevo récord de penetración", puntualizó la página especializada.

Fuentes especializadas comentaron a Sputnik que el país sudamericano inaugura dos o tres parques eólicos o solares por mes.

La energía renovable es de momento más cara que otras fuentes de abastecimiento energético, pues requiere fuertes inversiones de capital en momentos en los que la tasa de financiamiento es elevada.

Por otro lado, la generación de energía renovable está todavía en la subida de la curva de aprendizaje que necesita todo proyecto para alcanzar su máximo potencial, por lo que los insumos para emprender cualquier iniciativa de esta naturaleza son todavía costosos en relación a otros emprendimientos.

El país sudamericano tiene las condiciones idóneas para generar energía limpia a través del sol y el viento, pero la producción por medio de estas fuentes depende de qué tan competitiva sea la producción de gas natural.

La mayor generación de energía renovable procede de fuentes eólicas, seguida de las hidroeléctricas y la solar.

La menor demanda de gas que requieren las naves industriales, producto de la recesión que atraviesa Argentina en la actualidad, lleva a que las energías renovables sean menos competitivas con relación a este combustible fósil.

En el marco del Plan Nacional de Energías Renovables (Renovar), el Gobierno ha licitado desde 2016 en tres rondas 147 proyectos con los que se espera generar 4.466 megavatios.

Aparte del 5,9% que aportan a la matriz las energías renovables, el 58,8% de la generación eléctrica proviene de fuentes térmicas; un 27,8% de recursos hidráulicos; y el restante 7,5% procede de fuentes atómicas, según la página Economía de la Energía, que elaboró esta información con datos de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico.

 

Producción de petróleo y gas

El país sudamericano también aumentó la producción total de gas y petróleo en el último año.

La generación de gas aumentó entre julio de 2018 y el mismo mes de 2019 un 3,2%, mientras que la extracción de petróleo creció durante ese período un 5,7%, según un estudio del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi.

El agotamiento de las cuencas locales y la reducción de subsidios por parte del Gobierno llevó a que la producción convencional de petróleo, que representa el 83,3% del total, se redujera un 3,3% en el último año.

También se vio afectada la extracción convencional de gas, que abarca el 59,6% del total de la producción, al reducirse un 8,8%.

Argentina cuenta en la provincia de Neuquén (suroeste) con el yacimiento de Vaca Muerta, la mayor reserva no convencional de gas en el mundo y la cuarta de petróleo.

La caída en el gas convencional se compensó en el último año con un alza del 38,2% en la producción de este combustible no convencional.

La explotación de crudo no convencional, a su vez, subió 55,5%.

De este modo, Argentina dejó de importar petróleo por primera vez en 15 meses.

El Ministerio de Energía indicó este mes que "todavía necesitamos importar gas en invierno, pero ya somos exportadores de petróleo todos los meses del año".

El Ejecutivo se comprometió a que el 20% de la energía eléctrica consumida provenga de fuentes renovables para el año 2025.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino