“Diego no se va a morir nunca”, dice el embajador argentino en Israel

“Diego no se va a morir nunca”, dice el embajador argentino en Israel

El embajador argentino en Israel, Sergio Daniel Urribarri, manifestó su pesar por la desaparición de la estrella del futbol mundial Diego Armando Maradona, y señaló que en la sede de la Embajada en Herzlía Pituaj se ha establecido un memorial para rendirle homenaje al número diez desde Tierra Santa.

“El fallecimiento de nuestro ídolo Diego Armando Maradona es un golpe durísimo”, apuntó Urribarri. “Apenas me enteré, vine bajo la lluvia y puse la bandera a media asta en nuestra Embajada. Hoy abriremos este humilde memorial para que la comunidad argentina y todos aquellos que así lo sientan puedan sumarse a la distancia a la despedida que el pueblo argentino brindará a Diego en la Casa Rosada”.

“¡Diego no se va a morir nunca! El mejor de la historia del futbol mundial, el que más alegrías nos dio, el que nunca se calló… ¡el más correcto de los políticamente incorrectos! ¡Diego vive en nuestro pueblo argentino! ¡Gracias por tanta felicidad! Descansa en paz”, añadió.

VELAN A MARADONA EN LA CASA ROSADA

La capilla ardiente con los restos de Diego Armando Maradona se ha abierto este jueves al público en la Casa Rosada, sede del Gobierno argentino, con la presencia de miles de personas en los alrededores del edificio oficial.

El astro del fútbol falleció este miércoles, a los 60 años, en su residencia de Tigre a consecuencia de un paro cardíaco y sus restos fueron trasladados durante la noche desde su domicilio a la sede gubernamental, en el centro de Buenos Aires.

Tras recibir una despedida de carácter íntimo con sus familiares, amigos, exfutbolistas y algunas autoridades en su residencia, el féretro fue trasladado con una comitiva escoltada por la policía hasta la capital bonaerense.

A ella se unieron cientos de aficionados y admiradores de la estrella del balompié que colapsaron con sus vehículos la autopista de entrada a la capital bonaerense.

Según informan medios locales, en la apertura del velatorio se produjeron algunos tumultos que obligaron a cerrar la sede de la Casa Rosada durante unos minutos, aunque posteriormente pudo ser reabierta.

El féretro en el que reposan los restos de Maradona ha sido envuelto en una camiseta argentina con el mítico número 10 que lucía cuando jugaba.

Las imágenes de televisión también mostraron como algunos aficionados arrojaron al féretro camisetas de otros equipos como el Boca Juniors o la propia selección argentina.

Muchos de los aficionados que se agolpan a las puertas de la Casa Rosada han pasado la noche en las inmediaciones esperando la apertura de las puertas para dar su último adiós al Diez.

Algunas fuentes indican que, dada la cantidad de ciudadanos que han acudido a la capilla ardiente, es probable que no todos puedan entrar, por lo que se han instalado pantallas de video para que el féretro pueda ser visto desde el exterior. Aurora y EFE

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino