Coronavirus  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Ecuador acuerda una quita de 1.500 millones de dólares con sus acreedores externos

Ecuador acuerda una quita de 1.500 millones de dólares con sus acreedores externos

El FMI aplaude el principio de acuerdo del país latinoamericano para reestructurar el pago de más de 17.000 millones en bonos hasta 2030

Ecuador consiguió un balón de oxígeno para su asfixiante situación financiera. El Gobierno de Lenín Moreno acordó con un grupo de tenedores de bonos una quita de 1.500 millones de dólares y una reestructuración en plazos e interés de los 17.500 millones de dólares que el país latinoamericano debía pagar de aquí a 2030. Ante las estrecheces de liquidez, se inició este año un proceso de negociación que ha dado sus primeros resultados este lunes con el anuncio de un principio de acuerdo con el grupo de más grandes acreedores internacionales. El Fondo Monetario Internacional aplaudió los acercamientos antes incluso de conocerse los detalles de las nuevas condiciones.

Según el cronograma de pagos previo, Ecuador debía cancelar este año deuda por 2.000 millones de dólares, 1.000 millones en 2021 y otros 2.000 en 2024. Así, hasta completar 17.375 millones de dólares a devolver en los próximos ocho años por bonos emitidos desde la etapa de Gobierno de Rafael Correa, cuando el país volvió a los mercados internacionales.

Ante las dificultades de acceder a nuevas fuentes de financiación, necesarias para pagar deudas y cubrir el abultado déficit fiscal anual, el Ejecutivo planteó un proceso de reestructuración que, según ha publicado este lunes el presidente Moreno, libera al Estado de 16.000 millones de dólares en los próximos 10 años. Además de mejorar el flujo, también hay “logros”, en palabras del ministerio de Finanzas, en tasas de interés, plazos y periodo de gracia. ”El total de la deuda vigente suma hoy 17.375 millones de dólares y bajará a 15.835 millones de dólares”, dijo el titular de Finanzas, Richard Martínez, sobre la quita acordada.

Las tasas de interés, que oscilaban entre el 7,7% y el 10,7 %, bajan a un promedio del 5,3 %, siendo ahora la más alta un 6,9 %. En cuanto al plazo de pago, “se duplicaría, pasando de 6,1 años, en promedio, a 12,7 años, en promedio”, dijo Martínez. ”La reducción del peso asociado a la deuda y del flujo no implica que tengamos más recursos. Por eso, son importantes dos aristas: esta reestructuración y la llegada de más recursos para cerrar la brecha de financiación”, reflexionó el ministro, reconociendo que por esa razón se mantienen conversaciones con China. “Hemos cumplido con una estrategia pragmática, con una estrategia responsable con los intereses sociales del país y que piensa a futuro”, dijo Martínez.

El Fondo Monetario Internacional pactó un plan de rescate con Ecuador en marzo de 2019 por 4.200 millones de dólares, con un calendario de pagos y revisiones que se interrumpió a finales de año por las dificultades del país para cumplir con los términos de la negociación. Ahora, mientras prosiguen las conversaciones para plantear un nuevo acuerdo, el FMI ha reconocido, en un comunicado de su portavoz, Gerry Rice, que la reestructuración de bonos es “oportuna y constructiva”.

Ecuador ya había conseguido un aplazamiento en abril, en medio de la epidemia de COVID-19, del pago de intereses anuales para los bonos de deuda. Esa decisión, muy cuestionada a nivel local por haber cumplido con los acreedores al mismo tiempo que el coronavirus desbordaba los hospitales, fue el inicio del proceso de renegociación que toma forma ahora.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino