Duque condena el "execrable" atentado en Cúcuta y promete "redoblar" las operaciones contra el "terrorismo" en Colombia

Duque condena el "execrable" atentado en Cúcuta y promete "redoblar" las operaciones contra el "terrorismo" en Colombia

El presidente de Colombia, Iván duque, ha condenado el "execrable" atentado con coche bomba perpetrado este martes contra un cuartel militar en la ciudad de Cúcuta (noreste, cerca de la frontera con Venezuela), que se ha saldado con 36 heridos, y ha prometido "redoblar" las "acciones ofensivas" contra el "terrorismo" en el país sudamericano.

"Esperamos que Colombia no solamente rechace este execrable hecho, sino que tengamos claro que el terrorismo es un enemigo de nuestro país y quienes apelan a este tipo de herramientas solamente tienen herramientas de enfrentar toda la contundencia del Estado y de la Justicia", ha manifestado Duque.

Así, ha trasladado el "afecto, aprecio y solidaridad" a Cúcuta y el departamento de Norte de Santander, así como "a los héroes de Colombia, a los soldados y policías que todos los días dan su vida por el país". "Hoy nos unimos en esta voz de respaldo", ha señalado.

"Que quede claro que vamos a ir tras los responsables y todas las acciones de carácter ofensivo contra el terrorismo en nuestro país se van a redoblar y se van a acelerar", ha indicado Duque, quien ha tildado el atentado de "demencial" y ha agregado que "el terrorismo es el arma del cobarde".

El mandatario ha resaltado que las autoridades barajan en estos momentos las hipótesis de la autoría de la disidencia del Frente 33 de la ya extinta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

En este sentido, ha desvelado que el Gobierno ofrece una recompensa de 500 millones de pesos (cerca de 111.500 euros) "para dar con los autores materiales e intelectuales de este acto" y ha anunciado la creación de "un grupo especial de criminalística para hacer toda la investigación y la trazabilidad", unas pesquisas en las que colabora el FBI con "personal especializado".

Duque ha manifestado que "se crea una burbuja especial para la búsqueda rápida de los responsables de este crimen" y ha añadido que se van a "duplicar" los puntos de control en Cúcuta y Norte de Santander, "también en asistencia militar a nuestra Policía para esa tarea".

"Se va a fortalecer y a aumentar rápidamente la red de participación cívica para tener denuncias ciudadanas y pagos de recompensas de información", ha dicho, al tiempo que ha anunciado una restricción, particularmente en Catatumbo", de los 'parrilleros' --nombre que se da a las personas que viajan de acompañantes en motocicletas--.

El presidente ha resaltado que esta última decisión ha sido adoptado "ante fenómenos sicariales o donde se pueda facilitar el desplazamiento de personas que estén participando en actividades criminales o de terrorismo", antes de incidir en que "se va a redoblar el Plan Muralla de control fronterizo en todo el departamento de Norte de Santander, en cooperación integrada de Ejército y Policía".

"Se fortalece también la asistencia militar de patrullaje conjunto en el área metropolitana de la ciudad de Cúcuta y vamos a desplegar capacidad de control de infraestructura crítica en el área metropolitana", ha señalado Duque.

Por último, ha señalado que ha dado instrucciones "muy claras" al ministro de Defensa y la cúpula militar "para que esta misma noche sigamos avanzando a profundidad en el restablecimiento pieza a pieza de toda la información y que el día de mañana (por el miércoles), temprano, estemos brindándole al pueblo colombiano con reconstrucción de los hechos y con la claridad de que vamos a encontrar a los responsables".

El ministro de Defensa, Diego Molano, ha detallado que los hechos se han producido después de que a las 15.05 horas (hora local) ingresase en las instalaciones una furgoneta "suplantando a unos funcionarios públicos". Unos cinco minutos después se ha producido una primera explosión que ha afectado a las instalaciones, y dos minutos después el vehículo ha vuelto a explotar afectando "gravemente" el lugar.

Por su parte, la embajada de Estados Unidos en Bogotá ha confirmado esta información. "Un reducido número de militares estadounidenses se encontraba en la base militar colombiana, en Cúcuta, realizando un entrenamiento con una unidad colombiana, en el momento de la explosión", ha precisado, antes de indicar que no hay informes sobre "heridos graves".

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino