Deuda, tributos y recortes, la apuesta del Gobierno

Deuda, tributos y recortes, la apuesta del Gobierno

Con el nuevo paquete de reducción de gastos e impuestos se obtendrán 2.252 millones de dólares. También se recurrirá a nueva deuda por 2.000 millones

El gobierno del presidente Lenín Moreno anunció la noche del martes 10 de marzo las nuevas medidas económicas que apuntan a cambios internos y dejan de lado temas controversiales que ya le fallaron antes a Carondelet. En la lista de alternativas no está, por ejemplo, el incremento del IVA ni la eliminación de subsidios. Claro que esta última es parte de la proyección a corto plazo.

¿Qué sí está en el paquete inmediato? Lo más notorio es el incremento de deuda pública por unos 2.000 millones de dólares. Moreno no mencionó de dónde saldrían los recursos y, una hora más tarde del anuncio presidencial, el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, solo adelantó que los desembolsos comenzarían a llegar a finales de este mes (unos 400 millones de dólares) y que todo tendría una tasa de interés menor al 10 %.

No serán acreedores nuevos. El ministro Martínez precisó que hay casos en los que se recomprará deuda porque los prestamistas ya tienen líneas con Ecuador. China está en el listado de acreedores conocidos.

Fuera de nueva deuda, el Gobierno espera recaudar 2.252 millones de dólares con impuestos y recortes internos. Serán casi 1.400 millones de dólares solo por reducción de inversión pública ($ 535 millones) y de gasto corriente ($ 800 millones).

Dentro de ese ajuste entra la eliminación de la Secretaría de las Juventudes (creada en este régimen), cuatro agencias de regulación, tres institutos, tres empresas públicas, cuatro secretarías técnicas y la Empresa de Medios Públicos.

Ninguna autoridad habló, al menos ayer, de cómo se llevarán a cabo esos cierres y qué sucederá con el personal que labora en esas entidades. Tampoco quedó claro si se fusionarán ministerios como Producción, Turismo, entre otros.

Un rubro fuerte de recaudación irá a las empresas privadas. Moreno anunció, a las 20:00 de ayer, que incrementará en un 0,75 % las retenciones en la fuente del Impuesto a la Renta en las empresas. Citó como ejemplos a la industria de las telecomunicaciones, petroleras y entidades financieras.

¿Cuánto se obtendrá de este incremento de impuesto? Al menos 426 millones de dólares.

No es el único tributo para la ciudadanía. El primer mandatario señaló que los autos avaluados en más de 20.000 dólares pagarán una tasa única del 5 %. Por ese cobro a la población se espera recaudar unos 220 millones de dólares.

Martínez, en la rueda de prensa para aclarar los temas que Moreno dejó sueltos, aseguró que ese pago podría hacerse a plazos para no complicar al propietario del auto. Claro que, adelantó, ese lapso sería corto porque el Estado requiere de los recursos de ese origen.

Esa decisión, aunque fue anunciada, todavía no está en firme. En tributos, el Ejecutivo depende de la aprobación de la Asamblea Nacional, un territorio que ya se ha negado a colaborar con el Gobierno antes.

Esta vez, aseguró Martínez, ya se mantuvieron reuniones para aprobar esta norma e incluso modificar el Código de Finanzas Públicas de manera urgente.

Uno de los temas más ambiguos del paquete de medidas es el aporte que deberán hacer todos los empleados del sector público que no pierdan su empleo por la eliminación de instituciones. Ni el presidente Moreno ni el ministro Martínez explicaron cómo se aplicará la recaudación obligatoria. El ministro solamente precisó que la recaudación por esa vía superará los 226 millones de dólares.

Entre las cosas que Moreno omitió pero que sí fueron mencionadas por Martínez está la confirmación de los problemas de desembolso con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Dijo que la cuarta revisión del programa está suspendida y que la próxima semana se espera tener listo un nuevo cronograma de desembolsos. Asimismo, adelantó que se analiza una nueva línea de crédito que el organismo tiene cuando caen los precios de las materias primas como el petróleo.

Moreno cerró su exposición asegurando que consiguió 60 millones de dólares para atender las necesidades derivadas del coronavirus.

 

  • Subsidios
  • La revisión irá con una empresa privada

 

Los subsidios no desaparecen del radar gubernamental. El ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, precisó que la focalización del beneficio no es parte del paquete de medidas económicas inmediatas, pero sigue en marcha. En 15 días, adelantó en la rueda de prensa posterior a la cadena nacional de Lenín Moreno, estarán listos los pliegos para presentar un proceso de contratación pública para que una empresa privada, fuerte en tecnología, haga un estudio para determinar cómo focalizar los subsidios a los combustibles.

Aunque esa idea ya sonó antes, Martínez dijo que se buscarán alternativas tecnológicas para que la focalización sea real y beneficie a los más necesitados.

Moreno, durante su cadena nacional, dijo que la eliminación de subsidios que planteó en octubre del año pasado, y que terminó con un paro violento de 13 días, habría evitado un impacto tan fuerte en la economía nacional.

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino