Ecuador quiere ser el primer país de Sudamérica en expedir visas para nómadas digitales

Ecuador quiere ser el primer país de Sudamérica en expedir visas para nómadas digitales

08:00 - Buscará principalmente captar a los nómadas de Estados Unidos.

Estados Unidos tiene unos siete millones de personas que trabajan de forma remota. Laboran para una empresa, pero no hacen oficina en ellas, sino desde una computadora portátil, desde cualquier lugar. Con esa flexibilidad laboral, muchos aprovechan para conocer otros países.

Ecuador quiere captar una parte de esos nómadas digitales de Estados Unidos y de otros países para tratar de obtener las divisas que dejan cuando llegan a una nación por determinado periodo.

La idea está tomando forma en el Ministerio de Turismo, la Cancillería y la Presidencia. Las entidades trabajan en un plan para que Ecuador pueda entrar a emitir visas para los nómadas digitales.

Niels Olsen, ministro de Turismo, indica que esperan habilitar esta visa en las próximas semanas para que Ecuador sea el primer país de Sudamérica en emitir visas dirigidas a los nómadas digitales.

Para acceder a este tipo de visas, los extranjeros deberán cumplir con una serie de requisitos, pero Olsen afirma que están procurando que estos sean más competitivos frente a otras naciones.

A nivel global hay 18 naciones que ofrecen visas para los nómadas digitales. Esa cifra se estiró tras la pandemia debido a que algunas naciones ven allí una posibilidad de impulsar sus economías. Bermuda, Barbados, Costa Rica, Panamá son países que tienen estos visados.

Panamá, por ejemplo, pide que el solicitante de la visa demuestre tener ingresos de una fuente extranjera de más de $ 3.000 al mes o $ 4.000 al mes por familia, que tenga seguro médico, una declaración jurada de no aceptación de una oferta laboral en el territorio panameño, entre otros.

Los parámetros que exigirá Ecuador se están puliendo, pero a nivel general se pediría que el postulante tenga ingresos equivalentes a tres salarios básicos de Ecuador ($ 1.200).

Además, se solicitará al nómada un certificado de antecedentes penales, seguro de salud, pasaporte vigente, que sea dueño de un negocio o empleado de una empresa domiciliada fuera de Ecuador.

Olsen precisa que los nómadas no podrán trabajar con este visado para una empresa de Ecuador, sino para una firma foránea durante su estadía en el país.

El visado para los nómadas digitales podría durar entre uno y dos años, pues este tipo de personas suelen quedarse un año recorriendo diferentes ciudades dentro de un país y luego prosiguen a otras naciones.

La visa estará abierta para ciudadanos de diferentes países, pero el enfoque estará puesto en el mercado estadounidense, donde los trabajadores de las empresas tienen posibilidades de poder viajar mientras laboran.

Una encuesta global realizada por la consultora estadounidense Gartner reveló que más del 80 % de 127 líderes de compañías estaban dispuestos a permitir el trabajo remoto a tiempo parcial incluso cuando ya sea seguro regresar a la oficina.

Olsen indica que si solo se atrae al 1 % de los nómadas de Estados Unidos se generaría un importante flujo.

“Si vienen 70.000 y solo tienen un gasto conservador de $ 1.000 mensuales estamos hablando de $ 70 millones mensuales. Tiene un potencial enorme atraer a los nómadas”, asevera Olsen.

La visa para los nómadas tendrá un costo de $ 400 y $ 50 el formulario. La idea es que la emisión de estas visas sea de manera digital.

Alfredo Velazco, de la agrupación Usuarios Digitales, sostiene que entre los beneficios que tiene Ecuador es contar con una red de telecomunicaciones bastante extendida y estable, incluso por encima de la media regional.

Además, cree que el uso del dólar puede ser una ventaja para un extranjero. “El país es barato en alimentos y servicios, lastimosamente no en internet, por lo que trabajar más allá de turistear sale competitivo respecto a otros países de la región”, dice. (I)

Las ventajas que ofrece Ecuador desde la perspectiva de un nómada digital

Galo Vargas, emprendedor de la start-ups SaaS indies y fundador de Inkspired, plataforma para publicar historias, es un ecuatoriano que ha experimentado el estilo de vida de un nómada digital. Este ingeniero informático y diseñador digital ha recorrido 71 países. Desde su perspectiva, cree que Ecuador tiene atractivos que pueden ayudar a captar a nómadas digitales de otros países.

Él sostiene que una persona decide ser nómada no necesariamente para ahorrar dinero, sino para que ese mismo dinero que ya utiliza en cosas cotidianas y rutinarias como pagar una renta fija, pagar luz, TV, sea empleado en algo que le aporte un sentido diferente a su estilo de vida fuera de lo que ya vivía antes y en otro sitio.

“Un nómada digital en su naturaleza busca nuevas experiencias, y esto incluye viajar a sitios exóticos, conocer lugares, conocer nuevas personas, salir de la zona de confort, vivir, experimentar y aprender cosas nuevas”, afirma.

De allí que considera que Ecuador representa una opción ideal para un nómada, pues puede cumplir esa premisa de brindar nuevas experiencias y muy variadas con cuatro regiones. Si no se toman en cuenta los precios de los vuelos, que son altos, Vargas indica que es relativamente barato para un extranjero y fácil para movilizarse entre las regiones.

Refiere que el país es una opción más asequible en renta para muchos ciudadanos de países del primer mundo, especialmente frente a las ciudades caras de Estados Unidos.

La ubicación es otra ventaja. “Si eres americano, Ecuador es un país mucho más cómodo para trabajar que cualquier otro porque tiene la misma zona horaria que Nueva York y Miami”, indica.

Tener el dólar como moneda rompe las barreras de entrada al nómada digital americano. El clima es otra ventaja ideal para un nómada que está acostumbrado a climas más extremos (de mucho calor o mucho frío).

En cuestiones de idioma, Vargas considera que sí se debería ser más “amigable” en el inglés para cosas o trámites que un nómada digital puede frecuentar o usar. Así, por ejemplo, que las instrucciones de una tarjeta SIM para el celular estén en inglés.

Ecuador tiene un punto a favor en su gente y la cultura, que es parte de las experiencias que un nómada digital busca. “Sin dejar de lado los peligros que existen en nuestra sociedad, el ecuatoriano promedio es muy amigable y abierto, e intentará ayudar a foráneos de cualquier forma aun cuando haya barreras de comunicación de por medio”, dice.

Vargas cree que se debería hacer un marketing más abierto a nómadas digitales a manera temporal, pues hay quienes piensan que el país es inaccesiblemente caro, sin realmente saberlo. (I)

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino