EE.UU. lidera el ataque a China en la ONU por “el genocidio” de Xinjiang

EE.UU. lidera el ataque a China en la ONU por “el genocidio” de Xinjiang

Los países occidentales acusan al gigante asiático de torturas, trabajos forzados y crímenes contra la humanidad cometidos contra los iugures y otras minorías

“Seguiremos levantándonos y hablando hasta que el gobierno de China detenga sus crímenes contra la humanidad y el genocidio de los uigures y otras minorías en Xinjiang”.

Estas palabras las pronunció este miércoles Linda Thomas-Greenfield, embajadora de Estados Unidos en la Organización de Naciones Unidas (ONU), durante un foro virtual en el que las potencias occidentales han chocado con China por el trato a los musulmanes en Xinjiang. Pekín, encolerizada por la convocatoria y después de hacer campaña para su boicot, participó finalmente para denunciar el uso de esa provincia como “herramienta de ataque político”.

En la sesión, organizada por EE.UU., Reino Unido y Alemania, participaron unos 50 países y se pudieron escuchar testimonios de activistas de derechos humanos, expertos y representantes de organizaciones corno Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional.

Kennety Roth, director ejecutivo de HRW, puso el contexto. Habló de los infructuosos esfuerzos chinos por esconder lo que está ocurriendo y de que los abusos son cada vez más evidentes. Según su versión, más de un millón de musulmanes han sido detenidos para forzarles a renunciar a su cultura y religión.

Remarcó que Pekín dispone de un estado de vigilancia muy intrusivo y un creciente uso de trabajos forzados en industrias como la del algodón. También aludió a una enorme caída en las tasas de nacimientos entre estas minorías, de más del 48%.

“Ya no es posible esconder crímenes de esta magnitud”, sostuvo Roth para pedir que la comunidad internacional reaccione. El primer paso debería ser una investigación independiente en Xinjiang, remarcó.

Su argumento se hizo eco de las denuncias occidentales de que las autoridades de Xinjiang detienen y torturan a esas minorías. Pekín niega las acusaciones y describe esos campos como instalaciones de formación profesional para combatir el extremismo religioso.

Bachelet ya expresó con anterioridad su preocupación por la situación en esa provincia
“Hoy hemos escuchado y vamos a seguir escuchando como los derechos de los uigures y otras minorías étnicas en Xinjang están siendo abusados y violados al extremo”, remarcó Thomas-Greenfield. “Las personas son torturadas, las mujeres forzadas a la esterilización”, reiteró la diplomática estadounidense.

Su colega británica, la embajadora Barbara Woodward, insistió en esa línea al describir Xinjang como uno de “los peores casos de derechos humanos de nuestra época”, con “programas específicos de represión étnica, detenciones arbitrarias masivas y torturas”.

Woodward requirió a China para que de forma inmediata y sin restricciones permita el acceso a ese territorio de Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU en derechos humanos. Bachelet, que no participó en esta conferencia, para enfado de algunos, ya expresó con anterioridad su preocupación por la situación en esa provincia y expresó su voluntad de hacer esa visita si se acordaban las condiciones con Pekín.

China mostró su predisposición, pero aclaró que no permitirá una investigación basada “en mentiras”. El diplomático chino Jiakun Guo replicó en esta reunión de Naciones Unidas que Estados Unidos y algunos de sus aliados “han montado una presunción de culpabilidad y han fabricado supuestas pruebas”, recalcó.

“Piensen en lo que ocurrió en Irak, Siria, Libia. Este truco se ha hecho muchas veces y todo el mundo lo conoce”, proclamó. En esta ocasión calificó las denuncias de genocidio o tortura como la mentira del siglo.

El embajador de Alemania en la ONU, Christoph Heusgen, lamentó que muchos de los países que esponsorizaron la conferencia, entre los que figuran Canadá, Australia, Nueva Zelanda y varios europeos, recibieron “masivas amenazas chinas” para desistir en este intento. Heusgen no aclaró nada más

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino