Dos cohetes impactan sobre la base española en Irak

Dos cohetes impactan sobre la base española en Irak

17/03 - 14:20 - La base, a cincuenta kilómetros al sur de Bagdad, alberga a 350 españoles, entre soldados, legionarios y guardia civiles

Estambul - Un par de cohetes han impactado esta mañana en la base militar que agrupa a dos de cada tres efectivos españoles en Irak. Besmaya, a cincuenta kilómetros al sur de Bagdad, alberga a trescientos cincuenta españoles, entre soldados, legionarios y guardias civiles, dentro de la operación de la OTAN de adiestramiento de las fuerzas de seguridad iraquíes. Las instalaciones conocidas como Gran Capitán lindan con las ocupadas por personal militar de Estados Unidos y Reino Unido -y en ocasiones de Canadá, Portugal, Francia, Australia u Holanda- además de personal de mantenimiento de Bangladesh.

Esta es la principal base española en Irak, que mantiene 240 efectivos más en otros tres puntos, como Taji. Allí cuenta con varios helicópteros y ochenta efectivos, que la semana pasada salieron ilesos de un ataque mucho más grave con veinticinco proyectiles, que dejó muertos en el contingente estadounidense y británico. Algo que desencadenó una represalia de los primeros en la que los peor parados fueron el ejército y la policía iraquíes, lo que provocó una airada protesta por parte de Bagdad.

 

EE.UU. culpa a las Brigadas de Hizbulah, alineadas con Teherán, de las hostilidades

EE.UU. culpa a las Brigadas de Hizbulah, alineadas con Teherán, de las hostilidades. Lo cierto es que el asesinato selectivo del general iraní Qasem Soleimaní, coordinador de las milicias chiíes en Irak, en enero pasado, por un dron estadounidense, está haciendo insostenible la continuidad de las tropas extranjeras en Irak. De hecho, el propio parlamento iraquí ha instado su salida.

Aunque el Pentágono se resiste a abandonar Irak, anoche anunció el cierre de tres de sus bases más expuestas, cerca de la frontera siria, ante el permanente hostigamiento.

En lo que respecta a la base Gran Capitán, aunque las paredes de los barracones están protegidas con bloques de hormigón, el tejado es vulnerable a los cohetes. El ataque de esta mañana forma parte de una serie de represalias y contra represalias, entre las tropas de la OTAN y de la operación contra Estado Islámico liderada por Estados Unidos, por un lado, y por otro las milicias chiíes encuadradas en las Unidades de Movilización Popular. Estas últimas, integradas en el ejército iraquí desde hace dos años, por su contribución en la derrota del Estado Islámico, tienen fuertes vínculos con Teherán.

Por otro lado, el impasse político en Irak parece haberse desencallado esta mañana, con el nombramiento por parte del presidente Barham Salih de un nuevo primer ministro, Adnan Zorfi, exgobernador de la ciudad santa chií de Nayaf, en un segundo intento de sustición del interino Adel Abdul Mahdi. Este último dimitió por las protestas callejeras iniciadas en octubre, cuya represión ha provocado cientos de muertos.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino